domingo, 12 de octubre de 2014

EL GOBIERNO DEL PP PRETENDE SILENCIAR A LOS MEDIOS DISCREPANTES CON LA "VERDAD OFICIAL" SOBRE EL ÉBOLA


¡Que envidia le habría dado a Goebbels nuestra "Ley Mordaza"!

Leo en blogs hermanos de éste y en medios alternativos -puesto que llevo años sin prestar la menor atención a la descarada propaganda que vomitan los informativos de la TV- que el Régimen ha comenzado la persecución de quienes en Internet se atreven a discrepar de la versión oficial de cuanto rodea a la interesada difusión del Ébola en Occidente. Parece que ya ha habido alguna detención bajo la acusación de "difundir bulos" en la Red, y que el telediario nocturno emitido en Tele5 el pasado dia 10 informó a la audiencia de que dicho proceder puede ser penado hasta con dos años de cárcel.

Aún más grave que este intento de amedrentar a quienes ejercemos la libre contra-información es el hecho de que acompañando a dicha amenaza se han emitido imágenes de José Alfonso Hernando ("Valdeandemágico"), Iván Martínez ("Gran Misterio") y JL ("Mundo Desconocido"), señalados así como ejemplo de desinformadores justamente por los mamporreros de las mentiras del gobierno, y equiparados con los desaprensivos que difunden rumores y falsas noticias creando alarma social.

Don´t forget: Big Brother is watching you ... citizen nobody.
Pero, ¿qué alarma social pretenden desactivar quienes justamente necesitan del pánico para dar salida al fabuloso negocio de la vacuna que, cuando la situación empiece a resultar verdaderamente angustiosa, pretenderán colocarnos? La estrategia que se ha puesto en marcha desde el Poder está merididanamente clara: es el mismo marketing del miedo con el que facilitaron el pelotazo del "Tamiflu" cuando la gripe "A" y con el que quisieron obligarnos a la vacunación universal bajo la amenaza de un virus H1N1 cuya mínima morbilidad exageraron hasta el disparate.

Conocemos sus métodos, solo que ellos también han aprendido: su juego fue puesto al descubierto gracias al libre fluyo de información en Inernet, y saben que para volver a colárnosla tienen que silenciar las voces disidentes.

Aquí la verdad no se discute, ¡se impone y punto!
Por eso pretenden desacreditar a quienes, como JL, llevan años exponiendo sus engaños. sacándoles los colores y mostrando el revés de sus maquiavélicas tramas. Necesitan la unanimidad, la inexistencia de cualquier voz crítica, el silencio ovejuno de quienes se dejarían llevar al matadero sin oponer la menor resistencia. Quien pretendan ejercer de Thomas Stockmann ya sabe que le espera la etiqueta de "Enemigo del pueblo" por parte de sicarios a los que el nombre de Henrik Ibsen debe sonarles a esquiador escandinavo.

Por eso es mejor que comprendan que no van a acallar las voces disidentes con amenazas de corte totalitario. Pueden rehuir el debate, pero su tramposa "versión oficial" quedará aún más en evidencia. Y para no dejar este guante de desafío -tan rotundo como los de látex que los trabajadores del  Hospital Carlos III de Madrid arrojaron al infame Mariano Rajoy durante una mediática comparecencia que necesitó (una vez más) de la censura de los medios estatales para ocultar el bochorno- en un mero brindis al sol, cierro esta entrada con datos acerca del brote de Ébola que no podrán verse en los "mass-media" y que desafío a los inquisidores a desmentir.



La cepa de ébola que ha reaparecido con virulencia en el oeste de Africa .y pasado a la U.E. y E.E.U.U. debido a que se ha hecho justo lo contrario de lo que aconsejan los protocolos sanitarios- era originaria de Zaire. Misteriosamente "saltó" 4000 kms., nadie sabe cómo, hasta una zona donde personal militar norteamericano procedente de Fort Detrick (centro de investigación de guerra bacteriológica) llevaba cinco años realizando estudios sobre fiebres hemorrágicas en coordinación con la universidad de Tulane, Sierra Leona. El propio presidente del país solicitó el fin de las investigaciones el 23 de julio, posiblemente alarmado ante lo que empezaba a vislumbrarse ... aunque prefiero no sacar conclusiones "de mi propia cosecha" como sí reconoció hacer el consejero sanitario de la Comunidad de Madrid Javier Rodríguez en su afán por difamar a la auxiliar de enfermería Teresa Romero, y al que nadie ha pedido aún explicaciones por sus bulos.

¿A qué estos medios molan? Porque son del país que ordena
los recortes, y no del que se resigna y obedece.
Por cierto, tampoco se ha hablado de represalias contra medios, como ABC de Sevilla o La Cope que publicaron la noticia de la muerte de la auxiliar infectada. O contra TVE, cuyo "España Directo" del pasado día 9 acompañaba maliciosamente un reportaje sobre el Hospital Carlos III con imágenes tomadas por la agencia Reuters en el hospital Charité de Berlín, donde la lucha contra las enfermedades infecciosas no ha sido víctima -como aquí- de recortes presupuestarios.

Parece que las amenazas fascistas de cierta gentuza van en una sola dirección.

Los medios prostituidos que solo publican las consignas que el Poder ordena seguirán llamándose "medios de información", pero informar es -Orwell dixit- publicar lo que alguien no quiere que publiques.

¡Ahí va mi guante!
Y un puñado de blogueros no estamos por facilitar los lucrativos negocios de un club de estafadores.

Así que ya pueden señalarnos con la mano que no tengan ocupada con el sobre de los sobornos "en negro", porque nos van a seguir teniendo enfrente.

Con rabia, pero sin miedo.

(posesodegerasa)

1 comentario:

  1. Ese es el espíritu.Tampoco se dice nada de esos posibles focos causa de la legionella en Sabadell y Ripollet que han causado 9 muertos desde septiembre con edades entre los 45 y 94 años.Eso no es causa de alarma,ni de investigación,ni de cuarentena,ni de trajes de astronauta,ni de sospechas acerca de si esa bacteria ha mutado o no,ni de que baje el turismo en Barcelona,ni de cierre de fronteras,ni de medicamentos milagrosos,ni de vacunas...para eso ya está el ébola

    ResponderEliminar