jueves, 16 de octubre de 2014

EL MUNDO ANGLOSAJÓN, CAMINO DE LA TIRANÍA



Cada vez está más claro que estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo modelo de dictadura global.

Y parece que los principales países de habla inglesa, como son el Reino Unido, EEUU y Australia, están decididos a liderar el proceso.

Por ejemplo, los conservadores británicos están decididos a imponer la censura en internet para los “extremistas y los terroristas potenciales”

Los tories (los miembros del partido conservador) prometen que, en caso de ganar las próximas elecciones en el Reino Unido, crearán una lista de “personas extremistas”. Las personas incluídas en dicha lista no podrán comentar libremente en las redes sociales: de hecho, para poder publicar mensajes en redes como Twitter o Facebook, sus mensajes deberán ser aprobados previamente por la policía.

El presunto objetivo de estas medidas es luchar contra el terrorismo ... rápidamente nos vienen a la cabeza los terroristas de ISIS y sus brutales decapitaciones, así como sus campañas de reclutamiento de yihadistas vía redes sociales.

Sin embargo, ¿quién va a establecer los límites para la definición de “extremista”?

Una vez establecido el precedente de que la policia censure a alguien en internet por sus creencias u opiniones, ¿dónde va a detenerse el proceso?

¿Se limitará solo a los terroristas islámicos o pronto afectará a otros colectivos?

Un reciente artículo de The Telegraph nos habla de las medidas que se emprenderán al respecto:

“Los extremistas tendrán que obtener la aprobación previa de la policia antes de postear mensajes en Facebook y Twitter".

También se les prohibirá hablar en eventos públicos si representan una amenaza para “el funcionamiento de la democracia”, en virtud de las nuevas “Órdenes de Interrupción del Extremismo”

Llama especialmente la atención el concepto de “amenaza para el funcionamiento de la democracia”

Sin duda, el gobierno español estará ansioso por tener precedentes internacionales de este tipo a los que poder aferrarse para implementar medidas similares contra los más variopintos colectivos contrarios a sus políticas.

Cada uno podrá deducir por sí mismo quienes podrían ser las víctimas potenciales en España de la "defensa de la democracia”.

Sea como sea, parece que los principales países anglosajones han iniciado una carrera desenfrenada hacia el totalitarismo y la tiranía, bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo.

Un ejemplo, anecdótico pero significativo, lo encontramos en un reciente caso acontecido en Estados Unidos: un chico de 16 años de edad, fue expulsado de la escuela y detenido por la policía por escribir un cuento en el que “disparaba con una pistola contra un dinosaurio”

El “agresor”, llamado Alex Stone, estudiante de la Summerville High School en un suburbio de Charleston, debía escribir una redacción en la que se le pedía a los alumnos que escribieran algo breve sobre sí mismos, al estilo de las actualizaciones de estado de Facebook.

El alumno declaró ante los periodistas que se metió en problemas por el simple hecho de ser demasiado imaginativo y mencionar en la redacción la palabra ‘pistola’

Parece que EEUU ha emprendido una carrera imparable hacia la tiranía gubernamental.

La web de investigación “Public Intelligence” se ha hecho eco de un documento publicado por el Ejército de Estados Unidos que detalla los preparativos para “disturbios a gran escala” en el interior de los EEUU durante los cuales las tropas podrían verse obligadas a ofrecer una “respuesta letal” para hacer frente a multitudes de manifestantes incontrolados.

El documento ha aparecido en medio del creciente malestar en Ferguson, Missouri.

El documento, de 132 páginas, se titula “Técnicas del Ejército de los EE.UU., publicación 3-39,33: Disturbios Civiles”, y fue escrito en abril de 2014.

El manual de capacitación esboza escenarios en los cuales, “el malestar social puede variar desde simples protestas no violentas, relacionadas con temas específicos, hasta eventos que deriven en disturbios a gran escala”

Pero aún hay otro país anglosajón que se encamina desbocadamente hacia la tiranía.

Y ese país es Australia:

Una reciente ley aprobada por el senado australiano establece que los agentes de espionaje de la ASIO (Organización de Inteligencia y Seguridad de Australia) pronto tendrán el poder de controlar la totalidad de Internet en Australia con una sola orden, y que los periodistas y los informadores que filtren documentación clasificada podrán enfrentarse a condenas de hasta a 10 años de cárcel.

El primer tramo del paquete de leyes antiterroristas, que eleva enormemente los poderes de los servicios de espionaje interno del ASIO, fue aprobada por el Senado Australiano por 44 votos a favor y 12 en contra.

Cualquier persona, incluyendo periodistas, denunciantes o blogueros, que “imprudentemente” divulguen “información referente a una operación ‘especial’ de inteligencia” podrán ser perseguidos por la ley”.

Cualquier operación podrá ser declarada “especial” y eso otorgará a la ASIO inmunidad penal y civil.

Muchos abogados y académicos ya han expresado el temor de que la agencia utilice esta inmunidad total para abusar de su poder

Como vemos, esos países que tanto se envuelven en la bandera de la democracia y que representan el núcleo duro de la OTAN, estan sentando las bases para una auténtica dictadura.

Y como siempre en las tiranías, la excusa es la lucha contra algún tipo de enemigo “difuso”.

En este caso, el terrorismo islámico o el “extremismo”, en cualquiera de las posibles manifestaciones que decidan otorgarle a dicha expresión.

¿Cuanto tardarán los estados vasallos del “imperio democrático” a apuntarse al carro de esta tiranía?

(Fuente: http://elrobotpescador.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada