lunes, 31 de octubre de 2016

RUSIA CONTRA E.E.U.U.: UN ENFRENTAMIENTO ENTRE FALSOS OPUESTOS



"Los seres humanos de más amplio intelecto saben que no existe una auténtica distinción entre lo real y lo irreal" (H. P. Lovecraft, La tumba)

Basta con ver durante unos días la programación del canal oficialista ruso de noticias Rusia Today para darse cuenta que éste reproduce uno por uno los valores del Nuevo Orden Mundial de un modo no muy diferente a cómo lo hacen sus supuestos enemigos occidentales: el idioma principal del canal es el inglés; el bienestar material es considerado como la meta fundamental de la existencia humana (ideal zoológico); mayoritariamente son mujeres las que presentan las noticias, entrevistas y reportajes; las ideas feministas y otras ideas posmodernas (los derechos de los animales, el desarrollo sostenible, etc.) son consideradas como dogmas, tanto por estas mujeres como por los hombres que participan; la digitalización de la sociedad es vista como algo deseable y a desarrollar; nunca se cuestionan las fuentes y las versiones oficiales sobre acontecimientos que están acelerando los cambios necesarios para consolidar el Nuevo Orden Mundial: terrorismo, inmigración, cambio climático, enfermedades víricas, disidencias controladas, etc.

También llama la atención el apoyo de muchos presentadores y analistas a la candidata a la presidencia de los Estados Unidos Hillary Clinton; éstos, con la excusa de evitar que el excéntrico magnate Donald Trump gane las próximas elecciones, realizan continuos alegatos en favor de la líder demócrata. Una actitud que, cuanto menos, resulta curiosa, pues es precisamente el partido demócrata quien con su actitud en Siria está a punto de desatar un conflicto bélico abierto entre las dos superpotencias. Esta actitud de tibieza (por no decir de complicidad) del canal gubernamental ruso hacia quienes deberían ser sus más odiados enemigos, constituye una de las mejores pruebas de que el enfrentamiento entre Rusia y Estados Unidos es puro paripé.

Este enfrentamiento, como todo enfrentamiento entre falsos opuestos, es de gran utilidad para conseguir la polarización de las masas (y con ello, de los diferentes Estados), obligándolas a decantarse exclusivamente por uno de los dos bandos en conflicto. Se busca crear tal clima de enconamiento, que no nos quede más remedio que posicionarnos a favor de uno de los dos contendientes, pues la enorme tensión social generada (los medios de uno y otro bando ya empiezan a hablar de riesgo de guerra nuclear), al bloquear nuestra capacidad para el análisis y activar el lado más irracional de nuestro cerebro, nos impide comprender que ambos representan esencialmente lo mismo. De esta manera se consigue integrar mentalmente al conjunto de la población mundial (independientemente de a quien apoyen) en los valores globalistas, que, de un modo u otro, son defendidos por ambos. Un ejemplo de la integración a través del enfrentamiento es el conflicto que durante años se vivió en el País Vasco, y que obligó a la población vasca y del resto de España a tener que elegir entre dos opciones aparentemente distintas: el estatalismo español o el estatalismo vasco (recordemos que ETA era una organización de corte marxista-leninista). Finalmente, todo este falso enfrentamiento terminó, como podemos ver al día de hoy, con la integración definitiva de la disidencia vasca en las instituciones del Estado.

En el fondo, y esto es fundamental para comprender adecuadamente todo este asunto, no debemos olvidar que tanto Rusia como Estados Unidos son herederos de una milenaria tradición judeocristiana y, por lo tanto, en ambos subyace una clara vocación ecuménica, o lo que es lo mismo, globalizadora, por lo que no debería de extrañarnos demasiado que se alíen en la consecución de un objetivo que es común.

De cualquier modo, en mi opinión, esta estrategia va mucho más allá de un plan urdido exclusivamente por Rusia y Estados Unidos, quienes no dejarían de ser simples peones al servicio de un rey (en este caso, de una reina) en toda esta partida de ajedrez geopolítica. En el fondo, todo este enfrentamiento desestabiliza permanentemente a ambos (como lo hizo Vietnam en los 60 ó Afganistán en los 70), impidiendo que ninguno de ellos llegue a convertirse en potencia hegemónica y favoreciendo que otras potencias puedan ejercer, al adoptar un papel más secundario (como árbitros), una enorme influencia sobre uno y otro (y por ende, sobre el resto del mundo) sin demasiado desgaste. Una desestabilización que estaría dirigida básicamente contra el pueblo ruso y estadounidense, no contra sus clases dirigentes, pues éstas, desde hace siglos, tan sólo se limitan a obedecer ordenes. Esta obediencia se debe a que, a pesar del enorme tamaño de ambos Estados, ninguno de ellos controla (a través de las armas o de la cultura) los suficientes territorios geopolíticamente claves como para ejercer chantajes efectivos ("si no haces esto, no te dejo pasar por aquí") que les permitan convertirse en líderes mundiales. Por no hablar de los lazos sanguíneos que, desde hace siglos, unen a los dirigentes de las principales potencias con una raíz común.

Además del adoctrinamiento progresivo en los valores del Nuevo Orden Mundial, el objetivo final de este falso enfrentamiento, que probablemente desembocará en una guerra mundial (que, como ya he dicho en otras ocasiones, no tiene porque ser completamente real), es conseguir condicionar al conjunto de los habitantes del planeta para que acaben aceptando como necesario un único gobierno para todo el mundo, que gestione en exclusiva sus recursos y ponga fin así a las guerras por el control de los mismos. En realidad, no hay una gran diferencia entre esto y la Pax Romana, pues es como si los promotores de todo este tinglado les estuvieran diciendo a los habitantes de los diferentes países del mundo: "sólo dejaremos de guerrear cuando nos hayáis entregado definitivamente vuestra soberanía"; ¡un chantaje en toda regla! Este Gobierno Mundial sólo será la tapadera de una nueva tiranía mundial, pues las principales potencias implicadas en el conflicto, Rusia y Estados Unidos, serán quienes fijen las condiciones de la Paz; y ambas, como ya he dicho, son siervas de un mismo "señor" (Lord), o más bien habría que decir: hijos de una misma (reina) madre. No es casualidad que todos los equipos de fútbol que participan en la Champion Leage, incluidos los rusos, se cuadren marcialmente, antes de cada partido, ante una canción compuesta para la ceremonia de coronación de los reyes y reinas británicos: Zadok the priest (George Frideric Handel).



En cualquier caso, las guerras son un mecanismo de control social demasiado valioso como para desaprovecharlo, por lo que, a pesar de la llegada de un Gobierno Mundial, éstas continuarán produciéndose, aunque sea de un modo totalmente ficticio. Cuando el Gobierno Mundial se haya instaurado de facto, se desatará una falsa guerra interplanetaria que servirá para encauzar las pulsiones sádicas propias del hombre civilizado en defensa del Nuevo Orden.

El que importantes medios de comunicación rusos (o aliados de Rusia) den cabida a opiniones de analistas disidentes, que incluso llegan a revelar todo este proyecto globalista del Nuevo Orden Mundial, tiene como objetivo fagocitar a dichos analistas, integrarlos en toda esta perversa maquinaria, de tal modo que, a pesar de lo subversivo de su información, ésta sólo sirva para "alimentar a la bestia", al reforzar con su activismo la careta de Rusia. El error de estos analistas es el de haberse dejado seducir por este juego de falsas polaridades: buscando una salida fácil, creyeron ver en Rusia un opositor al Gobierno Mundial, cuando en realidad sólo es otro títere más del mismo. Hace tiempo que el mundo fue conquistado en su totalidad; todo lo que sucede a nuestro alrededor sólo son técnicas científicas de gestión social para que la cosa no se les vaya de las manos.

Carlos C.
(Visto en http://conspiracionabierta.blogspot.com.es/)

"THE BRAIN HACK", cortometraje


Una sugestiva ficción: dos estudiantes desarrollan un protocolo para tener visiones místicas. Estudiando las religiones del misterio y el arte sagrado encuentran patrones que se repiten, los cuales unen a conocimientos modernos de neurociencia para desarrollar una tecnología que permita percibir la divinidad. Jugando con estimulación lumínica, geometría sagrada, códigos matemáticos y tecnología óptica, los jóvenes crean un patrón que mimetiza la estructura del cerebro, pero les falta un último ingrediente. Debe de haber un componente emocional para simular a Dios en el cerebro: la producción de neurotransmisores provocados por una situación de estrés, algo como una descarga de DMT endógeno, es la clave final. Cuando se van aproximando a ella, se ven en el punto de mira de una secta fanática.



(Visto en http://pijamasurf.com/)

domingo, 30 de octubre de 2016

PROYECTO "CENTINELA": LA POLICÍA DEL PENSAMIENTO YA ESTÁ AQUÍ




Hay llamadas a que los ciudadanos ejerzan de policías de sí mismos que dan risa (como el aviso en los cines antes de cada proyección en que se pide a los espectadores que permanezcan atentos a si alguien está grabando la película y lo señalen ante el personal de la sala) y otras que maldita la gracia que tienen.

Al estilo de los chivatos de la Stasi de Alemania del Este, la policía sionista del pensamiento -unos autodenominados Hijos de la Luz (¿Luz-Lucifer?)- pretende convertir en colaboradores a los usuarios de la Red que se presten a ejercer la delación -anónima- de páginas web, portales y blogs que critiquen al judaísmo, a Israel y su política o a cualquier manifestación de lo que ellos consideran "judeofobia", incluído el informar sobre el conflicto palestino-israelí al margen de sus directrices.

¿Quiénes diseñaron el actual estado de Irael?
Ahí va una "pequeña" pista.
Estamos ante un intento de censura de la Red por parte de quienes pretenden consagrar una visión unilateral de la historia pasada o presente que excluye el debate, la disidencia o la libre investigación, una "caza de brujas" promovida desde la sombra por quienes se hacen pasar por víctimas pero en realidad ejercen la más absoluta represión de las opiniones ajenas desde posiciones de poder como es la maquinaria propagandística de Hollywood, los medios financiados por la familia Rothschild, Google (creada por los judíos ashkenazíes Larry Page y Sergey Brin), Facebook (red social financiada por la CIA), YouTube (cuya CEO es la ashkenazi Susan Wojcicki), etc., etc.

Pero no es solo cuestión del abyecto cinismo que supone recurrir a ligas Anti-difamación o usar de escudo al pueblo judío cuando los sionistas se ven criticados, es que, sencillamente, algunos de los mayores psicópatas de la actualidad se amparan en la identidad judía como coartada para sus atropellos, haciendo objeto del odio que suscitan a una amplia comunidad étnica y cultural que les sirve de camuflaje. Sencillamente, estos manipuladores son pocos (aunque extremadamente poderosos), no son un pueblo y, de hecho, ni siquiera están vinculados al pueblo hebreo de la Biblia, puesto que son jázaros de origen europeo convertidos al judaísmo en los siglos VII y VIII, algo que se guardan bien de reconocer (puesto que les delata como falsos judíos) y que merece ser analizado en una futura entrada del blog.


Es evidente que una iniciativa tan repugnante como la del Proyecto "Centinela" viola derechos morales, probablemente reconocidos jurídicamente a través de leyes como la de protección de datos, así que los que ponemos nuestro tiempo y energías en informar de lo que no interesa a los poderosos y de abrir debates que se escamotean a la sociedad civil solo podemos aspirar a que se nos etiquete dentro del nivel más alto posible del "antisemitismo" que el Sanedrín formado por tres comisarios políticos maneja. Para que estos personajillos dignos de una pesadilla de Orwell no soslayen la defensa de la libertad de expresión de la que siempre ha hecho gala este blog, y dejar clara la denuncia del expansionismo del "apartheid" israelí, les dejo un recordatorio de cómo el gobierno de esa nación ha venido desposeyendo de su territorio a la población autóctona de Palestina.

¿Qué nivel de "antisemitismo" me he ganado?


(posesodegerasa)

MÁS "ERRORES" DE E.E.U.U. EN FAVOR DEL I.S.I.S.



La ambigüedad de la administración Obama en su relación con el yihadismo sunnita ya ha sido objeto de numerosos análisis en este blog. De hecho, hablar de ambigüedad es irnos a una fase préterita de la geopolítica estadounidense, en la medida en que numerosas -y escandalosas- declaraciones de poderosos personajes han ido mostrando cómo grupos terroristas de diverso pelaje están haciendo el trabajo sucio que las tropas estadounidenses no podrían asumir sin verse objeto del escrutinio de organizaciones pro-derechos humanos, tribunales internacionales y de la opinión pública. Dichas declaraciones van desde el asumir que Al Qaeda funge como aliado de U.S.A. en según qué escenarios hasta la desvergüenza de la candidata Hillary Clinton al reconocer que el ISIS se benefició del presupuesto asignado a unos supuestos "rebeldes moderados" que, considerados ellos, perpetraban moderadas ejecuciones en masa, uso moderado de armas químicas contra la población civil y moderadísimos crímenes contra la humanidad al trabajar por el objetivo común de derrocar a un Bashar Al-Ashad mayoritariamente respaldado por el pueblo sirio.

El hecho es que la "cruzada contra el terrorismo" iniciada por el nefasto -a la para que ilegítimo- George W. Bush ha sido la excusa perfecta para la injerencia en un país soberano que se resiste a seguir el camino de Libia, Afganistán, Iraq y otros países arrasados en las campañas neocoloniales que el Premio Nobel de la Paz Barak Obama ha corregido y aumentado.

Y aquí es donde conviene advertir que el que juega con fuego puede no quemarse a sí mismo, sino prender a quien esté cerca. El concepto de "fuego amigo" ha sido popularizado por tanto por los "mass media" que buscan hacer digerible la barbarie a la que asistimos como por esa maquinaria de propaganda que haría las delicias del mismísimo Goebbels que es Hollywood. Tanto es así que los amigos con armas a veces son más peligrosos que los enemigos. O resultan ser enemigos camuflados.

Teóricamente los E.E.U.U. están en Siria combatiendo al terrorismo del Estado Islámico. Lo singular es que éste combate a su vez al presidente Assad, y ya se sabe que los enemigos de los propios enemigos suelen ser considerados amigos. Desde luego, en este caso así ha sido, habida cuenta de la cantidad de "errores" con que los E.E.U.U. han acabado favoreciendo al ISIS, que van desde los suministros a otros grupos que acaban cayendo cual maná en manos de los yihadistas hasta los ataques directos contra las tropas sirias que defienden su territorio de esta caterva de bárbaros fanatizados.

El pasado diciembre, Damasco acusó a EEUU de bombardear un campamento de sus tropas al este del país, ataque del que los norteamericanos culparon a la aviación rusa. En septiembre, no obstante, admitieron el "error" de haber atacado posiciones del ejército sirio en Deir Ezzor, matando a 62 soldados fieles a Assad y aliviando la presión sobre las posiciones del ISIS, que aprovecharon para contraatacar exitósamente. Y estos "errores" no solo se producen en el teatro de operaciones sirio.

Anteayer se repetía la historia al bombardear los cazas de la coalición una de las posiciones de la División 16 del Ejército de Irak al norte de Mosul, “un error de cálculo y reconocimiento” que aporta un balón de oxígeno a los terroristas atricherados en la provincia iraquí de Nínive. Lo singular es que dicho ataque es prácticamente el único realizado por la aviación occidental, que pese, al compromiso norteamericano de apoyar a las tropas iraquíes y a las milicias de Hashid al Shaabi en su intento por expulsar al ISIS de la ciudad de Mosul, ha optado por "remolonear", exasperando al ejército iraquí y a las milicias kurdas.

El portavoz del Hashid al Shaabi, Karim al Nuri, ha declarado al respecto: “Estamos siendo testigos de grandes retrasos y de la negativa de EEUU a atacar las bases militares y las concentraciones de terroristas del EI”.

Siempre habrá quien atribuya tanto despropósito a la casualidad y pretenda salvar la noble intención del "amigo americano". Pero son ya tantas las ocasiones en que los "errores" de E.E.U.U. favorecen a los terroristas del ISIS que los malpensados tenemos argumentos de sobra para pensar que son intencionados.

(posesodegerasa)

sábado, 29 de octubre de 2016

EL PROYECTO H.A.A.R.P. Y SU EFECTO SOBRE LA POBLACIÓN


Todo cuanto vamos deduciendo de la aplicación de la geoingenieria y el uso que se esta realizando de ella (sobre todo mediante instalaciones como el HAARP y la Ionosfera, además de los Chemtrails) queda bastante claramente explicado en este video de "Tiempo para la Verdad":

MUGIDOS DE MUERTE SOBRE LA ARENA



El 22 de agosto de 2015, José Sepúlveda, un técnico de sonido de televisión que muchas veces trabajó en las retransmisiones taurinas, compartió un comentario en Facebook sobre lo que puede oírse en el ruedo durante una corrida de toros, unos sonidos que no llegan a los tendidos ni se oyen a través de la televisión.

Este es el texto íntegro:

“En mi caso, que me ha tocado llevar el sonido en alguna retransmisión, siempre he comentado que, si en lugar de la mezcla de sonido de la banda de música, aplausos, bravos, olessss y demás… el sonido fuera el que capta el Sennheiser 816 (micrófono que capta a gran distancia y buena calidad) a pie de ruedo, donde se escucha perfectamente el sonido de la banderillas al entrar en la piel, los mugidos de dolor que da el animal a cada tortura a la que se somete … y además lo acompañáramos de primeros planos de las heridas que lleva, de los coágulos como la palma de una mano, de la sangre que le brota acompasada al latir del corazón o la mirada que pone el animal antes de que le den la estocada final, creo que el 90% apagaría el televisor al presenciar semejante carnicería a ritmo de pasodoble.

Yo, personalmente pedí el dejar de hacer ese tipo de trabajo, precisamente un día que en Castellón me tocó estar en el callejón y me cabreé mucho al escuchar a un toro, al cual el torero falló cuatro veces con el estoque y harto de escuchar al pobre animal me quité los auriculares… No tuve bastante, que mientras agonizaba, escupía, se ahogaba en su sangre, se vino a morir justo pegado a mí, apoyado sobre las maderas mientras daba espasmos y su mirada ensangrentada y con lágrimas, sí lágrimas, sean o no sean de dolor, se cruzó con la mía y no nos la perdimos hasta que un inútil al que le dije de todo… falló dos veces con el descabello.

Ahí acabó mi temporada torera de por vida.

Son sentimientos personales y lo mas probable es que a un amante de ‘la fiesta’ le parezca ridículo, pero para mí, más ridículo es cuando después de semejante carnicería, giras la vista al público y los ves allí aplaudiendo, comiendo su bocata sin inmutarse, ni habiendo visto y oído lo que yo”.

José Sepúlveda
(Visto en https://www.facebook.com/)

viernes, 28 de octubre de 2016

CAPTAGÓN, LA DROGA FABRICADA POR LA O.T.A.N. QUE MOTIVA A LOS YIHADISTAS



Mientras la prensa de Occidente y de las monarquías del Golfo sugieren que los yihadistas se inspiran fundamentalmente en la lectura del Corán, en Siria los hechos demuestran que lo que les motiva es el consumo de Captagón, del que el ejército sirio se ha incautado de varios alijos.

El Captagón (fenetilina) es una anfetamina que provoca un estado de euforia e insensibilidad al dolor. Mezclado con otras drogas, como el hachís, el Captagón forma parte de la ración alimenticia básica de los yihadistas, quienes se vuelven así insensibles a su propio sufrimiento y al que causan a los demás. Su uso los vuelve capaces de enfrentar las peores privaciones y de cometer las peores atrocidades.

Fabricado en 2011 por la OTAN en un laboratorio situado en Bulgaria, el Captagón se produce actualmente en todo el Medio Oriente, incluso en territorio sirio. El año pasado un príncipe de la casa real de Arabia Saudita se vió implicado en la incautación de dos toneladas de Captagon a bordo de su avión privado.

Contrariamente a una idea muy extendida, la motivación fundamental de los yihadistas no es de índole religiosa sino la búsqueda de placeres inmediatos, algo acorde con el hecho de que sus principales fuentes de reclutamiento suelen ser la delincuencia de poca monta y las cárceles.

(Fuente: https://es.sott.net/)

LO QUE SE OCULTÓ DEL ATENTADO A LAS TORRES GEMELAS



¿Por qué se ocultó la verdadera información acerca del atentado a las Torres Gemelas?. Las investigaciones nos llevan a colegir que tremendo hecho no solo fue ocasionado por el choque de los aviones, hay mucho más que eso que muchos desconocen, lo que provocó la muerte de miles de personas que no será olvidado en todo el mundo.



Luego de un tiempo empezaron a surgir muchas hipótesis de lo que había ocurrido en realidad ante tremendo atentado, se hizo investigaciones de todos los diferentes ángulos incluso de la manera de cómo habían colapsado las infraestructuras, que no quedaba muy claro.

Se hicieron estudios, análisis tomando en cuenta incluso testimonios de los familiares y víctimas que sobrevivieron ante fatal hecho y muchos afirman haber podido evitar muchas muertes ya que hubo indicios de que algo malo estaba ocurriendo antes del choque de los aviones. Aunque la información oficial enfatiza que el colapso total fue por el choque de los aviones.

Las investigaciones determinaron que dichos colapsos podrían haber sido ocasionados por explosivos más no por los choques de los aviones. Eso significa que en los diferentes pisos de las torres estaban ya situados previamente explosivos para demolición que es lo más lógico, Hay muchas cosas que aparentemente no se dijeron o no están claras aun.

Las incongruencias con la declaración oficial se puede notar en los siguientes puntos:

1. La forma en que cayeron los edificios, directo hacia abajo y en forma muy ordenada hace suponer que fue una demolición controlada. No hay edificios en el mundo, con estructura de acero que se hayan derrumbado a consecuencia de las llamas.

2. El pentágono sólo sufrió un hoyo de tres metros de diámetro por el choque de un avión Boeing 757.

3. El pasaporte del joven de arabia saudita, supuestamente implicado en el secuestro de los aviones, apareció muy lejos de las torres gemelas sin rastros de haber sufrido una explosión.

4. No obstante de que un bombero aseguró que habían encontrado tres de las 4 cajas negras, la versión oficial indica que esas cajas nunca fueron encontradas.

5. Sibil Edmons, que fue contratada como traductora en lenguas de oriente, asegura que había documentos desde el mes de abril, en los que indicaban que habría un atentado contra las torres gemelas, pero por la forma de escribir, ella sostiene que no fueron redactados por árabes, motivo por el que la despidieron.

6. Se dieron movimientos extraños en la bolsa, sobre todo por parte de las compañías aéreas que estuvieron involucradas en el supuesto atentado.

7. Demolición controlada y ordenada del edificio 7 que estaba tan alejado que no amerita que haya sufrido daños suficientes para que se derrumbara.

8. El investigador y periodistaWilliam Cooper, quien vaticinó el hecho de que iba a haber un atentado contra las torres gemelas por obra del gobierno pero que culparían a Osama Bin Laden, fue abatido a tiros por la policía.

9. El científico Steven Jons, encontró restos de termita TH3, que se usa en demoliciones controladas para fundir el acero y para que no se incline el edificio al caer, encontrando además un lago de acero fundido en el sótano de las torres.

10. Larry Silverstein alquiló las torres gemelas sabiendo que existía el problema de que había amianto en la estructura de las torres, sustancia cancerígena que eliminarla costaría más que derrumbar y construir de nuevo las torres. Sospechosamente también, él aseguró las torres, contra ataques terroristas y colisiones de aviones, por 3,500 millones de dólares, un mes antes del atentado.

Estos son los hechos. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

(Fuente: http://puedovivirmas.info/)

jueves, 27 de octubre de 2016

¿CONSPIRANOICOS? ... ¡NO!, LIBREPENSADORES



Hasta hace no mucho tiempo, parecía haber dos tipos de noticias claramente definidas:

- Las que podíamos leer en los medios de comunicación de masas y que llegaban hasta nosotros, porque esas siempre nos encuentran.

- Y las que había que buscar en medios alternativos (como éste que ahora lees, por ejemplo) porque no convenían al Sistema o no correspondían con la “versión oficial” de los hechos.

A los que llevamos años pensando de manera diferente, buscando el otro lado de la actualidad y no creyéndonos lo que los medios de comunicación tradicionales nos venden, nos llamaban “conspiranoicos”.

Nos hemos caracterizado siempre por no tragarnos la Historia tal y como nos la han enseñado en la escuela, ni los acontecimientos tal y como los vemos en los noticieros de Televisión, Radio o Prensa. 

Pero, es curioso, de un tiempo a esta parte, TODO lo que llevamos años sospechando y diciendo a quienes querían oírnos, ahora empieza a saltar a los medios de comunicación de masas. Ya no se nos puede llamar conspiranoicos, porque resulta que teníamos razón.

Veréis, a continuación os dejo unos cuantos enlaces a periódicos nacionales españoles, agencias de noticias europeas o medios tradicionales y mayoritarios, que recogen lo que desde hace años sabemos quienes opinábamos y pensábamos de manera libre y no alienada.

¿Recordáis cuántas veces hemos dicho que hay un gobierno en la sombra, que las élites se benefician de una justicia propia y secreta, o que hay órganos de poder ocultos que manejan países y soberanías completas?. Bueno, pues eso que tantas veces se ha negado o se ha ridiculizado como idea absurda, ahora ya está comprobado y se publica abiertamente en medios de primer nivel, como demuestra el siguiente enlace:

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-08-30/el-universo-legal-paralelo-isds-la-justicia-secreta-que-regula-el-mundo_1252430/ 

¿Y qué decir de cuanto habíamos investigado sobre señales extraterrestres recibidas desde hace décadas en los radiotelescopios del Proyecto SETI?. Eso que tanto se ha ridiculizado también como “conspiranoia”, “carente de sentido”, “sin respaldo científico” etc, etc… Ahora ya está en los medios convencionales. Este enlace es de ayer mismo (nota del "blogger": este artículo fue publicado el 31 de agosto):

http://computerhoy.com/noticias/life/astronomos-del-seti-detectan-senal-radio-95-anos-luz-50232 

Aunque mi favorito es, sin duda, eso que llevamos más de un lustro advirtiendo o comentando en foros y medios alternativos: Que los gobiernos de occidente saben “algo” ante lo que se vienen preparando desde hace mucho tiempo en secreto. Siempre se nos ha criticado con las mismas frases: “no hay pruebas de tales movimientos”, “los gobiernos no ocultan nada”, “si los países desarrollados estuvieran desarrollando planes de contingencia, se sabría”…

Bien,pues ya se sabe. Esta misma semana (veáse nota final tres párrafos más arriba), Alemania a instado a sus ciudadanos a estar preparados y recopilar alimentos y agua para diez días o más en sus casas, ante posibles emergencias o catástrofes. Al tiempo que ha anulado el anterior protocolo de protección civil (que llevaba vigente desde la Segunda Guerra Mundial) y lo ha sustituido por una nueva política nacional frente a emergencias. Aquí el enlace a la noticia de esta misma semana que ha dejado a todo el continente sorprendido:

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/08/24/actualidad/1472055175_275813.html?id_externo_rsoc=FB_CC 

De manera que yo digo: LOS “CONSPIRANOICOS” DE HOY SON LOS HISTORIADORES DE MAÑANA, SENCILLAMENTE PORQUE LA HISTORIA, LA POLÍTICA Y LA ACTUALIDAD NUNCA HA SIDO COMO NOS HAN CONTADO.

(Escrito por Alquimista para Buscando la verdad)

ESTAMOS BAJO EL ASEDIO DE LA GEOINGENIERÍA


miércoles, 26 de octubre de 2016

LA PRISIÓN EN QUE TE VIGILAS A TÍ MISMO



Enamorados de una pistola que apunta hacia nosotros mismos; adictos al control que cabe en nuestra mano, en nuestro bolsillo. Así es como podríamos definir a la humanidad ante las nuevas tecnologías, ante internet.

Poca duda cabe después de leer El Quinto Elemento (Deusto, 2015), lo último de Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña: los ciudadanos hemos caído en la trampa de la dimensión virtual. Y no estamos alarmados por algo tan evidente como idiota, pues nuestra vida física sigue intacta –o eso pensamos– mientras gobiernos, empresas, ejércitos, agencias de inteligencia y hackers operan en el ciberespacio.

Los siguientes son tres conceptos básicos presentes en el libro, muy útiles para fomentar la paranoia. Porque si no eres paranoico, estás loco.

1. Te están chupando la sangre, y gratis

A ver, de una vez por todas: cualquier empresa tecnológica con sede en Estados Unidos trabaja para Obama. "Multinacionales como Google, Facebook, Dropbox, Apple, AOL, Yahoo!, Twitter o Instagram suministran información al Gobierno de Estados Unidos", afirma Suárez en el libro.

Aunque lo nieguen reiteradamente se ha demostrado que estas empresas mienten: "En la mayoría de los casos, las multinacionales colaboran de buen grado con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), facilitándole un acceso permanente y sin autorización previa a toda la información privada almacenada en sus servidores", escribe.

La administración destina partidas de millones de dólares para asegurarse la complicidad de las empresas tecnológicas y de todo Silicon Valley: "Si el patriotismo y el dinero no son suficientes [...] el Gobierno del país dispone de la Ley Patriótica, que fue aprobada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, y que amplió los poderes de vigilancia contra los delitos de terrorismo".

Es decir, te vigilan por las buenas o por las malas. No hay privacidad: "Por si fuera poco, debido a su estatus económico y tecnológico, la mayor parte de las comunicaciones mundiales pasa por Estados Unidos [...] eso convierte las redes norteamerianas en el Disneyland de los voyeurs".

Vamos ahora a la segunda parte: el "gratis". ¿Sabías que los servicios de inteligencia de Gran Bretaña y Estados Unidos han espiado a sus ciudadanos a través de aplicaciones gratuitas como Angry Birds?

Quizá tampoco sepas que ningún mandatario inteligente utiliza smartphone. Al menos, Obama lo tiene prohibido por motivos de seguridad.

Dos premisas que nunca fallan:

"Si es gratis, entonces el producto eres tú", "Si es un smartphone, entonces no es un teléfono, es un dispositivo de seguimiento".

2. Para bien y para mal, lo que ves no es todo lo que hay

"Te despiertas y enciendes el ordenador. Subes al metro y tecleas en tu móvil. Crees que el mundo cabe en la pantalla de tu iPad. No hay rincón del universo digital que no pueda barrer tu dispositivo inteligente, no hay información que no puedas encontrar con Google Chrome [...] lamento decirte que lo que puedes ver es tan sólo una pequeña superficie emergida en medio del océano: la punta de un inmenso iceberg".

La darknet, también conocida como deep web, es el internet oculto que no podrás encontrar a través de tus buscadores habituales. Se trata de un cúmulo inmenso de contenido indexado que surgió allá por 2001, tras la clausura de Napster, la primera gran red de intercambio de archivos P2P.

Seguramente utilizaste la deep web en sus inicios, buscando música y películas en Ares, Kazaa o Emule. Hoy va mucho más allá de estas redes de intercambio y concentra el 96% del tráfico de la red.
¿Y cómo se accede? A través de programas como TOR, un software financiado por organizaciones filantrópicas. ¿Y qué hay allí abajo? Pues de todo.

Gracias a la deep web millones de personas sortean la censura y pueden expresarse libremente. Muchos movimientos sociales disidentes se organizan sin ser detectados por regímenes gracias a TOR.

Pero, como ya habrás intuido, en el quinto elemento las fronteras entre buenos y malos son difusas. Hay hacktivistas que vulneran leyes por motivos éticos y la defensa de las libertades civiles, como Anonymous; hay hackers que se lucran con el cibercrimen, trabajando para sí mismos o para otros.

De hecho, Alejandro Suárez expone algunos servicios disponibles en la deep web:

 "Hackear un servidor web (VPS o hosting): 120 dólares.

Localizar a alguien: 140 dólares.

Hackear un ordenador personal: 80 dólares.

Hackear un perfil de Facebook, Twitter, etc: 50 dólares".

3. El Epic Fail y la prisión en la que te vigilas a ti mismo

El gesto más humano, el selfie más inocente, puede terminar en atentado terrorista. Cuenta el autor una anécdota en su libro que, por suerte, terminó bien. Es decir, en nada.

"Base militar Coronel Sánchez Bilbao, en Almagro (Ciudad Real). En diciembre de 2014 sucedió un surrealista incidente al dejarse un piloto las llaves de un helicóptero Tigre HAD/E dentro de la cabina (sí, para matarlo). Al no poder acceder al aparato, considerado uno de los orgullos tecnológicos de nuestro ejército, se llamó a un cerrajero de una población cercana.

El Tigre HAD, considerado el mejor helicóptero de ataque del mundo, pero
"hackeado" de la forma más tonta ...

"El paisano, posiblemente habituado a otro tipo de trabajos, no se había visto en una situación como esa en la vida. Aprovechó la ocasión para inmortalizarse", relata Suárez.

El cerrajero publicó los selfies en Facebook, y al ejército español le entraron los sudores fríos: en las imágenes era posible ver los cuadros de mando, que dan información del equipamiento de todo el helicóptero. El hombre las borró ipso facto.

El ciberterrorismo, y la ciberguerra entre países, es quizá el rostro más temible de la dimensión virtual.

Terroristas, gobiernos, corporaciones y criminales compiten por ser los primeros en aprovechar la tecnología en su favor, y en 2014 llegaron a gastar 71.000 millones de dólares en ciberseguridad (se prevé que en 2019 será el doble). Algo que, según el autor, sólo es un parche: "Sólo hay dos tipos de sistemas informáticos: los que ya han sido vulnerados y los que lo serán próximamente".

Ya se habla de cibercalifato, de los hackers de ISIS: "La amenaza existe, es exponencial e inmediata [...] El próximo 11-S empezará con un clic". Sin embargo el ciberterrorismo no ha producido aún su primera víctima mortal. Lo que sí genera es miedo: "Y ese miedo se explota [...] un gobierno occidental puede dictar todo tipo de normas y leyes en contra de las libertades personales con la aprobación de sus ciudadanos".

En referencia al miedo y al control, Alejandro Suárez habla de la estructura que proyectó el filósofo y economista Jeremy Bentham en el siglo XVII, el panóptico: "Se trataba de diseñar la cárcel perfecta, y el objetivo era tener a los reclusos controlados sin necesidad de verlos todo el tiempo".

Se construyó una torre en el centro del patio, con un ángulo que impedía a los reclusos poder ver si había alguien dentro: "Alguien que no sabe si le observan pero sabe que puede estar siendo observado, se siente vigilado y siempre será sumiso. Se trata de usar el miedo para que los ciudadanos cumplan, y los tiempos no han cambiado mucho desde entonces".

El Quinto Elemento es una prisión en la que te vigilas a ti mismo.

(Visto en http://www.playgroundmag.net/)

JEAN MICHEL JARRE ANUNCIA EL INMINENTE LANZAMIENTO DE LA TERCERA PARTE DE "OXYGENE"



En diciembre de 1976 un por entonces desconocido Jean Michel Jarre se aupaba a los primeros puestos de las listas de venta de medio mundo con el album "Oxygene", una imaginativa sinfonía de etéreos sonidos espaciales que le convirtió en el abanderado de la todavía novedosa música electrónica ("lo electrónico no es la música, son los instrumentos", puntualiza él).

La icónica portada del primer "Oxygene", obra de Michel Granger

El disco, grabado en el piso parisino del joven Jarre, encadenaba melodías de factura clásica que mostraban lecciones aprendidas de Bach o Ravel, interpretadas por unos sintetizadores analógicos y secuenciadores que hoy parecen prehistóricos, pero cuyas posibilidades nadie había "exprimido" aún del modo en que lo hizo este aventajado discípulo de Pierre Schaeffer, padre de la "música concreta", que también aprendió bastantes cosas del respetado Karlheinz Stockhausen. Decir que Jean Michel lleva la música en la sangre no es una fórmula retórica, habida cuenta de que es hijo del oscarizado compositor Maurice Jarre, autor de bandas sonoras tan aclamadas como las de "Lawrence de Arabia", "Doctor Zhivago" o "El puente sobre el rio Kwai".



"Oxygene" fue la piedra angular sobre la que se construiría la carrera posterior de Jean Michel, pródiga en paisajes melódicos atmosféricos, gélidos en ocasiones, y de una belleza frecuentemente sobrecogedora. El éxito arrollador obtenido desde aquella lejana irrupción fue incrementándose con la realización de espectaculares macro-conciertos que llevaron su propuesta a un público masivo. Fue el primer músico occidental en actuar en la por entonces todavía cerradísima China post-Mao, y aún hoy ostenta el record de asistencia de público a un evento en vivo, gracias a los más de tres millones de espectadores que asistieron al macroconcierto con el que celebró, el 6 de septiembre de 2007, el 850 aniversario de la ciudad de Moscú. De hecho, en los siete primeros puestos del ranking Guiness de conciertos más multitudinarios habidos aparece en cuatro ocasiones, merced a "shows" como el citado de Moscú, o los habidos en París y Houston.



Idolatrado por una legión de seguidores, Jarre ha huído siempre de la repetición y el adocenamiento, cayendo con frecuencia en un experimentalismo no siempre bien entendido (Zoolook, Music for Supermarkets, ...) que una parte importante de su público rechaza en favor del sinfonismo sintetizado de sus obras más "cósmicas" (Equinoxe, Rendez-vous, Chronologie, ...). En 1997 sorprendió a propios y extraños con una continuación de su obra-revelación a la que tituló "Oxygene 7-13" y en la que recuperaba el espíritu de aquella, utilizando de nuevo solo sintetizadores analógicos y dejando de lado por esta vez toda la parafernalia digital que había ido incorporando a su música. La calidad de esta continuación no desmerece la de su lanzamiento de 1976, lo que le reconcilió -por el momento, al menos- con su público más conservador y con la crítica más exigente.



Con motivo de la promoción de este segundo "Oxygene" hubo periodistas que le preguntaron cuál de los dos discos homónimos prefería. De forma ocurrente, Jarre contestó entonces que su preferido era el que lanzaría al cabo de dos décadas, convirtiendo el título en trilogía. Si bien aquello parecío en su momento una "boutade" ingeniosa, el músico acaba de anunciar en su cuenta de Facebook la publicación, prevista para el 2 de diciembre, de un album que se titulará "Oxygene 3" (u "Oxygene 14-20", lo cual parece más coherente con la entrega previa) y en el cual vuelve a los postulados de los que nació el primer "Oxygene": factura artesanal, composición realizada en el mismo lapso de seis semanas que le llevó la del original, instrumentación de hace cuatro décadas, etc.

Bocetos para la portada de "Oxygene 14-20" en la línea de la carátula del origianl

Lo cierto es que, dada la errática trayectoria reciente de un Jarre que se resiste a acomodarse a la condición de "vieja gloria", era difícil prever esta vuelta de tuerca. En lo que llevamos de nuevo siglo, el músico no ha compuesto aún ninguna "obra mayor" a la altura de su leyenda, sino que su producción ha venido oscilando entre lo experimental (Geommetry of love), el coqueteo con la música de baile y el trance (Sessions 2000) y la búsqueda de hacerse un sitio entre las nuevas tendencias y codearse con los "popes" de la electrónica comercial del nuevo milenio, anhelo que ha hecho de sus últimos dos lanzamientos -ambos bajo el título genérico de "Electronica"- un popurrí de colaboraciones con prestigiosos discípulos como Moby, Air, Laurie Anderson, Rone, The Orb, Armin van Bueren, Massive Attack, etc., además de "compañeros de viaje" como John Carpenter, Edgar Froese, Jeff Mills y hasta el inesperado Pete Townsed. Todo un auto-homenaje de cuya elaboración sin duda ha disfrutado, pero de dispares resultados.



Lo más singular es que justo al terminar el 2007, año en el que había publicado el que es sin duda el peor disco de toda su carrera, el incomprensiblemente plano y ramplón "Teo & Tea", Jarre convocaba a su público parisino a una serie de diez conciertos en el modesto Teatro Marigny en los que interpretaba íntegro el "Oxygene" original junto con algún fragmento de su continuación del 97 y, para sorpresa y disfrute de los que aún esperábamos ver renacer al músico "sinfónico" y conceptual, un preludio y una serie de cuatro temas nuevos que constituían coherentes e inspiradísimos añadidos al extraordinario andamiaje sonoro de su "opus magnum".



El mismo Jarre cuenta que, durante la composición de su reciente doble "Electronica", uno de los temas sobre los que iba trabajando le pareció que acaba por ser una especie de versión contemporánea de los postulados musicales de su obra del 76. Dicho tema ha acabado por incorporarse al nuevo "Oxygene" con el título de "Oxygene 19.



Del contenido del album en ciernes hemos tenido algún adelanto en la gira "Electronica World Tour", como es el caso del tema "Oxygene 17", interpretado en algunos conciertos, lo que ha posibilitado su edición en forma de remix, siendo probablemente el único caso conocido de un disco que conoce versiones alternativas antes incluso de ser publicado.



Confiemos en que un Jarre que parece haber recuperado las ganas de componer (cuando se publique su nuevo lanzamiento habrá sacado tres discos en poco más de un año) cumpla con las expectativas generadas y no nos deje el regusto agridulce que provoca el "Rosetta" recién editado por Vangelis, otro gigante de los sintetizadores que esta vez no ha estado a la altura de su leyenda, y que "Oxygene 3" nos haga llevadera la espera del "Return to Ommadawn" con que Mike Oldfield, otro talentoso creador de unversos sonoros, revisitará, de modo análogo a Jarre, su obra más lograda.

(posesodegerasa)

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL Y EL CONTROL DE LAS NACIONES


¿Realmente vivimos en un sistema democrático? o algún grupo por encima de los gobiernos está controlando a los estados pretendidamente democráticos. En un mundo donde nada es lo que parece, quizás el trasfondo de todo se encuentra en las manos de poderosas personas y grupos para los que usted y yo somos insignificantes.

martes, 25 de octubre de 2016

UN PRIMER PASO PARA CAMBIAR EL MUNDO



Es una pregunta crucial que debería hacerse cualquier persona que quiera cambiar el mundo: ¿realmente estoy dispuesto a dar el primer paso?

¿Estoy dispuesto a dejar de ver la realidad tal y como me han dicho que es, para empezar a verla tal y como es realmente?

Porque en eso consiste precisamente este primer paso para cambiar el mundo: en cambiar nuestra percepción de la realidad.

Y es que tal y como venimos advirtiendo en este blog desde hace bastante tiempo, vivimos en una realidad paralela que solo existe en el interior de nuestras cabezas.

Cualquier persona que realmente quiera cambiar el mundo, debe comprender la existencia de esta realidad paralela y conocer los pilares que la sostienen en pie.

Por esa razón, en este artículo expondremos una serie de conceptos que resultan cruciales para empezar a distinguir esa ficción y conseguir separarla de la auténtica realidad.

Y para realizar esta tarea, vamos a poner como ejemplo un asunto del que todo el mundo ha hablado durante días y que ha provocado horas y horas de debates, discusiones y opiniones escritas de todo tipo.

Estamos hablando de la prohibición del Burkini en algunas playas francesas, aunque advertimos que éste no va a ser el foco central del artículo, sino solo una excusa para exponer conceptos que creemos que son importantes.

Al fin y al cabo, hablar sobre la prohibición o no del burkini, en los términos en que lo ha hecho la mayoría de gente, resulta infructuoso: entran en juego los prejuicios ideológicos y la mayoría de personas muestran una incapacidad evidente para volar por encima de los muros que compartimentan su mente.

Por esa razón, vamos a abordar el tema desde un punto de vista radicalmente diferente, porque de hecho, lo que ha sucedido en esas playas francesas y la discusión que se ha generado a su alrededor, (en la que se han utilizado los habituales términos grandilocuentes para estos casos, como “libertad”, “ley”, “cultura”, “discriminación”, “racismo”, “derechos”, etc…), es un reflejo perfecto de lo que es en realidad el Sistema y cómo domina por completo todas nuestras acciones y pensamientos.

Como veremos más adelante, el espectro de visión de los acontecimientos cambia radicalmente dependiendo de si los observamos “desde dentro” del Sistema o “desde fuera” de él.

Analizar los hechos desde dentro del Sistema (lo que ha hecho todo el mundo), implica sumergirse en una realidad abstracta virtual que sólo existe dentro de nuestras mentes, mientras que analizarlo desde fuera, sin embargo, significa tomar conciencia de todas esas abstracciones ficticias y ir a la auténtica raíz del asunto.

Por esa razón, intentaremos analizarlo todo desde la segunda opción.

Sin embargo, para poder hacerlo, antes debemos poner sobre la mesa algunos conceptos…

QUIÉN DOMINA A QUIÉN

Para empezar, debemos tomar conciencia de la influencia que tienen sobre nosotros los sistemas de creencias, sean de carácter político o religioso, y nuestros hábitos y costumbres, de carácter cultural.

Lo primero que debemos comprender es que las creencias, las ideologías y la identidad cultural, solo existen dentro de nuestra psique.

Son paquetes de información muy parecidos a un programa informático instalado en una computadora: son meros mecanismos psíquicos de programación mental.

Y la percepción distorsionada que tenemos de ellos y de su relación con nosotros, es muy parecida a la percepción distorsionada que tenemos de un programa informático instalado en una computadora.

Por ejemplo, pensemos por un momento en un programa como el célebre Photoshop, un editor de gráficos que nos permite retocar fotos.

De forma inconsciente, tendemos a pensar que la computadora, por ser un elemento físico tangible, es “la que utiliza” el Photoshop para editar las imágenes.

Pero en realidad no es así: es el Photoshop, el programa informático, el que utiliza a la computadora, un dispositivo físico, para cumplir con su función.

Puede parecer una tontería, pero verlo de una forma u otra, cambia por completo la visión de la realidad.

Pensémoslo bien: la computadora no ha sido creada con la función de retocar fotos o editar imágenes; es un dispositivo complejo, repleto de grandes posibilidades, pero que solo tiene la opción de retocar imágenes si alguien instala en su interior el programa informático adecuado, creado para esa función específica.

En cambio, el programa Photoshop sí ha sido creado con dicha función. Es su razón de ser y de existir: editar imágenes.

Y aunque no esté instalado en una computadora, ese software llamado Photoshop, sigue existiendo y conservando todas las capacidades potenciales para las que fue creado.

Puede estar “inerte”: guardado en un CD, en un DVD, en un pendrive, en un disco duro, o en un servidor en la nube, esperando a que alguien lo instale.

Pero esté donde esté, el programa ya tiene todo lo que necesita para SER lo que ES, porque aunque no tiene conciencia de sí mismo, sí dispone de una función específica que cumplir, que determina su existencia.

En todo caso, la computadora, con su enorme capacidad de procesamiento, es el elemento subyugado, aunque indispensable, para que ese programa informático pueda plasmar circunstancialmente sus funciones en la realidad tangible.

En definitiva: las computadoras “crean” programas informáticos con los que programar a otras computadoras o a sí mismas; y esos programas, permiten realizar determinadas funciones, que finalmente se plasman en la realidad a través de las propias computadoras.

Pero una vez creados esos programas, una vez EXISTEN en forma de paquetes de información, ya no son las computadoras las que los utilizan para realizar determinadas funciones, sino que son los programas los que UTILIZAN a las computadoras, como un instrumento para plasmar sus capacidades en el entorno real.

Puede ser que a muchos lectores, lo que acabamos de decir les parezca un giro absurdo, un conjunto de elucubraciones sin sentido o una forma de ver las cosas retorcida que no lleva a ninguna parte.

Pero como decíamos antes, ver las cosas de una forma o de otra cambia radicalmente la concepción de nuestra realidad.

Lo que estamos diciendo, es que nosotros (las computadoras), creamos todas nuestras creencias, nuestras ideologías e identidades culturales (programas de software) y que una vez creadas, esas ideologías, creencias y conceptos culturales, NOS UTILIZAN a nosotros mismos para expresarse en el entorno real y no al revés.

Dicho de otra manera: somos esclavos de nuestras propias creaciones psíquicas, que toman control de nuestras vidas y nos usan como instrumentos a su servicio, para intervenir sobre la realidad de forma tangible.

Sí, es una visión chocante, anti-intuitiva y que incluso puede parecer absurda, fantasiosa o hasta terrorífica: pero si lo analizamos bien, veremos que es la auténtica realidad en la que vivimos.

Pongamos un ejemplo.

Imaginemos a dos personas, A y B, educadas desde pequeñas (es decir, programadas mentalmente) con dos ideologías opuestas.

Por ejemplo, A ha sido educado para ser un fascista, mientras que B ha sido educado para ser un comunista.

Cuando esas personas A y B coinciden y empiezan a intercambiar información, es altamente probable que sientan rechazo o incluso odio el uno por el otro.

¿Y por qué?

Bien, pues porque los programas que llevan instalados en su mente (fascismo y comunismo), entre sus funciones principales tienen la de luchar o rechazar a la ideología opuesta, a la que consideran una competencia directa, o en este caso, directamente “un enemigo”.

Ahora supongamos otra posibilidad: que esa misma persona B, en lugar de haber sido educada como comunista, ha sido educada desde pequeña como fascista, al igual que A.

¿Qué sucederá cuando se encuentren A y B y empiecen a intercambiar información?

Pues que muy posiblemente tenderán a considerarse “colegas” y ese odio cerval que surgía en el primer caso por razones políticas, no existirá, porque sus programaciones mentales son similares.

¿Y qué demuestra eso?

Pues que la raíz del rechazo o el odio entre A y B, no surge de la naturaleza de los propios individuos A o B; los individuos en sí mismos, no son la fuente original de esos sentimientos de odio o rechazo mutuo.

A y B no se odian.

Son el programa “fascismo” y el programa “comunismo” los que se rechazan entre sí y UTILIZAN a las personas A y B, en las que han sido “instalados”, como instrumentos para expresar su rechazo mutuo en un entorno físico real, llegando a inducir en las mentes de A y B un sentimiento de odio del uno hacia el otro.

Es la programación mental la que UTILIZA a la persona para manifestarse y no al revés.

De la misma manera que es el programa Photoshop el que utiliza a la computadora para plasmar sus funciones en un entorno real y no al revés.

Sí, es difícil de asimilar, porque es anti-intuitivo: estamos hablando de simples conglomerados de información, en forma de programa mental, sin voluntad propia ni aparente conciencia de sí mismos, que son capaces de dominar a seres pensantes y conscientes, hasta convertirlos en esclavos a su servicio.

¡Y lo más sorprendente es que son precisamente individuos pensantes y conscientes los que, gracias a sus mentes creativas, han engendrado de la nada esas programaciones mentales que al final los acaban dominando!

En este blog, llamamos Sistema (con “s” mayúscula) al conjunto de todos esos mecanismos de programación mental, que instalados en nuestras psiques, nos dominan y esclavizan por completo.

Y llamamos sistema (con “s” minúscula) a todo el conjunto de estructuras de organización política, social y económica (aquello que habitualmente la gente conoce como “el sistema”), que no son más que una plasmación externa de carácter comunitario, de lo que es el Sistema implantado en la mente de todos los individuos.

Ahora, antes de continuar, necesitamos explicar de forma condensada otro concepto que nos permitirá comprender cómo esos mecanismos mentales consiguen apoderarse de nosotros.


EL MECANISMO CLAVE: LA IDENTIFICACIÓN

Antes hemos expuesto un ejemplo metafórico y simplificado, en el que teníamos a dos individuos, A y B, educados (programados) como un fascista y un comunista, respectivamente.

Decíamos que las programaciones mentales de carácter ideológico-político instaladas en sus psiques, eran las que les inducían a generar en su interior un sentimiento de odio mutuo.

Y nos preguntamos: ¿cómo pueden conseguir simples mecanismos de programación mental, es decir, meros conglomerados de información sin voluntad propia, que los individuos se odien y se maten los unos a los otros, sin que los propios individuos se percaten de que sus acciones han sido inducidas por mecanismos mentales implantados, ajenos a su propia naturaleza?

Bien, pues lo consiguen generando un mecanismo de IDENTIFICACIÓN.

Los individuos “programados” con ideologías o creencias, se identifican plenamente con ellas, borrando en su mente, de forma inconsciente, las fronteras entre su propia identidad individual y aquello “en lo que creen”.

¿Qué le dice alguien que ha abrazado el comunismo como ideología política? Le dice: “YO SOY COMUNISTA”

¿Qué le dice alguien que ha abrazado el cristianismo como religión? Le dice: “YO SOY CRISTIANO”

No se limitan a decirle: “yo sigo circunstancialmente las doctrinas comunistas o cristianas”, trazando una frontera entre su yo y la programación mental recibida, sino que se IDENTIFICAN con el programa instalado en su psique, y al hacerlo, pasan a considerarse a sí mismos como una MANIFESTACIÓN FÍSICA del propio programa mental.

Así es como estos mecanismos psíquicos, consiguen convertirnos en sus esclavos.

Esclavos físicos de un mecanismo psíquico.

Una vez el mecanismo de programación ideológica instalado en la mente de A (en nuestro ejemplo, el fascismo), consigue que A se identifique como “Fascista”, es decir, como “representación física del fascismo”, pasa a identificar a B como un “comunista”, es decir, una “representación física del Comunismo” y entonces desaparece toda restricción, tanto en A como en B, para destruirse físicamente el uno al otro.

Esto permite que los distintos mecanismos de programación mental (en este caso ideologías políticas), puedan combatirse los unos a los otros a través de sus subyugados (las personas programadas), en el entorno físico; de esta manera, los individuos pasan a convertirse en algo parecido a piezas sobre un tablero, en lo que vendría a ser una partida de ajedrez entre dos mecanismos de programación mental; ambos mecanismos de programación tratan de eliminar físicamente las fichas controladas por el oponente, porque cada una de esas piezas representa una posibilidad de propagación de la ideología opuesta, en el mundo real.

Por eso es tan importante el mecanismo de IDENTIFICACIÓN y es lo primero que “se instala” en nuestra mente cuando somos programados (educados) culturalmente, religiosamente, o cuando somos inducidos a abrazar una ideología política concreta.

Si no existiera este mecanismo de identificación, en cualquier momento, tanto A como B, podrían tomar conciencia de que ellos y las creencias que tienen instaladas en la cabeza, no son la misma cosa; y entonces, podrían tomar conciencia de que el presunto opositor al que tanto “odian”, en realidad es una persona como ellos, que simplemente, ha sido programada con otra ideología y que por lo tanto, no hay ninguna justificación real para odiarlo, combatirlo o hacerle daño físico.

La función del mecanismo de IDENTIFICACIÓN pues, es impedir que pueda producirse esa toma de conciencia.

Y este es un paso crucial, porque si no existiera este mecanismo de IDENTIFICACIÓN las guerras por ideologías, patrias, o religiones serían imposibles.

De hecho, sería imposible que el Sistema siguiera en pie, al menos mediante las estructuras que hasta ahora hemos conocido.

Pero la importancia capital del mecanismo de Identificación no termina aquí, pues genera una serie de efectos colaterales que cambian por completo nuestra visión de la realidad.

LA REALIDAD ABSTRACTA PARALELA

En el mismo momento en el que firmamos ese contrato psíquico de IDENTIFICACIÓN, (algo parecido a venderle el alma al diablo), en el que aceptamos identificarnos a nosotros mismos como una manifestación física de un programa mental instalado ( recordemos esas expresiones de identificación tan típicas: “yo soy comunista”, “soy cristiano”, “soy francés”, “soy heavy metal”, “soy merengue”, etc…), en ese preciso instante, abandonamos el mundo real para entrar en un mundo abstracto de ficción que solo existe en el interior de nuestra mente.

¿Por qué?

Pues porque el mecanismo de identificación, no nos lo aplicamos solo a nosotros mismos, sino a todo lo que nos rodea.

Es así como todas las personas únicas, con identidades individuales y diferenciadas que vemos a nuestro alrededor, pasan a ser identificadas, en el interior de nuestra mente, como “moros”, “conservadores”, “perroflautas”, “argentinos”, “gringos”, “culés”, “ciudadanos de clase media”, “inmigrantes”, etc…

Se genera así un mundo paralelo en el que las personas son clasificadas mediante multitud de estereotipos y etiquetas superpuestas de toda índole, que conforman una nueva realidad abstracta, una suerte de “realidad aumentada” que solo existe en el interior de nuestra psique y que confundimos con la auténtica realidad tangible.

Por si eso fuera poco, esa realidad paralela del Sistema, viene acompañada de toda una panoplia amplísima de conceptos que sirven para justificar todas esas ficciones y cuya lógica interna depende por completo de que permanezcamos sumergidos en esa realidad ficticia, en la que ahora creemos vivir.

Es algo parecido a lo que sucede con la lógica interna de un sueño: que solo tiene sentido mientras estás soñando. El propio sueño incorpora todo un paquete de mecanismos lógicos inherentes que le dan sentido a algo que en realidad no lo tiene.

Lo que dentro de la realidad ficticia del Sistema nos parece “completamente lógico y razonable”, desde fuera del Sistema lo veríamos como “totalmente absurdo e insensato”.

Es algo parecido a cuando despiertas del sueño y recuerdas asombrado lo contradictoria que era la “lógica onírica” en la que estabas sumergido y que tanto sentido parecía tener.

¿Cuántas veces nos ha sucedido?

Pues bien, este “despertar” es muy similar al que experimentamos si de repente tomamos conciencia plena de lo que es en realidad el Sistema y de lo absurdos que son sus presuntos “principios lógicos de funcionamiento”, por los que la gente entrega literalmente la vida.

RESUMEN DEL PROCESO DE DOMINIO

Así pues, a modo de resumen, el proceso de dominio que tienen los mecanismos de programación mental sobre nosotros, evoluciona mediante las siguientes fases:

- INSTALACIÓN:

Se “instala” en nuestra mente un mecanismo de programación mental (creencia religiosa, ideológica, cultural, etc…), generalmente a través de un proceso educativo o por influencia del entorno social o familiar.

- IDENTIFICACIÓN:

A medida que somos programados con este mecanismo de programación mental, se va desarrollando en nuestra mente un proceso de identificación con el programa mental, y se difuminan las fronteras entre nuestro yo y la programación mental instalada.

Con ello, el programa mental obtiene un dominio completo sobre nosotros, pues pasamos a considerarnos de forma inconsciente como una Manifestación Física del programa mental.

Este proceso de identificación está compuesto de diversos niveles.

A- VÍNCULO EMOCIONAL:

Mientras se consolida el proceso de identificación, se genera en la mente un mecanismo crucial: un SENTIMIENTO DE IDENTIFICACIÓN, es decir, una vinculación de carácter emocional con el programa mental, que sirve para cimentar nuestra IDENTIFICACIÓN con dicha programación mental.

Este sentimiento extiende raíces y establece vínculos relacionados con el conjunto de sentimientos propios de la vida personal de cada individuo. De hecho, se nutre de ellos.

Por ejemplo, si nos IDENTIFICAMOS como Alemanes, la existencia de ese SENTIMIENTO de Identificación, nos llevará, no solo a considerar el himno alemán como algo con lo que nos identificamos y que nos representa, sino que además, cuando lo escuchemos sentiremos emoción.

Y esa emoción, puede estar vinculada y puede verse potenciada por elementos emocionales personales, como por ejemplo, que tus abuelos o tus padres, te inculcaran ese sentimiento patriótico y que albergues recuerdos concretos relacionados con ello. (Como por ejemplo, cuando recuerdas ese día en que tu querido abuelito Hans te enseñó la letra del himno alemán al llevarte de pesca al precioso lago Barmsee, rodeado de nenúfares, bajo el maravilloso sol de la primavera bávara)

Si no existiera ese vínculo emocional programado en nuestra mente, que cimenta el proceso de IDENTIFICACIÓN, la gente no llegaría a indignarse cuando alguien quema su bandera o silba su himno.

B- IDENTIFICACIÓN DEL ADVERSARIO:

A medida que el programa mental consigue que nos identifiquemos con él, instala a su vez en nuestra mente los mecanismos de identificación necesarios para reconocer a todos aquellos mecanismos mentales que puedan representar una competencia para su existencia o que resulten potencialmente peligrosos.

Por ejemplo, si somos programados con una ideología política, empezamos a identificar las otras opciones políticas como posibles adversarios o peligros potenciales o directos para la ideología con la que nos identificamos.

Esos potenciales adversarios van siendo clasificados en nuestra mente según un conjunto de parámetros (ideológicos, políticos, históricos, culturales, etc…), que determinan el rango de amenaza que representan para el mecanismo mental que nos programa.

C- RECHAZO EMOCIONAL DEL ADVERSARIO:

Mientras se producen los procesos de identificación y clasificación de los posibles mecanismos de programación adversarios, se van desarrollando simultáneamente, sentimientos de rechazo hacia dichos programas mentales “amenazantes”.

El rango de amenaza con el que los clasificamos, determina a su vez el nivel de sentimiento de rechazo o repulsión hacia cada uno de ellos.

Por ejemplo: inicialmente, alguien de extrema derecha tenderá a sentir menos repulsión por alguien de centro-derecha, que por alguien de extrema izquierda, a no ser que haya factores históricos o personales circunstanciales que influyan en dichas dinámicas.

D- TRANSMISIÓN:

Esta es la fase culminante que cristaliza definitivamente el proceso de IDENTIFICACIÓN.

Se llega a este punto cuando el individuo programado e identificado plenamente con su programación mental, se convierte en un foco de transmisión de dicha programación hacia otras personas. (Algo parecido a convertirse en un foco de infección)

Llegados a esta fase, la persona programada no se limita a actuar como manifestación física de la programación mental instalada en su mente, sino que además trata de inocular esa misma programación mental a otras personas.

Uno de los ejemplos más habituales de foco de transmisión, lo encontramos cuando las personas intentan inocular sus programaciones mentales a sus descendientes, aprovechando la existencia de vínculos emocionales y de autoridad.

Cabe destacar que cuando una persona se convierte en transmisor del programa instalado, se genera inconscientemente en su psique una nueva “capa” o “nivel” de identificación, que está relacionado con la cantidad de tiempo que ese mecanismo de programación mental lleva existiendo sobre la tierra y la cantidad de generaciones a las que “ha infectado”.

Una programación mental que lleva transmitiéndose de generación en generación en un entorno concreto, puede pasar a considerarse “tradición”, “costumbre”, “creencia”, etc…

Pues bien, cuando alguien se convierte en foco de transmisión de un programa mental tan antiguo, inconscientemente establece un nuevo vínculo de identificación con dicho programa mental: ya no solo se considera a nivel inconsciente como una manifestación física de esa programación mental (IDENTIFICACIÓN), sino que además se considera inconscientemente como un eslabón más en la cadena de transmisión o propagación de esa programación mental a lo largo del tiempo (IDENTIFICACIÓN TRASCENDENTE).

De hecho, pasa a identificarse como un eslabón más de algo que considera superior a sí mismo: una tradición, costumbre o creencia, cuya antigüedad es más extensa que la duración de su propia vida.

Y uno de los efectos que genera en los individuos la identificación con una programación mental tan antigua y extendida entre grupos de población, es que les provoca una sensación de “pequeñez” ante el programa mental que les controla, pues como decíamos, es percibido como una entidad que trasciende a sus propias existencias.

Por ejemplo, una persona que se identifica como católico, considerará el catolicismo como algo superior o más grande que él mismo, a pesar de que no es más que una programación mental que lleva instalada en la mente y que se ha propagado a lo largo de generaciones, de forma similar a como lo haría una “infección psíquica”.

Bien, pues es precisamente esta percepción de la propia pequeñez ante el programa mental “trascendente”, la que actúa como un resorte que garantiza que el individuo tratará de transmitir a sus descendientes la programación mental que le controla.

¿Por qué?

Pues porque a nivel inconsciente, la principal manera que tienen los individuos programados de participar de esa “trascendencia”, es convertirse en focos de propagación de dicha programación mental a las nuevas generaciones; con ello generan en su mente la ilusión de formar parte de la propagación temporal de un ente que de alguna forma, perciben como “inmortal”. Es como si absorbieran parte de esa “inmortalidad” para sí mismos.

De ahí lo de IDENTIFICACIÓN TRASCENDENTE.

Como podemos ver, es mediante mecanismos tan básicos como estos, que actúan a nivel inconsciente, que algunas creencias y tradiciones consiguen pervivir durante tanto tiempo.

- CONSTRUCCIÓN DE UNA REALIDAD PARALELA:


- GENERACIÓN DE ARGUMENTARIO

Una vez concluidas y consolidadas todas las fases del proceso de Identificación, que vendrían a representar el armazón del proceso de programación mental, se inicia un proceso de construcción de discurso o ARGUMENTARIO, que vendría a ser algo así como su recubrimiento o piel externa.

La función del discurso o argumentario que acompaña a un proceso de programación mental (de carácter ideológico, religioso o cultural), es servir como escudo protector intelectual, ante la amenaza que representan los mecanismos de programación adversarios, a la vez que también sirve como arma de agresión intelectual hacia ellos.

Y ese argumentario no se genera a nivel individual, sino a nivel social.

Pongamos un ejemplo para verlo más claro:

Supongamos a un Europeo cristiano y de raza blanca (lo llamaremos el “Europeo”), que siente un profundo e incontenible sentimiento de rechazo cuando ve a una mujer musulmana vestida con un Niqab que le cubre todo el cuerpo, paseando por las calles de su ciudad.

¿Por qué el “Europeo” siente ese sentimiento tan fuerte de repulsión?

Bien, pues porque sus sistemas de programación mental de carácter nacional, cultural y religioso, reaccionan al ver el reflejo físico de una programación mental ajena; el programa mental instalado en la mente del “Europeo”, considera esa programación mental ajena como “una amenaza invasiva” y automáticamente, consigue generar en su mente un sentimiento de rechazo hacia esa mujer, su vestimenta y todo aquello que cree que representa; es decir, los mecanismos de programación instalados en la psique del “Europeo” y con los que se IDENTIFICA, lo utilizan como instrumento FÍSICO para defenderse ante lo que consideran un mecanismo mental peligroso para su pervivencia (el mecanismo de programación mental de carácter étnico-religioso instalado en la mente de la mujer musulmana).

Ahora supongamos que ese “Europeo”, llevado por la rabia, expresa su sentimiento de rechazo de forma explícita hacia esa mujer musulmana, insultándola en público.


El “Europeo”, instrumentalizado por su programación mental, estará expresando el sentimiento de rechazo que dicha programación le induce … pero ¿qué sucederá si otro transeúnte, que se presenta como “defensor de la multiculturalidad” (al que llamaremos el “Tolerante”), decide defender a la mujer musulmana y le espeta: “Usted es un racista, un xenófobo y un anti-demócrata que no respeta la libre expresión cultural de los individuos”?

Pues simplemente, lo que tendremos es que el “Europeo” que se ha dejado llevar por la rabia, estará en una clara inferioridad de condiciones a la hora de JUSTIFICAR INTELECTUALMENTE sus acciones ante el “Tolerante” que le ha reprendido por su actitud.

¿Y por qué?

Pues porque a diferencia del “Europeo”, que solo se ha dejado llevar por una emoción inducida, el “Tolerante”, dispone de un ARGUMENTARIO.

Su argumentario (en este caso en su faceta atacante), consiste en vincular el mecanismo de programación mental de ese “Europeo” con valores comúnmente aceptados a nivel social como “negativos”, como son el racismo, la intolerancia, la xenofobia, etc…

Es decir, los argumentarios son conjuntos de mecanismos y conceptos con lógica interna de carácter intelectual, que permiten defender las propias programaciones y atacar las opuestas.

La única forma de defenderse que tendrá el “Europeo”, será disponer de su propio argumentario con el que justificar sus acciones; en este caso, en una faceta defensiva: para ello podrá esgrimir subterfugios como “la libertad y los derechos de la mujer en la Europa Occidental que tantos sacrificios nos han costado”, o usar argumentos tan básicos como “Esto es Europa y Europa es cristiana”, “su vestimenta es un símbolo del islamismo radical”, o quizás subterfugios lógicos más pedestres como “si una mujer fuera a vivir a un país islámico debería vestir según sus costumbres y su cultura y ella debe hacer lo mismo cuando está en Europa”.

Esta es la auténtica función del ARGUMENTARIO: es ARMAMENTO INTELECTUAL para tratar de debilitar las programaciones mentales opuestas y defender las propias.

Cabe destacar que los argumentarios siempre tienen 2 características fundamentales que no debemos ignorar:

1- Los argumentarios son coherentes con la lógica interna de la programación que defienden.

(por ejemplo, es difícil que usted vea a alguien de “extrema izquierda” utilizando conceptos como “patria”, “bandera”, “dios”, “familia”, etc.. en la construcción de su argumentario, porque serían incoherentes con la programación mental que representa. Tendrá que buscar conceptos coherentes con su programa ideológico, como “clases populares”, “multiculturalidad”, “feminismo”, “proletariado”, etc …)

2- Los argumentarios se construyen alrededor de los conceptos disponibles más efectivos para cumplir con su función, con independencia absoluta de la verdad y la honestidad.

(por ejemplo, todo el mundo alude al concepto de libertad, pero ninguna ideología la defiende realmente, sino que solo la esgrime porque es un arma muy efectiva argumentalmente, para defender el correspondiente programa mental ante el argumentario opuesto).

Este segundo punto es el que quizás le cueste más de aceptar a la mayoría de personas.

Y es que no nos limitamos a afirmar que todas las discusiones ideológicas están bañadas en la más absoluta hipocresía. Si solo existiera la hipocresía que conocemos todos, la que podríamos llamar “Hipocresía Explícita”, todo sería mucho más fácil.

No, lo que decimos es aún peor: estamos hablando de un nivel de hipocresía inconsciente, en el que la programación mental induce a la mente del huésped a generar cualquier tipo de discurso lógico que le resulte útil; se trata de una hipocresía de segundo nivel de la que los propios individuos difícilmente toman conciencia.

Y todo esto que estamos diciendo, lo hemos visto expuesto en el dichoso asunto del burkini y en todas las discusiones que lo han rod

eado. Todo el debate sobre este asunto, ha consistido únicamente en una confrontación de argumentarios vacíos, que sólo tienen lógica interna dentro de la ficción paralela del Sistema; aquello que antes comparábamos con un “sueño”.

Sí, lo estamos diciendo claro: todos estos argumentarios, con los que la gente se pone tan seria, tan trascendente y se llena tanto la boca, en realidad NO TIENEN NINGÚN SENTIDO.

Vayamos a un ejemplo concreto.

¿Cuál ha sido uno de los argumentos que más han esgrimido los contrarios a la prohibición del burkini en las playas francesas, es decir, aquellos que defienden el uso del burkini?

La libertad.

Y más concretamente, “la libertad individual de la mujer de escoger cómo quiere vestirse”.

Todo ello acompañado de un cierto tono solemne y de ese indescriptible “brillo vacío” en los ojos, tan característico de las personas imbuidas por el Sistema, que tanto nos asemeja a sonámbulos (ya ven que me incluyo, todos estamos metidos en esto).

Porque lo cierto es que defender el burkini como una “expresión de libertad”, solo tiene sentido cuando se está profundamente sumergido en el “sueño del Sistema”, con sus absurdas “lógicas” oníricas internas.

Y si no, vamos a analizar el proceso mediante el cual, las mujeres musulmanas han llegado hasta el uso del burkini. Al fin y al cabo, han seguido las fases que antes hemos destacado: Instalación, Identificación, Transmisión y construcción de Argumentario.

INSTALACIÓN

Recordemos el principio mediante el cual las mujeres musulmanas deben cubrirse el pelo o la piel: todo procede de un mecanismo mental represivo, que culpabiliza la exhibición del cuerpo femenino, convirtiéndolo en motivo de provocación sexual hacia los hombres y por lo tanto, en motivo casi “de pecado”. Las mujeres deben cubrirse pelo y piel ante aquellos hombres que no son de su familia más cercana, porque en el fondo, son consideradas “una propiedad de sus maridos”, los únicos con el derecho adquirido de poder ver esas partes de su cuerpo.

Por lo tanto, cubrirse el pelo y la piel, parte, simple y llanamente, de un mecanismo de represión sexual y social sobre las mujeres, que viene especialmente incorporado en la programación mental musulmana en múltiples formas, desde hace siglos.

Así pues, desde sus inicios, cubrirse la cabeza no tiene nada que ver con “la libertad”, sino con todo lo contrario.

IDENTIFICACIÓN

Una vez se instaló esa programación mental mediante la cual las mujeres debían ir cubiertas y “mostrarse modestas”, esas mujeres de tradición musulmana fueron desarrollando un proceso de identificación con dicho mecanismo represivo.

Una vez el proceso de identificación se consolidó en la mente de las propias mujeres durante varias generaciones, esa obligación procedente de una programación mental, empezó a ser considerada por las propias mujeres como un elemento cultural con el que se identificaban y con el que establecían vínculos emocionales, en lugar de seguir viéndolo como lo que era en realidad: un mecanismo de represión; con ello, las propias mujeres musulmanas, se convirtieron en manifestaciones físicas de las restricciones mentales que les habían inoculado, aunque en su mente programada y moldeada por el proceso de identificación, ahora la restricción llevaba el nombre de “costumbre”, “tradición” o “identidad cultural”.

TRANSMISIÓN

Con el paso de las generaciones, las propias mujeres musulmanas se han convertido en el principal vehículo transmisor de ese mecanismo mental represivo hacia sus descendientes; y con ello, como decíamos antes, han pasado a verse a sí mismas como eslabones de la cadena de transmisión de lo que interpretan como una tradición y una identidad cultural, asentando con ello su proceso de identificación mediante el subproceso de la Identificación Trascendente, que anteriormente hemos indicado.

Es decir, se cubren la cabeza porque haciéndolo generan en su mente la ilusión de que forman parte de algo más grande que ellas mismas, algo que trasciende sus propias vidas, cuando en realidad, lo único que hacen es actuar como “foco de infección”, propagando un mecanismo de programación mental represivo.

Y llegados aquí, es cuando se ha producido el “choque cultural” entre ciertas personas de “programación europea” y esas mujeres, “defensoras de sus costumbres” (programaciones mentales), que rápidamente han echado mano del Argumentario necesario para defender su programación mental.

ARGUMENTARIO

¿Y qué han esgrimido esas mujeres programadas con sus creencias musulmanas, cuando se han visto atacadas por personas programadas con mecanismos mentales diferentes?

Pues lo que decíamos antes: han echado mano del argumentario más adecuado para defender la pervivencia de su mecanismo de programación ante el ataque de los mecanismos de programación ajenos.

¿Y cuál es el paquete conceptual más adecuado para defender tu programación mental cuando estás en una democracia occidental? Pues utilizar los conceptos propios de la democracia a tu favor.

Así ha sido como han esgrimido su derecho a “vestir como quieran”, “su libertad de expresión”, “la libertad de las mujeres”, “la defensa de la multiculturalidad y la tolerancia”, etc…y de la misma forma, han utilizado un argumentario similar para atacar a los “programados oponentes”, acusándolos de “xenofobia”, “represión”, “intolerancia”, “racismo”, “imposición”, etc…

De hecho, han llegado a utilizar argumentos tan falaces como “forma parte de nuestra libertad individual vestir como queramos”…¡Es increíble la facilidad con la que todas las personas programadas mentalmente, sean del bando que sean, echan mano del recurso de la “libertad individual” para defender la programación mental que precisamente la atenaza!

Pero ahora vayamos al otro bando y observemos qué argumentario han utilizado los que quieren prohibir el burkini…¿Adivinan qué subterfugio han utilizado?

(redoble de tambores)

¡La Libertad!

Hemos visto a montones de políticos franceses, con expresión severa, aduciendo: “el burkini representa la represión sobre la libertad de la mujer, es un símbolo del radicalismo islámico que tanto daño le ha hecho a Francia, no representa los valores de libertad e igualdad de la República Francesa, bla, bla bla…”

Como vemos, la (presunta) libertad es el comodín de los argumentarios de nuestro tiempo …

Aunque ciertamente, debemos indicar que el concepto de Libertad solo lo han esgrimido las personas con una programación mental “más refinada”, es decir, personas que necesitan de varias capas de programación mental para acabar siendo esclavizadas.

Porque existen personas tan débiles psíquicamente, que pueden ser programadas mentalmente de forma básica, por no decir directamente “primitiva” y “rudimentaria”; esas personas apenas necesitan de argumentario…son los que directamente afirman: “Esto es Europa, somos cristianos y blancos y vosotros sois unos sucios moros invasores”.

Este tipo de seres humanos son “maravillosos”: obedecen a su programación mental de forma fanática sin tan solo necesidad de subterfugios intelectuales. ¡Qué simplicidad!

Y en “el otro bando” también los tenemos … son aquellos que dicen “sois todos unos infieles y debéis morir”.

De hecho, ambos grupos forman parte de ese tipo de personas que cada día se esfuerzan en recordarnos que provenimos de las amebas…

Pero volvamos de nuevo al absurdo debate sobre el uso del burkini.

Hagamos un poco de repaso.

Más o menos, ya conocemos los diferentes argumentarios usados en esta discusión y todo el mundo probablemente se ha formado una opinión al respecto.

Ahora observemos el debate sin sumergirnos en las lógicas distorsionadoras del Sistema, “desde fuera del Sistema”; analicemos la discusión teniendo plena conciencia de la existencia de todos esos mecanismos de programación y de su efecto sobre cada bando…

¿Qué vemos entonces?

Por ejemplo, vemos que todos aquellos europeos que “atacan” a las mujeres vestidas con burkini, lo único que hacen es defender ciegamente la pervivencia de las programaciones mentales con las que han sido educados (programados) e identificados desde pequeños, en forma de cultura, tradición, costumbres y religión.

Sus programaciones mentales, al sentirse amenazadas ante la presencia de mecanismos mentales ajenos que pueden “robarles su cuota de mercado”, arrojan a sus esclavos psíquicos, cual perros rabiosos, a atacar a los portadores de mecanismos peligrosos para su pervivencia.

Esta es la triste realidad de aquellas personas que tan ofendidas se sienten ante la presencia de “musulmanes invasores”.

¿Pero saben lo mejor?

Resulta que esas personas “europeas y cristianas” creen que “defienden su territorio” ante algo que consideran una “invasión”…cuando en realidad, lo que defienden es el territorio conquistado por la programación mental que llevan instalada en sus cabezas.

¡Es la programación mental la que los usa a ellos para defender “su territorio”, ante la amenaza de una programación mental ajena y no al revés!

Pero están tan cegados por sus mecanismos de identificación, que son incapaces de verlo …

Pero esos “europeos” no son los únicos locos en este manicomio.

Si seguimos observándolo todo desde fuera del Sistema, también seremos capaces de ver, de forma diáfana, lo absurda que es la posición de las personas del bando contrario, aquellos que defienden con tanta vehemencia el uso del burkini.

En el caso de las mujeres que lo visten, como ya hemos indicado antes, vemos a personas profundamente esclavizadas por una programación mental rígida, que no solo se auto engañan a sí mismas calificando de “tradición” algo que no es más que un mecanismo de represión mental de carácter hereditario, sino que además tratan de utilizar cualquier subterfugio disponible, por más contradictorio que sea, para defender dicha programación mental a capa y espada.

Uno de los ejemplos más claros y paradigmáticos de ello, lo tenemos en la mismísma inventora del burkini, Aheda Zanetti, capaz de utilizar un paquete de argumentos que solo pueden sostenerse dentro de una “(i)lógica onírica”.


En el colmo de los retruécanos y del absurdo más total y absoluto, la señora es capaz de decir, literalmente, que el burkini “es libertad” porque permite a las mujeres musulmanas “realizar deportes o bañarse en la playa”, respetando a la vez sus creencias, es decir, respetando las restricciones con las que han sido programadas mentalmente.

O sea, que estamos ante una invención (el burkini), cuyo objetivo principal es mantener intactas y sin discusión todas las restricciones que coartan la libertad de un grupo de individuos (en este caso, mujeres)…¡y la llamamos “símbolo de libertad”!

Es como si alguien hubiera sido programado mentalmente para llevar grilletes y una bola de hierro encadenada al pie durante toda su vida y un buen día apareciera alguien y le dijera: “para que puedas seguir llevando tus grilletes y la bola atada al pie ‘con toda libertad’ cuando vayas a la playa, vamos a hacer que todas tus cadenas, en lugar de hierro, sean de plástico, para que no te hundas”.

¡Maravilloso!

¡Es “libertad” en estado puro!

Es una contradicción tan flagrante que solo puede adquirir sentido cuando se está sumergido en las lógicas propias de un sueño.

Un sueño ( por no decir una pesadilla ) en el que las personas están encadenadas desde que nacen hasta que fallecen y en el que los individuos son capaces de matarse los unos a los otros para defender sus grilletes, al grito de “¡¡Nadie me arrebatará la ‘libertad’ de llevar mis cadenas hasta la muerte!!”

Es así de demencial.

Esta es la realidad del mundo en el que vivimos.

Sabemos que todo lo que hemos dicho hasta ahora es difícil de asimilar…¡porque es demasiado fácil de entender!

No hacen falta sesudos tratados de filosofía, repletos de farragosas referencias en griego o latín, para percatarse de que vivimos en una realidad paralela que solo existe dentro de nuestras cabezas y del profundo efecto que tiene sobre nosotros.

Lo tenemos tan delante de nuestras narices que cuando nos enfrentamos a ello, tendemos a pensar: “no, no puede ser…es demasiado evidente, algo no cuadra…no puede ser tan fácil”

Y preferimos buscar cualquier entretenimiento que nos distraiga y nos aleje de la evidencia: unos lo hacen a través de las distracciones más mundanas; otros a través de todo tipo de “fantasías alternativas” que deciden ver como “revelaciones liberadoras” que los convierten en “despiertos”; y otros perdiéndose en los más complejos laberintos conceptuales, creados por el Sistema, para alejarnos de lo que es más que obvio.

Si tuviéramos que elegir una imagen gráfica para describir lo que le sucede a la humanidad, podríamos pensar en una película de terror, en la que todo el mundo se ha visto afectado por un virus que le ha vuelto loco y le hace creer que vive en una realidad alternativa, como si el velo de un sueño continuo, les cubriera los ojos.

Es como si todos estuviéramos “poseídos”.

Si quieren saber lo que es una auténtica “posesión infernal”, no es necesario que se pongan “El Exorcista”…salgan a la calle y observen; acudan a un mitin político, a un campo de fútbol o entren en un templo religioso…fíjense en la expresión de las personas, en como se retuercen sus caras en muecas de odio, fanatismo o emoción, dominados por completo por ideas que solo existen dentro de sus cabezas…

O escúchense a sí mismos, cuando defienden vehementemente una ideología o una creencia en un debate o en una discusión…¿están seguros de que son ustedes quienes hablan con tanta pasión…o hay “algo” en su interior que está usando su voz para defenderse?

¿No quieren creerlo?

¿No quieren aceptar que están ustedes “poseídos”?

No hay problema: hagan uso del instrumento más terrorífico jamás creado por el hombre …

Mírense fijamente al espejo …

Háganlo cuando se sientan ofendidos por que alguien ha atacado alguna de sus más profundas creencias…y verán claramente que hay “algo”, agazapado en su interior, que está usando sus propios ojos para mirarles con expresión de rabia…

COMENTARIO ADICIONAL

Ya sabemos que a estas alturas, habrá lectores inquietos, removiéndose en sus sillas, buscando subterfugios para justificar sus respectivas programaciones mentales. Quizás estén negando con la cabeza, con una mueca de desprecio en la cara y un extraño estado de desazón, que no probablemente no saben interpretar…

No les culpamos.

Sus programaciones mentales, cual serpientes amenazadas por el fuego, les azuzan: “¡’Te están’ atacando!¡Defiéndete!”, aunque en realidad quieren decir “¡Defiéndeme, esclavo! ¡Quieren destruirme!”

Y ellos, desesperados, buscarán justificaciones para no enfrentarse al hecho de que todo aquello que consideran sagrado: “sus tradiciones”, su “cultura”, sus “costumbres” o “sus creencias”, en realidad no son más que programación mental esclavizante.

Ya podemos imaginar los argumentos que algunos de ustedes estarán construyendo, para “desmontar” lo que decimos en este artículo…

Nos dirán:

“el concepto de libertad individual que defiende intrínsecamente este artículo es una falacia, algo que no puede existir. La propia naturaleza del ser humano lo lleva a convivir en sociedad y la propia vida en sociedad conlleva la creación de esos conceptos que el artículo, erróneamente, califica como ‘programación mental’ (costumbres, tradiciones, creencias, ideologías, etc…) y que garantizan la cohesión de los grupos. Somos seres sociales y es absurdo tratar estas ‘programaciones mentales’ como si fueran algo malo, porque sin ellas no podríamos convivir los unos con los otros, bla, bla, bla…”

Pero amigos, este artículo no discute la utilidad de todos estos elementos de cohesión social.

Además, muchas veces vienen acompañados de bonitos sombreros, ropajes coloristas, preciosos cuentos simbólicos y mitos sagrados que celebramos con ritos de obligatoria repetición periódica…¡quién puede discutir algo tan crucial para nuestra existencia!

Lo que ponemos en tela de juicio es la relación de absoluto sometimiento que los individuos establecemos con estos mecanismos mentales.

La renuncia que hacemos todos a nuestra libertad individual básica, considerándonos inferiores a lo que no son más que meros “programas de software psíquico”.

Una libertad individual que es vilmente asesinada cada vez que se produce un proceso de identificación.

Lo que queda después, ya no es libertad, solo es puro sometimiento psíquico a la programación, aunque adquiera otro nombre y se le llame “tradición”, “costumbre”, “ley” o “creencia”.

¿Y cual es el resultado de esta terrible renuncia?

Observen a su alrededor y verán en qué se ha convertido la humanidad, construida en base a la obediencia ciega a los propios mecanismos mentales que vamos creando los humanos.

¿De verdad creen que el ser humano, con su inigualable capacidad para crear “conceptos de la nada”, no podría haber construido un mundo mucho mejor que este?

¿Qué mundo tendríamos si los individuos, en lugar de convertirse en representaciones físicas de sus programaciones mentales mediante los procesos de identificación, mantuvieran siempre la soberanía plena sobre sus mentes?

¿Creen que eso es imposible?

¿Por qué?

¿Acaso es imposible que una persona sea capaz de aprender y abrazar los mejores valores o ideas del cristianismo, el budismo o el islam, sin identificarse como “cristiano”, “budista” o “musulmán” y caer en sus respectivas redes de adoctrinamiento y programación mental y social?

¿Acaso es imposible que alguien sea capaz de hablar y pensar en francés, alemán o italiano y amar sus respectivas expresiones culturales, sin identificarse como un “patriota” francés, alemán o italiano, capaz de matar o morir por la dichosa bandera?

¿Qué sucedería si ningún individuo se identificara jamás con ningún mecanismo de programación?

Si nadie “se sintiera” cristiano, musulmán, budista, francés, alemán, mexicano, comunista, fascista, socialista, republicano, monárquico …

¿Existirían los nacionalismos? ¿Existirían los fanatismos religiosos e ideológicos? ¿Existirían absurdos rituales de obligatorio cumplimiento? ¿Soldados patriotas dispuestos a matar y morir por su bandera? ¿Borregos fanatizados por el fútbol? ¿Tribus urbanas? ¿Grupos mafiosos? ¿Estúpidos seguidores de modas? ¿Partidos políticos?

¿Cómo sería el mundo si los individuos hicieran las cosas porque deciden hacerlas por sí mismos, a cada momento, y no porque alguien les ha inculcado que eso “toca hacerlo porque siempre se ha hecho así”, “porque es lo correcto según tal o cual doctrina” o “porque lo hacen todos los demás”?

¿De verdad alguien cree que no podríamos vivir en sociedad, de forma armónica sin todas esas estupideces metidas en nuestras cabezas, dominando todos y cada uno de nuestros actos?

¿Alguien cree que nos mataríamos los unos a los otros por las calles si nuestra realidad la dominaran nuestras conciencias individuales y no las creencias que nos han inoculado?

¿Acaso hay alguna creencia o ideología que nos inculque un amor, una comprensión o una empatía que no podamos generar por nosotros mismos, gracias a nuestra propia conciencia y naturaleza humana?

¿Alguien cree que si dejáramos de seguir ciegamente tradiciones absurdas y costumbres repetitivas sin sentido, se perderían los conocimientos y la sabiduría acumulada por generaciones anteriores?

¿O quizás habría más sabiduría porque habría mas gente pensando por sí misma y explorando nuevos caminos y métodos cada día?

¿No es lógico pensar que incluso habría más intercambio de conocimientos porque no habría tantas fronteras y barreras ficticias entre los individuos?

Y sobretodo, ¿cómo lo harían todas esas personas ávidas de poder para controlar a las masas si no dispusieran de esos paquetes de creencias, ideologías e identidades patrióticas con las que manipularlas?

¿Cómo generarían odios y resentimientos artificiales?

¿Cómo crearían enemigos a los que combatir bajo su “sagrado liderazgo”?

Se quedarían sin sus principales instrumentos de dominación y manipulación.

¿Empiezan a ver cuál es la auténtica raíz de todos nuestros males?

Pero tal y como nos preguntábamos al principio: ¿Estamos dispuestos a dejar de ver la realidad tal y como nos han dicho que es, para empezar a verla tal y como es realmente?


¿Cuántas personas están dispuestas a dar ese paso decisivo?

Sabemos que hacerlo no es fácil.

De hecho, es peligroso … porque cuando das el paso, ya no hay vuelta atrás …

(Visto en GAZZETTA DEL APOCALIPSIS)