domingo, 14 de mayo de 2017

CÓMO UN REDUCIDO GRUPO DE PERSONAS PUEDE CONTROLAR A TODO EL PLANETA



No hay duda que te habrás planteado esta pregunta en muchas ocasiones: ¿Puede un grupo reducido controlar a miles de millones de personas para que trabajen todas ellas en favor de sus oscuros objetivos?.

¿Cómo lo hacen ?.

Hoy vas a descubrir que esto no sólo es posible sino que además demostraremos que este “modus operandi” de la élite, permite la escalofriante posibilidad de que haya un único amo del Planeta.



Habéis leído bien: un único amo y señor del Planeta.

A lo largo de la historia, personas valientes han expuesto ante la opinión pública la existencia de “un gobierno en la sombra” que maneja el mundo.

Recordad testimonios clave como el del general Prouty.

Otro testigo clave, el doctor Dunegan, expuso con detalle la escalofriante agenda oculta de la élite.

Pero aún así , a la gran mayoría de personas le resulta difícil entender como puede haber una “conspiración mundial” que involucre a todos los habitantes del planeta.

¿Cómo se puede controlar a todo el mundo? sería la siguiente pregunta.

La respuesta es que la élite oscura no necesita controlar “a todo el mundo”.

Únicamente necesitan controlar los puestos clave de nuestra sociedad.

Controlar a aquellos que dirigen la economía, la política, la medicina, el ejército, la educación o la religión significa controlar todo el planeta.

La clave de nuestra organización social es la pirámide jerárquica.


La élite crea una sociedad piramidal, donde la información está compartimentada.

Cuando hablamos de “información compartimentada” nos referimos a que el individuo sólo tiene que saber aquella información que le proporciona su supervisor inmediato para cumplir con su cometido.

Pongamos el ejemplo de una empresa.

Un oficinista sólo conoce la información que le proporciona su coordinador sobre su trabajo y la empresa. Éste a su vez sólo conoce la información que le proporciona su jefe de área.

El jefe de área sólo conoce la información que recibe del jefe territorial, éste a su vez dispone de la información que le proporciona el director ejecutivo que a su vez recibe la información del consejo de administración. Que a su vez recibe la información del propietario de la empresa.

El propietario de la empresa es el único que conoce los planes de futuro reales de la compañía. Los demás en los escalones inferiores de la pirámide sólo reciben la información necesaria para cumplir con su cometido y ser evaluados positivamente por el desempeño del mismo, bajo las normas del propietario.

Así funciona una empresa y el mundo.

Las posibles filtraciones de información reservada hacia los niveles inferiores de la pirámide están controladas a través del soborno, la coacción y si es necesario la eliminación física del individuo que comete la osadía de descubrir los planes secretos.

Es un método perfecto de control informativo, que incluso permite que ese “consejo oculto” que domina el mundo esté a su vez supeditado a un único amo del planeta.

Ese amo del planeta otorga poder y riqueza a sus subordinados inmediatos, los amos del sistema deudocrático que a su vez crean una serie de instituciones globales a las que permiten el acceso únicamente a sus elegidos.

Estos “elegidos” por linaje de sangre son los testaferros de los amos del sistema deudocrático y los que coordinan los planes de futuro de nuestra sociedad.

“Los elegidos” se muestran a la sociedad públicamente participando en instituciones supranacionales clave.

Como son el Club Bilderberg, el Consejo de relaciones exteriores (CFR), la Comisión Trilateral o el Club de Roma.

Desde estas instituciones supranacionales eligen a los políticos, médicos, científicos, profesores, economistas, banqueros y empresarios que continuarán ejecutando el plan global entre los niveles inferiores y así hasta llegar a ti estimado lector, el último eslabón de la pirámide.

Último eslabón que simplemente se moverá en los parámetros que te marcan estos “arquitectos” de la sociedad donde vives.

Consumirás lo que te dicen, te comportarás tal como ellos quieren y votarás a aquellos que ellos elijan para ti.

Ese es tu cometido en este plan y a eso le llamarás libertad.

Objetivo cumplido.

Pero como siempre es de mi agrado ponerte un ejemplo de lo que hoy hemos comentado. Un ejemplo muy gráfico que ha sucedido en las últimas semanas en españa.

Un ejemplo que demuestra que ese “modus operandi” de la élite es real.

María Dolores de Cospedal es la actual ministra de defensa de España.

Maria Dolores de Cospedal, la "niña de Rajoy"

Pues bien, Cospedal pertenece al Club Bilderberg desde el año 2011.

Es una de las “elegidas”, uno de los miles de testaferros de los amos del sistema.

¿Recordáis lo que comentábamos antes?. No es necesario controlar “a todos”.

Sólo los puestos clave. Fijaros en la siguiente noticia:


Cospedal elige a la cúpula militar española “sin contar con nadie” según “El Confidencial Digital”.

Pero el hecho es que Cospedal sí ha contado con “alguien”.

Los Bilderberg tienen “hilo directo” con los amos del sistema, de ellos reciben la información “compartimentada” necesaria para implementar el plan global.


Ellos eligen y deciden los puestos clave, para que todo fluya perfectamente en su “granja humana”.

Así funciona este “circo global”

(Fuente: http://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com.es/)

4 comentarios:

  1. https://arucasblog.blogspot.com/2009/07/la-ministra-que-pretende-vacunarnos.html

    no seamos sectarios ;-)

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, así funciona el sistema desde tiempos inmemoriales. Y nos creemos"libres", pardillos somos oyes...

    ResponderEliminar
  3. Asi funcionan las logias y las triadas chinas
    No es nada nuevo es la division del trbajo el principio de "delegación"

    ResponderEliminar