sábado, 31 de octubre de 2015

¿CARNE CANCERÍGENA O MANIPULACIÓN ESPECULATIVA?


ÚLTIMA HORA: UN AVIÓN DE PASAJEROS RUSO SE ESTRELLA SOBRE EL SINAÍ



El vuelo 7K9268 operado por la aerolínea rusa Kogalymavia ha caído a tierra poco después de despegar de la turística localidad de Sharm el-Sheij. Iban a bordo 224 personas -todas de nacionalidad rusa- que se dirigían a San Petersburgo. Al parecer el aparato perdió la comunicación con tierra antes de comenzar un descenso que terminó en caída. No se esperan supervivientes.

Aunque las informaciones que van llegando son confusas, no se puede descartar la hipótesis de un derribo intencionado: al fin y al cabo Rusia es el gran obstáculo para los planes expansionistas de Israel a costa de la autonomía palestina y de Siria. Y hemos sabido que los E.E.U.U. han proporcionado recientemente a los terroristas del ISIS misiles antiaéreos. Confiemos en que haya una explicación racional a la caída del aparato -18 años de antigüedad- porque si hay una respuesta rusa la temperatura de Oriente Medio va a llegar al punto de ebullición.

Por supuesto, lamento la pérdida de vidas humanas y deseo que no falten ni el afecto ni la solidaridad a los familiares de las víctimas.

(posesodegerasa)

Autorretrato fotográfico ("selfie") realizado por pasajeros del vuelo siniestrado
justo antes del despegue y difundidas por internautas rusos en la red Twitter
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Actualización 18.55:

La agencia de noticias Al Amaq ha difundido en la Red un video procedente del ISIS en el que se aprecia lo que podría ser el Airbus KGL 9268 explotando en pleno vuelo y cayendo a tierra:



Si bien no parece que los terroristas dispongan de ningún ingenio capaz de derribar un vuelo a 30.000 pies de altura (como indica atinadamente el comentario de OdiseaAzul), otra cosa sería que por alguna razón técnica el Airbus hubiera tenido que descender. Tanto las autoridades rusas como las egipcias parecen no conceder fiabilidad a la oportunista reivindicación, que presenta el supuesto derribo del vuelo ruso como una represalia contra la intervención militar de Putin en Siria.

Por otra parte, hace una semana se informaba de la presentación por parte de la compañía de defensa israelí Rafael Advanced Defense Systems en una feria de armamento en Seul del sistema de defensa antiaéreo israelí denominado "Rayo de Hierro", un potente láser capaz de derribar misiles y drones con una precisión inaudita. Es obvio que un objetivo como un avión comercial es un blanco fácil para un arma de este tipo.

LA ESTAFA DEL EURO: LA VERDAD QUE NOS HAN OCULTADO



Más o menos, a todos se nos ha contado la misma historia sobre los orígenes del euro.

A todos se nos ha dicho que el euro fue creado para proporcionar dos beneficios al conjunto de Europa:

1- Unir políticamente de forma pacífica a Alemania, Francia y otros países europeos, para evitar que se repitieran escenarios como los de la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

2- Crear una macro-zona para competir contra la fuerza económica de los EEUU.

Wolfgang Schauble
Entonces, si este era el origen del Euro, ¿cómo hemos llegado a lo que estamos viendo actualmente? ¿Cómo explicamos la austeridad y la mezquindad que ejemplifica la actitud sombría del Ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, en sus conversaciones con Grecia?

Bien, eso quizás tiene una explicación simple: y es que los alemanes no ven el euro como un concepto idealista y utópico destinado a promover la paz y la prosperidad para todos los países de la UE.

En realidad, Alemania ve el euro como una manera de debilitar la moneda para aumentar las exportaciones.

Ben Bernanke
Ben Bernanke lo señaló es su momento:

“Alemania se ha beneficiado de tener una moneda, el euro, con un valor internacional que es significativamente más débil que el que tendía su propia moneda si Alemania siguiera sola. Por lo tanto, la pertenencia de Alemania a la zona euro ha demostrado ser un gran impulso para las exportaciones alemanas, en relación con lo que serían si mantuvieran su moneda independiente, el marco”

Esa es una de las realidades que caracterizan al euro: está al pleno servicio de los intereses de Alemania.

Por otra parte, hay un aspecto histórico poco conocido sobre el euro; y es que el euro fue realmente creado para propósitos muy diferentes a los de la “búsqueda de la paz en Europa” o “la competencia comercial con los EEUU”.

Robert Mundell
Y es que el padre del Euro es un norteamericano, llamado Robert Mundell.

Mundell no es europeo en lo más mínimo.

Nacido en Canadá, Mundell enseñó en la Universidad de Chicago durante 7 años, y en la Universidad de Columbia, en Nueva York, por más de 40 años.

¿Mundell diseñó el euro para ayudar a Europa?

Bien, según el periodista de investigación Greg Palast, no. No, en absoluto.

Palast, que ha trabajado para los periódicos The Guardian, Independent y la BBC, lo explicó en su libro titulado “Vulture’s Picnic” (el picnic de los buitres):

Greg Palast
¿Quién engendró esta pequeña y bastarda moneda cruel?

Su padre es el profesor Robert Mundell. Mundell es conocido como el Padre de la Euro.

El Euro es a menudo mencionado como un medio para unir emocional y políticamente a los europeos de la posguerra y darle a una Europa unida, el poder económico suficiente como para competir con la economía estadounidense.

Pero ese argumento es una tontería.

El euro fue inventado en Nueva York, en la Universidad de Columbia.

Universidad de Columbia
El Profesor Mundell inventó tanto el euro como la política económica que guió a los gobiernos de Reagan y Thatcher: la conocida como “Supply-Side Economícs” o “Economía de la Oferta”, o como George Bush padre la calificó en su momento: “Voodoo Economics” (Economía Vudú).

La política de “economía vudú” de Reagan y Thatcher y el Euro, en realidad son dos caras de la misma moneda.

Al igual que la Dama de Hierro, y el presidente actor, el Euro es inflexible.

Es decir, una vez que entra en el Euro, una nación no puede combatir la recesión mediante el uso de una política fiscal o monetaria propia.

La "dama de hierro" y el presidente oxidado.
Esa incapacidad provoca que los gobiernos solo dispongan del recurso de la “reducción de los salarios y las restricciones fiscales, recortando trabajos y beneficios gubernamentales”, como única posible opción para afrontar cualquier crisis.

Dicho de otra manera: una vez dentro del Euro, cuando se viven situaciones de crisis, a los gobiernos, solo les queda el recurso de los recortes y las privatizaciones.

Las políticas económicas “vudú” de Mundell, significan que la única forma en que un gobierno puede crear puestos de trabajo es despidiendo a la gente, recortando las ayudas y, sobre todo, reduciendo las reglas y regulaciones que restringen la libertad de maniobra de los grandes negocios y las grandes empresas.

Robert Mandell
Mandell me dijo: “Sin la posibilidad de recurrir a una política fiscal, la única manera en que las naciones pueden mantener los puestos de trabajo, es mediante la reducción competitiva de las reglas y regulaciones impuestas a los negocios” El euro se creó pues, como una camisa de fuerza anti-regulación cuyo objetivo es eliminar grandes cantidades de leyes que limitan a las grandes empresas, terminar con la regulación bancaria y con todos los otros controles gubernamentales.

Es decir, arrebatarle el poder a los gobiernos, que teóricamente representan a sus pueblos y dárselo a las grandes empresas y los grandes bancos.

Sabiendo esto, se puede comprender mejor el por qué de la destrucción de la soberanía de Grecia.

Como Palast señaló en The Guardian:

La idea de que el euro ha “fallado” es peligrosamente ingenua.

El euro está haciendo exactamente lo que su progenitor y las élites ricas del 1% esperaban conseguir.

Realmente, el Euro no trataba de convertir a Europa en una unidad económica poderosa y unificada. Fue creado para extender las políticas de Reagan y Thatcher.

Así es como, cuando surgen las crisis, las naciones económicamente desarmadas tienen poco que hacer; solo pueden eliminar las regulaciones gubernamentales al por mayor, privatizar las industrias estatales en masa, recortar impuestos y destruir por completo el estado de bienestar europeo.

El Euro no tiene defectos.

El bebé de Mundell, ha conseguido todo aquello por lo que fue creado, llegando incluso más allá de los sueños más salvajes de su progenitor.

En otras palabras, el Euro ha sido creado para crear una Doctrina del Shock en Europa, donde los grandes bancos están desnudando a Grecia y a otros países de sus activos públicos; un ejemplo obvio de pillaje y saqueo masivo de sus recursos y riquezas naturales.

Cuando hablamos del profesor Mundell y se su “economía de la oferta”, nos olvidamos mencionar que este modelo económico también es conocido como la “economía de méate en los pobres”.

De hecho, muchos de los principales asesores económicos de Reagan, posteriormente admitieron que la economía de la oferta de Mundell no ayudó precisamente a la economía.

Por otra parte, tal y como Martin Armstrong ha advertido desde hace décadas, permitir que países como Grecia entraran en el Euro sin antes ajustar estructuralmente sus deudas, era una receta para el desastre.

Por ejemplo, cuando el euro dobló su valor hace un par de años, la deuda de Grecia también se duplicó en términos reales. Ahí es cuando realmente Grecia comenzó a deslizarse hacia la crisis.

Así que los países ricos como Alemania, intencionadamente o no, y las otras naciones ricas, sentaron las bases, desde el principio, para la liquidación de los activos en Grecia y de otros estados endeudados.

Y empezaron a sentar las bases para el saqueo masivo y el pillaje indiscriminado por parte de los grandes poderes financieros, los grandes bancos y las grandes multinacionales.

De hecho, Armstrong y Nigel Farage (miembro del Parlamento Europeo y líder del Partido por la Independencia del Reino Unido) dicen:

“El pueblo griego no votó a favor de entrar en el Euro; simplemente, la decisión les fue impuesta por Goldman Sachs y por sus políticos”

(Fuente: http://www.washingtonsblog.com/; visto en MafiaPP$OE)

HIROSHIMA, LA VERDAD MALDITA (3ª parte)



Desde la ofensiva japonesa a Pearl Harbor en la mañana del domingo 7 de diciembre de 1941, el clima de la guerra contra Japón estaba dominado por el profundo odio que las feroces campañas de propaganda habían imbuido al pueblo americanos en contra de los japoneses. El historiador Allan Nevins, ganador del Premio Pulitzer, escribió después de la guerra: “Probablemente en toda nuestra Historia, ningún enemigo haya sido tan detestado como los japoneses”. El almirante William “Bull” Halsey, comandante de las fuerzas del Pacífico Sur, era famoso en este sentido: animaba a sus hombres a matar a los “monos amarillos” y hacer un poco más de “carne de mono”. Eran unos monos duros, pero se podía acabar con ellos. Un artículo de la revista Times afirmaba que “el japonés medio, carente de razón, es ignorante. Pueda que sea humano, aunque nada lo indica”. La embajada británica en Washington informaba que “los americanos veían a los japoneses como una masa indefinida de alimañas”.

Cuando el popular corresponsal de guerra Ernie Pyle fue transferido de Europa al Pacífico en febrero de 1945, observó que “en Europa veíamos a nuestros enemigos, por horribles y mortíferos que fuesen, como a personas, pero aquí no tardé en darme cuenta que se consideraba a los japoneses de la misma forma en que algunos ven a las cucarachas o a los ratones”. Sin duda, parte de este sentimiento puede atribuirse al racismo, pero el rencor americano contra Japón desencadenado desde el ataque a Pearl Harbor se agudiza en las informaciones gubernamentales relativas al sadismo con el que se había tratado a los prisioneros estadounidenses y filipinos durante la Marcha de la Muerte de Bataán dos años atrás. Informes sobre la incalificable crueldad japonesa inundaron los medios: vejaciones, torturas, crucifixiones, castraciones, descuartizamientos, decapitaciones, hombres quemados y enterrados vivos, vivisecciones, prisioneros clavados a los árboles y utilizados para prácticas de los asaltos con bayonetas ...

Pero el fanatismo intolerante de Truman era muy anterior a los informes sobre el salvajismo japonés. Cuando de joven cortejaba a su futura esposa, había escrito: “Creo que un hombre vale tanto como cualquier otro siempre que sea honrado y decente y no sea ni negro ni chino. El tío Will dice que el Señor hizo a un hombre blanco de tierra, y aun hombre negro de barro y luego vomitó lo que quedaba y salió un chino”. Para ser justos, Truman era un producto de su tiempo y de la América Profunda. Su biógrafo Merle Miller escribió: “En privado el señor Truman siempre los llamaba nigers, al menos siempre que yo hablé con él”. "Nigger" es la adulteración de la palabra "negro" por los estadounidenses sureños racistas, quienes la utilizaban de manera despectiva y denigrante, asignándole a la misma todo lo negativo que pensaban de la raza negra, a la que consideraban inferior.

Este racismo se impuso cuando el presidente Roosevelt firmó una orden ejecutiva para evacuar a más cien mil japoneses y americanos de origen japonés de California, Oregón y Washington alegando que representaban una amenaza para la seguridad nacional. Un 70% eran ciudadanos estadounidenses, pero casi nadie defendió sus derechos constitucionales y se les acabó internando en diez campos, a los que se solía aludir en la época como “campos de concentración”, en los que las condiciones de vida eran deplorables: no había agua corriente, instalaciones sanitarias, colegios decentes, barracones con aislamiento ni techos adecuados, trabajaban bajo el ardoroso sol del desierto por una paga minúscula, solo se permitió a los evacuados conservar lo que podían llevar consigo y muchos americanos aprovecharon la ocasión para quedarse con propiedades de sus vecinos por una fracción de su valor real. Según cálculos aproximados, los japoneses perdieron más de cuatrocientos millones de dólares en propiedades personales, que al valor actual supondrían más de cinco mil millones.

La opinión pública norteamericana estaba preparada para tragarse sin rechistar el dantesco espectáculo que se desencadenó sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945. A las 2:45 de aquel maldito día despegaron tres B-29 de la isla de Tinian con rumbo a Japón. El bombardero que iba en cabeza, bautizado como Enola Gay en honor de la madre de su piloto, Paul Tibbets, transportaba la bomba de uranio “Little Boy” destinada a explotar sobre la ciudad de Hiroshima. Seis horas y media después el avión tenía a la vista su objetivo. En la ciudad condenada, inundada por el sol de la mañana, reinaba la calma. Los 300.000 civiles, 43.000 tres mil soldados y 45.000 trabajadores norcoreanos esclavizados estaban comenzando la jornada. El objetivo era un puente cercano al centro de la ciudad. A la hora fijada, la 8:15, el enorme aparato inició la aproximación a 9.500 metros de altitud y a 530 Km/hora.

Apenas arrojó la bomba, el avión giró violentamente para alejarse de la explosión. En el último momento una racha de viento arrastró la bomba hacia el hospital de Shima, situado a un lado del puente. La bomba cayó casi ocho kilómetros hasta hasta una altura de unos seiscientos metros, entonces las dos masas de uranio se unieron para convertirse en energía. El Enola Gay, ya a casi 15.000 km de distancia fue sacudido violentamente por la onda expansiva. La bola de fuego se expandió, engullendo el centro densamente poblado de la ciudad. La ola de intenso calor y la explosión pulverizaron los edificios y carbonizaron hasta los escombros. La bomba destruyó totalmente un área de poco más de dos kilómetros de radio. Hora y media después, a casi 650 km de distancia, la tripulación volvía la vista atrás y todavía podía ver la nube en forma de hongo que se alzaba a más de doce mil metros. En el centro de la explosión, en donde se alcanzaron temperaturas de casi tres mil grados, la gente fue convertida en masas carbonizadas y humeantes, mientras sus órganos internos se desintegraban. Decenas de miles de personas murieron instantáneamente. Se calcula que 140.000 habían muerto al terminar el año y 200.000 en 1950.

En un alarse de ocultación sin apenas precedentes, el Gobierno de Estados Unidos informó oficialmente que en el ataque a Hiroshima habían muerto 3.243 soldados japoneses. Con esta descomunal mentira se inicia la falsificación del que, acaso, sea el acto criminal más grande cometido en la Historia de la Humanidad. Como contrapunto monstruoso, cabe mencionar que cuando tuvo noticia de que la bomba había estallado sobre el blanco previsto, el presidente Truman, a bordo del crucero Augusta, fue de un miembro de la tripulación a otro anunciando la gran noticia como un pregonero de aldea: “Esto es lo más grande que ha ocurrido en la Historia”, dicen que exclamaba alborozado. No creo que sea necesario ningún comentario propio para calificar la calidad moral y la categoría intelectual de semejante individuo.

El presentador Edward R. Murrow en una entrevista televisada realizada en 1958, preguntó a Truman: “Cuando se lanzó la bomba atómica, la guerra estaba a punto de terminar de todos modos, ¿fue esto el resultado de un error de cálculo del potencial japonés, falló acaso nuestra Inteligencia en este caso? Truman respondió: “Se hizo partiendo de la teoría de que nuestras tropas esperaban invadir Japón en muy poco tiempo. Se había calculado que iban a hacer falta un millón y medio de hombres para realizar esa invasión. Con toda probabilidad íbamos a sufrir medio millón de bajas y doscientos cincuenta mil soldados morirían. Teníamos una nueva y poderosa arma, no tuve ningún reparo en utilizarla, porque un arma de guerra es un arma destructiva. Por esa razón ninguno de nosotros quiere la guerra y todos estamos contra la guerra, pero cuando tienes el arma que te haría ganarla sería una estupidez no utilizarla”.

Evidentemente, Truman sabía que mentía. Apenas dos meses antes del ataque nuclear a Hiroshima, exactamente el 18 de junio, el presidente consultó al general de cinco estrellas George Marshall acerca del número de bajas americanas que cabía esperar en el caso de que fuese necesario llegar a la invasión de Japón. El veterano militar le respondió que, según los cálculos realizados, no esperaba más de treinta mil bajas.

El cálculo de bajas de Truman fue aumentando con el paso de los años. En noviembre de 1949 se hablaba ya de 500.000 bajas, que en enero de 1953 habían llegado al millón, entre bajas americanas y japonesas. Casi cincuenta años después, en 1991, el presidente George Bush alabó "la dura y valiente decisión de Truman, que salvó millones de vidas americanas".

Esta misma mañana he vuelto a escuchar la repetición de estas mentiras por boca de los tertulianos que habitualmente comparecen en nuestras emisoras de radio para pontificar acerca de todo lo divino y humano sin ser especialistas en nada de lo que comentan. Una vez más he tenido que constatar mi impotencia y limitarme a desconectar el aparato de radio, como me veo obligado a hacer cada vez que se refieren a los atentados del 11-M y dan por descontada la veracidad de la Versión Oficial.

La macabra ironía es que se permitió a los japoneses mantener a su Emperador, el único obstáculo que había impedido al gobierno japonés firmar la rendición meses antes del bombardeo atómico de Hiroshima, tal como el general Douglas McArthur, Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas en el Pacífico, declaró taxativamente en una entrevista cuando afirmó que el empleo del la bomba atómica había sido completamente innecesario desde el punto de vista militar, para añadir que “los japoneses se habrían rendido en mayo si los Estados Unidos les hubiesen dicho que podrían conservar a su Emperador”.

A pesar de todo lo expuesto, Truman nunca tuvo problemas morales por causa de su decisión. En la entrevista de 1958 anteriormente mencionada, Edward R. Murrow le preguntó cómo pudo mantener el equilibrio o dormir por las noches en los días previos a que se produjese el lanzamiento de la bomba atómica. A lo que Truman respondió: “No tuve ningún problema para dormir. Toda mi vida cuando he tenido que tomar una decisión, la he tomado, después la olvido y me pongo a trabajar en otra cosa”. Murrow también le preguntó si tenía alguna razón para pensar en términos históricos que la bomba de hidrógeno recién fabricada no se utilizaría. Como respuesta, Truman le dijo: “Espero que nunca tenga que usarse, porque espero que mantengamos la paz en el mundo y que no resulte necesario. Pero si el mundo vuelve a sumirse en el caos, se usará. De eso puede estar seguro”.

Causa espanto comprobar que esta filosofía es exactamente coincidente con la expresada por el secretario de Defensa Robert MacNamara, quien en un memorándum destinado al presidente Lynndon Johnson afirmaba su convicción de que la función dirigente que los norteamericanos habían asumido “no podía ejercerse si a alguna nación poderosa y virulenta —sea Alemania, Japón, Rusia o China— se le permite que organice su parte del mundo de acuerdo con una filosofía contraria a la nuestra”. Algo que es fácilmente comprobable en las políticas belicistas mantenidas bajo las etapas de gobierno de los dos últimos presidentes de los Estados Unidos: George Bush y Barak Obama.

Resulta curioso reseñar que incluso el belicoso Churchill manifestó reparos morales cuando visitó a Truman al final de su presidencia. Margaret, la hija del Presidente, describió así la escena: “Todo el mundo estaba de un humor excelente, sobre todo papá. De repente el Mr. Churchill se volvió hacia él y le dijo: “Señor Presidente, espero que tenga la respuesta preparada para que cuando llegue la hora en que usted y yo comparezcamos ante San Pedro y nos diga: Tengo entendido que vosotros dos sois los responsables de lanzar esas bombas atómicas, ¿qué tenéis que decir en vuestra defensa?”

Aunque Truman dejó la Presidencia con unos índices de aceptación tan bajos que solamente George W. Bush se le ha acercado desde entonces, hoy en día se le considera casi un gran presidente al que con frecuencia cubren de alabanzas tanto republicanos como demócratas. La ex-consejera de Seguridad Nacional y Secretaria de Estado, Condolezza Rice, de quién Bush dijo que le había enseñado todo lo que sabía sobre la Unión Soviética, eligió a Truman su “hombre del siglo” para la revista Time. No parecen estar capacitados para darse cuenta de que si matar a personas civiles innecesariamente es un crimen de guerra, jugar con la extinción a la raza humana va mucho más allá de cualquier otro límite.

Hay muchísimas personas que, conocedoras de que una guerra nuclear constituiría un desastre inimaginable para la Humanidad, han llegado a convencerse para su tranquilidad de que semejante catástrofe no ocurrirá jamás. Yo deseo profundamente que estén en lo cierto; pero, si lo están, será porque las grandes potencias poseedoras del arma atómica adopten nuevas normas políticas de comportamiento, porque, mientras subsistan las actuales, existe una posibilidad de guerra nuclear mucho mayor de lo que la opinión pública estaría dispuesta a admitir. Conocer la verdad acerca Hiroshima es indispensable para tomar conciencia del desafío a la razón que constituye la desaforada carrera armamentística y de instalación de nuevas bases de la OTAN emprendida por Estados Unidos en territorio europeo. Pero, sobre cualquier otra consideración, lo menos que la Historia debe a los centenares de miles de víctimas civiles de las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki es saber la verdad de lo que verdaderamente sucedió. Para que semejante barbarie no se repita y para que tanto horror humano no haya sido en vano.

Como escribe Bertrand Russell en su ensayo "La guerra nuclear ante el sentido común": “Una vez que el odio y la destrucción se han hecho universales, la locura se extenderá más allá de sus confines actuales. Espero, aunque con muchas dudas, que aún puedan brillar algunos rayos de sentido común en las mentes de los gobernantes. Pero el aumento de la capacidad destructiva sin la prudencia resulta completamente aterrador, y solo tengo comprensión para aquellas personas a las que lleva hasta la desesperación”.

José Baena
(Fuente: http://elsacodelogro.blogspot.com.es/)

ES HORA DE NO CAMBIAR DE HORA


viernes, 30 de octubre de 2015

SAMSUNG LANZA UN NUEVO TELÉFONO MÓVIL QUE INTEGRA UN CHIP RFDI EN TU CEREBRO



Samsung consiguió la patente para un dispositivo médico implantable que puede leer y transmitir información desde el cerebro. Se trata de un microchip RFID que actuará como un router Wi-Fi en el cuerpo, y que será vendido junto a un nuevo modelo de teléfono móvil de Samsung. La corporación china había solicitado en el 2012 la patente para un dispositivo médico implantable que puede transmitir información médico-fisiológica a un “dispositivo externo”.

La excusa de Samsung y su propaganda. 

Proclamaron que “por fin, una aplicación diría cuando estamos estresados, borrachos o somnolientos”. Pero lanzar un nuevo modelo de teléfono celular que funcionará mediante un chip implantado en la cabeza o brazo del usuario, es un atropello que poco tiene que ver con la salud. Con el nuevo Samsung no habrá necesidad de una pantalla o teclas, la persona con el chip verá una imagen de computadora a través de su retina.

Samsung prevé mucho más que un marcapasos. La aplicación incluye una serie de posibles escenarios con implicaciones que superan la ciencia ficción, como un implante cerebral que realizará un seguimiento de las ondas cerebrales (al tiempo que inserta mensajes subliminales y propaganda sobre Samsung y “otras ideas”), conjuntamente con implantes en la yema del dedo para detección de movimiento.

Incluso se mencionó la utilización del implante cerebral como una herramienta “para controlar directamente el sistema”. Samsung está hablando de un sistema que será controlado mediante el pensamiento. Pero nos cuenta sólo una cara de la moneda: Samsung sabrá lo que el usuario piensa e incluso podría modificar el pensamiento. Como fue previsto por todos los investigadores que denunciaron este avance peligroso sobre la libertad humana, la gente correrá para implantarse un chip en la cabeza.

Hasta hace poco tiempo la teoría del chip implantado era una teoría conspiratoria para los medios “políticamente correctos” o Wikipedia.

Ahora Samsung evidencia que la idea es un plan real.

¡No dejes que te conviertan en un robot!

Además de ser invasivo y violar la máxima privacidad de una persona, un chip lector de pensamientos de Samsung es dañino para la salud, y potencialmente MUY dañino, teniendo en cuenta que un chip de control funcionará acorde a los requerimientos corporativos y bancarios, pudiendo liberar sustancias toxicas en el organismo de personas desobedientes.

Incluso con los vídeo juegos de plataformas 3D ya hay problemas, porque el cerebro intenta comunicar a la persona todo el tiempo que lo que está mirando no es real. Esto induce jaquecas, como mínimo. En las comunidades “gamers” recomiendan tomar pastillas contra el dolor “para seguir jugando”.

Los usuarios del nuevo teléfono de Samsung podrán ver las opciones del dispositivo en el aire, como si fuera una proyección holografica, que en este caso será una “alucinación mecánica” transmitida por el chip. De más está mencionar las complicaciones sobre percepción de la realidad, y los daños médicos cerebrales (en muchos aspectos) que esta tecnología puede inducir. (…)

(Visto en Cazadebunkers.com)

¿QUIÉN FUE WILHELM REICH?



Antes de descartar lo que vas a leer, considera que la FDA (Food & Drug Administration) hizo todo lo que pudo para eliminar del mundo el conocimiento de la energía orgónica porque afirmaba: ¨No existe¨. Si la energía Orgón no existe, entonces no es ninguna amenaza, ¿no? En lugar de ignorar algo que no existe la FDA sentenció al Dr Wilhem Reich a su muerte y empezó una caza de brujas para destruir todos los libros, notas y estudios científicos que contuvieran la palabra ¨Orgón¨durante al menos una década”. Curioso proceder respecto a algo "que no existe".

En los años 30 el Dr. Reich empezó a notar una conexión energética que era común a todo organismo vivo y tuvo la claridad mental de no rechazarlo como una observación sin importancia. El Dr. Reich llamó a esta energía ¨Orgón¨ y trabajó durante décadas para demostrar sus leyes estudiando sus manifestaciones variadas. Su trabajo se extiende 40 años en 6 paises pero al final tuvo que sufrir la indignación de ver el trabajo de toda una vida prohibido en USA y toneladas de sus libros y diarios quemados por la FDA por decreto burocrático. Fué un acto de censura descarado e ignorado hoy en los textos de historia.

Antes de su estudio orgonómico, el Dr Reich se había ganado una gran reputación internacional como científico de integridad. Una vez, después de mostrar la energía Orgon a Albert Einstein, el famoso físico exclamó: ¨Esto sería una bomba para la física¨.

El Dr. Reich pasó sus últimos días en prisión etiquetado falsamente como un charlatán y chantajista por el Gobierno Americano y su sistema médico.

Wilhelm Reich nació en Austria en 1897 como hijo de una agricultor acomodado. Como era común en quellos tiempos, Recih estudió en casa con su madre y mas tarde con diferentes tutores. Despuntó en sus estudios gracias a su inteligencia y también en parte por miedo a el temperamento horrible de su padre que explotaba por algo tan trivial como una respuesta incorrecta en sus estudios.

La familia de Reich era trágicamente disfuncional y a los 13 años de su vida, su madre se envenenó para escapar del temperamento violento de su padre. El padre de Recih murió cuatro años mas tarde de neumonía, solitario e indigente.

Reich llevó la granja con 17 años por un tiempo corto después de la muerte de su padre pero la propiedad fue destruida durante la primera guerra mundial en 1915.

Después de servir en la armada austríaca en el frente italiano, Reich comenzó a atender a clases en la Universidad de Vienna y se graduó como doctor en medicina en 1922.

Mientra estudiaba su doctorado, Reich se convirtió en el ¨protegé¨ del Dr. Sigmund Freud y justo después de su graduación era su asistente clínico en la Clínica Psicoanalítica de Freud donde se convirtió en un pionero del psicoanálisis.

En su Libro “El Análisis del caracter” (1933), el Dr. Reich detallaba las bases biológicas de las neurosis y daba un paso hacia el descubrimiento de la energía cósmica Orgon. Entre 1936-1939, el Dr. Reich hizo experimentos sobre las infecciones aéreas. Mostró que los microorganismos se forman de material inorgánico y en sustáncias orgánicas en decomposición. Probó la procedencia de los gérmenes del aire y demostró lo absurdo de la teoría común de ¨gérmenes del aire¨. Fue durante estos experiementos en 1939 que el Dr Reich descubrió accidentalmente partículas de radiación que luego llamaría Orgón.

Un asistente tomó por error un contenedor equivocado de un esterilizador y calentó la sustancia que contenía hasta la incandescencia. La substancia era tierra de oceano que cultivada e inoculada en un medio de agar y huevo resultaba en un crecimiento amarillo. Mirado a través de una gran magnificación, este crecimiento se veía como vesículas (que llamó Biones SAPA) que brillaban de un azul intenso que crecería y se movería con el tiempo.

Mientras continuaba con sus experiementos con estos ¨Biones¨, notó que si ponía células vivas de cáncer cerca, éstas morían. Fue durante esta época que el Dr Reich sufrió un caso extremo de conjuntivitis y sus ojos eran hipersensibles a la luz. Notó que sus ojos sufría mas al mirar estas vesículas a través del microescópio.

Durante el invierno de 1939, el Dr. Reich también notó como había desarrolado una piel morena debajo de su ropa así que entendió que debía estar expuesto a algún tipo de radiación cosa que le preocupaba bastante. Utilizó un electroescópio de Radio para ensañar con los tubos de cultivo y no dió ninguna reacción. Le llevo varias semanas darse cuenta que esta radiación ( a la que llamó Orgon) estaba presente en todas partes.

Notó que su pelo y ropa emitían una brillantez azul cuando llevaba los Biones SAPA a la oscuridad del sótano y se mantenían mas de dos horas. La habitación estaba llena con un vapor azul-grisáceao que se movía lentamente.

Con el tiempo el Dr. Reich demonstró que la radiación del Orgon era la misma energía que emitía el Sol y que la incandescencia de la tierra del oceano había liberado una vez mas esta energía de su estado material. Los hechos delante suyo le forzaron a esta conclusión pero admitió haber tenido que superar un gran rechazo emocional para aceptarlo.

Experimentos posteriores le enseñaron que los objetos metálicos repelen el todo presente Orgon y el material orgánico lo absorve. Fabricó una caja con capas alternativas de lanas (orgánico) con metal y se dió cuenta que podía acumular una zona de Orgon concentrado. Llamó a estas cajas ¨Acumuladores de Orgon¨ y tuvieron un rol importantisimo en su experiemntación con el Orgon.

Después de 15 años, el Gobierno Americano hizo un intento de borrar la palabra ¨Orgone¨ del vocabulario Inglés prohibiéndo el acumulador y destruyendo todos los libros y notas del Dr Reich.

El Dr. Reich fue capaz de ver las diferentes formas que el Orgon tomaba dentro de su acumulador. Estas eran como una formación de niebla de color azul grisáceo; o puntos luminosos de un azul-violeta profundo; blancos o en forma de rayos rápidos.

El demostró y midió el Orgón con un termómetro, un electroescópio y también con un contador de Geiger.

Lo que sorprendió mas al Dr. Reich fue el hecho de que la existencia o presencia de la energía Orgon se había rechazado y racionalizado a través de discusiones durante mas de 2000 años cada vez que un académico inetentaba describir lo que veía.

Lo que el Dr. Reich descubrió es la energía responsable de la pulsación biológica y orgiástica de la vida en la Tierra (y posiblemente del universo). En lugar de celebrar los descubrimientos del Dr Recih, la comunidad científica (políticamente motivada) respondió con niveles de enfado y mofa que rallaban el odio. En lugar de intentar sus propias investigaciones y aumentar el conocimiento de la energía Orgon por el bien del Ser humano, la comunidad cientifica (políticamente motivada) lideró el linchamiento para destruir cualquier documento en el que se mencionara la palabra Orgon y finalmente destruyeron al Dr. Reich.

Aunque fue un científico prolífico y un investigador meticuloso el Dr. Reich se veía a sí mismo como un pionero en el campo de la Orgonomía (la ciéncia del Orgon) y se comparaba a Cristobal Colón. En su libro, ¨el Éter , Dios y el Demonio¨(1950-51) decía que al igual que Cristobal Colón no había descubierto Nueva York o los recursos de la costa oeste Americana pero solo un trozo de costa desconocida para los Europeos, el solo había descubiertol a energía Orgon de pulsaciones de plasma orgiásticas. Este fenómeno, siendo la conexión energética etérea común a todas las formas de vida, representa un universo de descubrimiento del que el Dr Reich descubrió una ¨pequeña parte de la costa¨.

El Objeto al que la comunidad científica (políticamente motivada) se oponía era el trabajo del Dr. Reich con su Acumulador de Orgon. El acumulador era una caja lo suficientemente grande para que una personas se sentara dentro y estaba construído por capas alternativas de material orgánico e inorgánico. Lo utilizó con éxito para curar a sus pacentes de varias enfermedades. En su libro ¨La Biopatía del Cancer (1948), el Dr. Reich recrea su trabajo cuidadosamente documentado en el tratamiento de varios pacientes con cancer declarados terminales y sin espranza por el estamento médico ortodoxo. Varios de sus pacientes se curaron pero siendo un hombre científico y cuidadoso el Dr Reich tuvo cuidado de no declarar el tratamiento con Orgon como cura del cancer.

Después de una larga campaña de acoso por la FDA sobre el uso médico del orgon que comenzó en los años 40, el Dr Reich murió en la prisión en 1957.

Todos sus libros y notas fueron quemados por decreto federal en 1962 y podrían haber continuado, en menor medida, hasta 1970. El Gobierno de USA había declarado que el Orgon no existía y que esta palabra era la única causa necesaria para calificar un material escrito como merecedor de ser destruído.

Durante el curso de sus varios experimentos con Orgon, el Dr. Reich tocó varios aspectos de la ciéncia. Entre estas se encontraban las disciplinas de la medicina; la física; la cosmología y la meteorología. Descubrió el Orgon atmosférico y notó que la presencia de polución de varios tipos, incluyendo las emisiones electromagnéticas, el Orgon se estancaba y causaba enfermedad y daño ambiental.

El Dr. Reich llamó al Orgon ¨estancado¨ Orgon ¨muerto¨ DOR (deadly Orgon). Los efectos del DOR solían ser sequía y la formación de los desiertos.

Para transformar estos efectos, el Dr. Reich añadió tubos largos a su acumulador de Orgon y los apunataba al cielo para ayudar en el balance del orgon atmosférico y traer lluvias. Llamó a este dispositivo ¨Cloudbuster¨ (Rompenubes).

En un experiemento que empezó en 1954, el Dr. Reich trajó lluvia exitósamente al desierto de Tucson, Arizona. Antes de que la lluvia cayera, el nuevo balance de Orgon había causado que el crecimiento de la hierba en el desierto llegara a 30cm de altura. Este espectáculo verde se extendió entre 60 y 100 km al Este y Norte de la ciudad. requería inmensa destreza manejar un Rompenubes porque absorvía Orgon muerto (DOR) y podía causar probelmas graves de salud para el operador como también a la propia atmósfera.

La habilidad para usar con seguridad un rompenubes murió con el Dr Reich y siguió enterrada medió siglo. La ciéncia, buena o mala, se mueve adelante por su propia inércia, un científico muere y otro recoge sus notas y sigue donde el primero lo dejó. No fue así con la Orgonomía. No fue hasta medio siglo después de que la comunidad científica conderara a muerte al Dr Reich y su trabajo quedara borrado de la historia que una nueva versión mejorada del Rompenubes se desarrollaría.

Don Croft, un bioeléctrico autodidacta desarrolló una versión moderna del Ropmenubes que dice ser segura para el operador como para la atmósfera.

El Dr. Reich tocó varios aspectos de la energía cósmica Orgon pero entendía que correspondería a otra gente desarrollar sus muchos potenciales por su naturaleza. En 1948, un amigo cercano del Dr Reich, A.S. Neill se presentó en el Laboratorio de Orgonon, en el Estado de Maine. Vió un pequeño motor conectado a un Acumulador de Orgon y Reich exclamó con felicidad: ¨ ¡La energía del futuro!¨.

Cuando le preguntaron si había desarrollado más una fuente de energía el Dr Reich dijo que su trabajo era uno de descubrimiento y que correspondería a otros llevarlo hacia resultados.

(Fuente: https://energiaslibres.wordpress.com/)

JOHN PERKINS: CONFESIONES DE UN SICARIO ECONÓMICO


jueves, 29 de octubre de 2015

MIGUEL FERNÁNDEZ MARTÍNEZ: "LO DE SIRIA NO ES UNA GUERRA CIVIL, ES UNA GUERRA DE RAPIÑA DE LA O.T.A.N."



Echando una mirada retrospectiva a lo que he publicado estos últimos meses en el blog, veo que la guerra de Siria es el tema que acapara más entradas. Hay una razón para ello: el castigado país que gobierna Assad es el cortafuegos que ha frenado el rodillo del Imperio, una ficha de dominó que se ha negado obstinadamente a caer y que con ello está retrasando -si no imposibilitando- los planes de derrotar luego a Irán y empujar a Rusia y China a la guerra o al sometimiento. Lo que se juega en esta partida es sencillamente la ruptura o la redefinición del orden geoestratégico mundial. De ahí su extraordinaria importancia. Vuelvo hoy a ello en un momento en que la decidida intervención de Rusia ha equilibrado el escenario al estremo de que 800.000 ciudadanos sirios que habían huido de sus hogares se han atrevido a regresar. Tal vez estemos asistiendo al final de la crisis de los refugiados, una crisis provocada artificialmente para presionar a la U.E. en una estrategia que Putin ha desbaratado.

“No estamos luchando solamente contra los grupos terroristas dentro de Siria, sino también contra grupos terroristas que proceden de todas partes del mundo con el apoyo de los más ricos y los más poderosos países. Turquía, que tiene estrechas relaciones con Occidente, abastece de armas, dinero y voluntarios tanto al Frente Al Nusra como al Estado Islámico (EI). Occidente percibe el terrorismo como un comodín que puede sacarse de la manga periódicamente”, declaró al canal ruso RT el presidente sirio Bashar Al Assad, agregando que la alianza entre Siria, Irán, Iraq, y el movimiento libanés Hezbollá, al que llamó eje de resistencia, “logrará vencer el terrorismo que es una nueva herramienta para subyugar a la región”. Al eje se ha unido decisivamente Rusia.

Estados Unidos bombardea Siria desde septiembre de 2014 sin la anuencia de Damasco y violando leyes internacionales. Ataques que no han significado el fin de los grupos terroristas como el EI, sino su fortalecimiento… hasta ahora. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, causó revuelo al anunciar el envío de ayuda militar a Siria. Desde hace semanas, fuerzas conjuntas de la aviación militar rusa y siria atacan puestos de mando de los terroristas en Palmira, Alepo y Homs.

Miguel Fernández Martínez, periodista cubano de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina se encuentra en Siria como corresponsal. Su análisis de la agresión financiada por Occidente es un acta de acusación contra la coalición internacional que han promovido los halcones norteamericano-sionistas.

- Háblanos del gobierno de Bashar Al Assad. ¿Cómo era la vida en Siria antes de la intervención de EEUU y Europa?

“El presidente Bashar Al Assad se convirtió en el chivo expiatorio que buscaban los grandes círculos de poder internacionales que intentan repetir en Siria lo que han hecho en Afganistán, Iraq, Yemen, Libia y en otros países de la región. Desde mucho antes de iniciarse la crisis en 2011, ya al-Assad estaba en la mira de Washington y sus agencias de inteligencia, llamado a convertirse en víctima de la voracidad imperial por no doblegarse a los edictos de la Casa Blanca.

Desde que el presidente al-Assad llegó al poder después de la muerte de su padre Hafez al-Assad, continuó las políticas panarabistas de unidad regional, que le habían dado mucho protagonismo a Siria dentro del Movimiento de Países No Alineados. Tampoco al-Assad comprometió la economía nacional a los designios del FMI y siguió el ejemplo de su padre, siendo el más importante defensor de la causa palestina para la devolución de los territorios ocupados por Israel y el retorno de los millones de palestinos refugiados a su lugar de origen. Siria, desde siempre, ha sido uno de los peores enemigos de Israel, a quien condena por sus políticas expansionistas y a quien reclama la devolución de las alturas del Golán, ocupadas ilegalmente por el ejército sionista desde 1967. A eso, hay que unir la sólida amistad entre el gobierno de Damasco y la República Islámica de Irán. Les unen históricos lazos de amistad y colaboración.

Bashar Al Assad impulsó la modernización de la sociedad siria, iniciada por su padre en la década de los 70, defendió el concepto de Estado laico, imponiendo la ley del Estado sobre cualquier religión y el derecho de convivencia de una población multiétnica, que forma el núcleo del pueblo sirio. Tampoco permitió la privatización de la industria petrolera ni de las más importantes industrias del país. Por todas estas razones era un objetivo a destruir por parte de las administraciones neocoloniales de EEUU y sus aliados europeos”.

- ¿Qué ocurre actualmente en Siria: es una guerra civil?

“Me niego a aceptar la tesis de que aquí hay una guerra civil. Es tan falso como que el sol sale de noche. Lo que ocurre aquí es una agresión internacional, maquinada por la OTAN, el Departamento de Estado norteamericano y los servicios de inteligencia israelíes, que lograron aglutinar a monarquías del Golfo Pérsico -Arabia Saudita y Qatar-, junto a los gobiernos de Jordania y Turquía, para iniciar el asedio a Siria. Las estrategias para iniciar la crisis fueron claras. Trataron de trasladar a Siria los efectos probados en otros países de lo que se conoció como Primavera Árabe, un engendro desestabilizador que dejó dolorosas consecuencias en todos los países donde fue impuesta. Para esto utilizaron varios métodos, uno fue la manipulación de la conocida Hermandad Musulmana, que ya habían utilizado en Egipto, Libia, Túnez y otros países, tratando de darle un matiz religioso a las protestas, y el otro, las conocidas políticas desestabilizadoras organizadas desde la embajada de EEUU.

Ya no es un secreto que previo a las supuestas manifestaciones populares ocurridas en marzo de 2011 y que dieron inicio al conflicto, el ex embajador norteamericano en Damasco, Robert Ford, viajaba constantemente a varias provincias, reuniéndose con cabecillas opositores y financiando las protestas. En aquellas manifestaciones ‘populares’ había hombres armados que dispararon contra la policía. Generaron caos y violencia, porque todo era un plan bien diseñado para generar la desestabilización y dar paso a los grupos yihadistas, organizados, armados y entrenados por Occidente, que esperaban en las fronteras de Jordania, por el sur; Turquía, por el norte, e Iraq, por el este. Tampoco es un secreto que el autoproclamado Ejército Libre Sirio -del que ya apenas queda rastro-, integrado en su mayoría por desertores del ejército sirio, estaba financiado por París, y que en su proceso de desintegración, la mayoría de sus miembros fueron a parar a las bandas terroristas del Estado Islámico o del Frente al-Nusra, brazo armado de al-Qaeda en Siria.

Otra de las formas empleadas para agredir a Siria es través de la captación o reclutamiento de mercenarios procedentes de más de sesenta países, que vienen instigados por líderes religiosos extremistas que insisten en hacer un llamado a la yihad o guerra santa contra el legítimo gobierno en Siria. En fin, cuatro años después de iniciada esta guerra de rapiña, las fuerzas se han ido concentrando en dos grandes grupos. De un lado, las fuerzas armadas sirias, con un ejército de casi 350 mil hombres sobre las armas, en cooperación con las milicias populares conocidas como Unidades de Defensa Nacional, y del otro, las bandas terroristas que siguen generando caos y terror”.

-¿Cómo surge el ISIS y cómo se introduce en Siria? ¿Qué controlan? Se dice que venden petróleo para financiarse y que cuentan con recursos millonarios …

“El grupo terrorista Estado Islámico, también conocido en árabe como Daesh, surgió hace poco más de un año, y es un desmembramiento del grupo al-Qaeda que operaba en territorio de Iraq. Desde que comenzaron su expansión a territorio sirio, proclamaron la instauración de un califato, cuya capital es la ciudad de Raqqa, a poco más de 500 kilómetros al este de Damasco, ocupada por los extremistas armados.

De las atrocidades del Estado Islámico se habla todos los días. Manipulan la fe religiosa de sus integrantes y seguidores, y hacen una interpretación tergiversada del Corán, imponiendo las leyes de Sharia, y con ellas, un tipo de gobierno tiránico que incluye la imposición de crueles castigos que pueden ir desde el degollamiento, la lapidación, la crucifixión, y otras formas bárbaras de imponer la ley. Detrás hay toda una caterva de traficantes, usureros y delincuentes -en su mayoría de esos mismos países que buscan derrocar a Bashar Al Assad- que son quienes trafican con el petróleo de los pozos en zonas ocupadas, y con las reliquias arqueológicas e históricas que vandalizan por los distintos poblados por donde pasan.

- ¿A quién le interesa que Siria se desintegre?

“Recuerdo que hace muchos años alguien me dijo que los EEUU y las grandes potencias miran hacia el Medio Oriente como ‘un gran lago de petróleo’. Occidente nunca ha mirado con respeto hacia esta zona del mundo. Aquí están presentes las huellas de su paso colonial, del despojo a la cultura milenaria de estos pueblos y el desangramiento a sus importantes reservas de combustible. En el caso de Siria, por negarse a ser un lacayo más de las potencias occidentales, ya estaba ‘condenada’ a ser invadida. Con lo que no contaron fue con la resistencia del pueblo sirio, que ha sido capaz de defenderse más de cuatro años de toda esa campaña y de la agresión terrorista.

- ¿Cuál es la situación humanitaria en Siria?

“Según la ONU, Siria está sufriendo la peor crisis humanitaria que se conozca desde hace 70 años. A consecuencia de esta guerra, más de cuatro millones de sirios han tenido que refugiarse en otros países y los principales países de acogida son El Líbano, Turquía, Jordania, Iraq y Egipto. Cerca de once millones están desplazados dentro del mismo territorio nacional, y las cifras de muertos son espeluznantes. Hasta ahora, y algunos aseguran que son cálculos conservadores, hay más de 240 mil muertos, de ellos, 50 mil miembros del ejército. En algunas zonas hay hambruna y falta los más elementales artículos, agua, electricidad. Es una historia difícil y triste”.

- ¿Qué puedes decirnos de los crímenes contra mujeres, niños y ancianos y de la destrucción de bienes culturales?

“Tienen escandalizaba a la opinión pública internacional. Usan métodos verdaderamente sádicos, como cortar las cabezas de sus enemigos o crucificar a las personas en plazas públicas, o lapidar a las mujeres hasta la muerte. A los homosexuales los lanzan desde las azoteas de los edificios, y castigan a golpes a las mujeres por no llevar el velo o por salir solas a las calles. Los niños es lo que más duele. Cerraron muchas escuelas en las zonas ocupadas, y abrieron colegios donde desde pequeños les enseñan la importancia de suicidarse en aras de conseguir un propósito, o los convierten en ayudantes de los carniceros que ejecutan a las personas. El daño psicológico y social contra esos niños es impresionante”.

Arnaldo Pérez Guerra,
Revista Punto Final
(Entrevista completa en  http://www.librered.net/; visto en Periodismo Alternativo)

HIROSHIMA, LA VERDAD MALDITA (2ª parte)



El universo de mitos y leyendas que nos envuelve es difícil de perforar. Sin embargo la tarea de hacerlo es impostergable y debe ser intentada una y otra vez. Ese empeño, sin embargo, no les compete sólo a los habitantes de la gran nación del Norte: corresponde también al conjunto de los seres que pueblan el Planeta y que serían capaces de entender, si se esforzaran en ver, el oscuro tejido de mentiras, medias mentiras y fabulaciones interesadas que nos envuelven y que encuentran en el lanzamiento de la bomba atómica sobre Hisroshima un hito difícilmente superable. En líneas generales, se pueden distinguir las siguientes líneas de fuerza que motivaron la decisión de usar el arma atómica contra el Imperio japonés:

1º) Estados Unidos había realizado una enorme inversión en el proyecto Manhattan, y no era cuestión de desaprovecharla. Más de dos mil millones, al valor del dólar en 1945, suponía una suma astronómica: era preciso demostrar lo acertado y previsora que había sido la decisión de fabricar las armas atómicas.

2º) La opinión estaba ganada de antemano respecto de cualquier medida que “vengase” Pearl Harbor y exterminase a los “monos amarillos”, según el lenguaje racista que empleaban las películas norteamericanas de la época. Bastará volver a ver, por elegir uno entre innumerables ejemplos, “Objetivo: Birmania”, el film dirigido por Raoul Walsh y protagonizada por Errol Flynn.

3º) Las bombas atómicas constituían una incógnita científica y militar: había que comprobar cómo se comportaban en un escenario real y sobre seres vivos. La de Hiroshima fue de uranio, la de Nagasaki, de plutonio: ¿cuáles eran las diferencias que entrañaba su empleo? Este punto fue un componente no menor en la decisión que se tomó de usarlas en dos ciudades que tenían en común no ser objetivos militares y ser los dos únicos grandes centros habitados de Japón que habían escapado hasta entonces de las devastadoras oleadas de ataques aéreos que habían convertido en escombros las principales ciudades japonesas, lo que muestra la frialdad criminal con que habían sido escogidas como intactos bancos de pruebas para comprobar los efectos de las armas nucleares.

4º) Después de 1914, Japón, que ya desde 1905 ejercía protectorado sobre Corea y tenía intereses en Manchuria, comenzó a rivalizar con las potencias occidentales, sobre todo Gran Bretaña y Estados Unidos, máxime cuando el Tratado de Versalles le dieron el control de las anteriores posesiones alemanas en el Pacífico (Islas Carolinas, Marshall y Marianas), además de importantes posiciones en China (provincia de Shantung). En el período de entreguerras el expansionismo continuó con la voluntad de rescatar a Asia de la hegemonía occidental y liberar al Japón de la asfixia a la que lo condenaban las restricciones de carácter proteccionista impuestas a su comercio y a su emigración. Los poderes económicos y políticos que gobernaban Estados Unidos vieron en la Segunda Guerra Mundial la gran oportunidad para hacer trizas el poderío japonés y extender su influencia al área del Pacífico, gracias a una supremacía militar sin parangón hasta entonces.

5º) Era conveniente poner sobre la mesa de las negociaciones de paz que debían abarcar a Europa y Asia un arma que gravitase sobre ellas. Con la bomba atómica se pretendió amedrentar a la Unión Soviética y domesticar sus demandas, poniéndola a la defensiva respecto del nuevo conflicto que ya se vislumbraba de cara al futuro y que pronto se materializó en la denominada Guerra Fría. Este asunto obsesionaba tanto a algunos mandos militares norteamericanos que, después de acabar la Guerra en Europa, el general George Patton había propuesto integrar los restos las divisiones de las Waffen SS alemanas en el ejército aliado, para contar con tropas muy motivadas para contener a los rusos.

En esta línea, Leslie Groves, el general de brigada al frente del Proyecto Manhattan, admitió que para él Rusia siempre había sido el enemigo: “En ningún momento, desde dos semanas después de hacerme cargo de este proyecto, he creído que nuestro enemigo fuera otro que Rusia y el proyecto se ha hecho partiendo de esa base”. La cosa era tan evidente que hasta el general Curtis LeMay, que había dirigido los bombardeos más salvajes sobre las ciudades alemanas, así como las terribles oleadas de bombardeos sobre las ciudades japonesas, dijo que “hasta sin la bomba atómica y aunque Rusia no hubiera entrado en la guerra, Japón se habría rendido en dos semanas. La bomba atómica no tuvo nada que ver con el fin de la guerra”.

Nada de todo esto figura en la elaboración del mito de la voluntad pacificadora que han intentado hacernos creer respecto a la horripilante carnicería de Hiroshima y Nagasaki. Así, pues, es necesario poner de manifiesto que lo sucedido en el momento en que Estados Unidos alcanzó el rol de primera superpotencia gracias su poderío nuclear, sigue muy presente en la dinámica actual, manifestada en la invención de la Guerra de Irak como el primer eslabón de la nueva política de tensión elaborada por los halcones de Washington (Paul Nitze, Eugene Rostow, Donald Rumsfeld, Paul Wolfowitz y Zbigniew Brzezinski entre otros) desde el Committee on the Present Danger (CPD), que George W. Bush colocó a la cabeza de la Administración estadounidense al comienzo de su primer mandato. Junto a este asalto desestabilizador a las naciones del Oriente Medio, al llegar George W. Bush a la casa Blanca en el año 2000 ya traía en su agenda la creación del think thank, “Proyecto para el nuevo siglo americano”, que publicó el informe titulado: "Reconstruir las defensas de América", redactado bajo la dirección de Dick Cheney, Donald Rumsfeld y Paul Wolfowitz.

Ese documento preconizaba la transformación de los Estados Unidos en el "poder dominante del futuro", no sin advertir que “el proceso de transformación será posiblemente largo de no producirse otro evento catastrófico y catalizador como un nuevo Pearl Harbor.” No hace falta ser un lince para darse cuenta de que ese catalizador buscado vino dado por los “providenciales” atentados del 11 de septiembre al World Trade Center, que si bien han servido para declarar la “guerra contra el terror” como argumento para oficializar el concepto de “guerras preventivas” donde les plazca, no vale para explicar la estrategia adoptada por Washington para empujar a la Rusia de Vladimir Putin, como se hizo en el pasado con la URSS, hacia una carrera armamentística cada vez más costosa para tratar de desgastarla financieramente, acentuando las dificultades económicas internas que afectan a la mayoría de la población, tratando de cercar a Rusia con bases de la OTAN y aislarla cada vez más de las “grandes democracias occidentales”, lo cual explica la peligrosa decisión que impuso Obama a sus vasallos de la OTAN de excluir a Rusia del G-8, así como de imponerle sanciones económicas, que los gobiernos europeos han terminado por aceptar, pese a que suponen un durísimo golpe a sus propios intereses económicos, acentuando las tendencias recesionistas de las economías nacionales europeas.

La cortina de humo que la historia oficial tiende entre la realidad y su falsificación es cada vez más densa. La libre opinión ha sido secuestrada en gran parte del mundo, y en primer lugar en la Estados Unidos, cuyos habitantes siguen viviendo mayoritariamente la idílica situación de seguir creyendo que viven en la nación más democrática del mundo, preocupada tan solo por combatir las fuerzas del mal, que, como es natural, están representadas por todas las naciones que estorban o no se pliegan incondicionalmente a las exigencias del Nuevo Orden Mundial diseñado por los estrategas de Washington.

José Baena
(Fuente: http://elsacodelogro.blogspot.com.es/)