miércoles, 25 de noviembre de 2015

PRUEBAS DE QUE TURQUÍA DERRIBÓ EL AVIÓN RUSO SOBRE ESPACIO AÉREO DE SIRIA


El derribo de un SU-24 ruso es, a todas luces, una represalia por el daño que Putin está haciendo a la criminal política del presidente turco, Erdogan, al haber cortado el ilegal suministro de crudo que venía efectuando el ISIS, títere de los intereses de Occidente en Siria. Lo preocupante es cuál será la reacción rusa, toda vez que Turquía se encuentra bajo el paraguas protector de la OTAN. Al igual que con el derribo del A321 sobre el Sinaí, nos encontramos ante una nueva provocación que busca empujar la situación hacia la guerra total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada