sábado, 6 de mayo de 2017

EL FEMINISMO COMO LICENCIA PARA MATAR


El discurso sobre la violencia de género promovido desde los poderes políticos y financiado por la Élite ha quedado al descubierto con el asesinato de una menor perpetrado por una activista del movimiento #Ni una menos. Ha ocurrido en Argentina, un país donde la radicalización totalitaria del movimiento feminista ha caído en una suerte de ferocidad vandálica de la que da muestra la iniciativa del último Encuentro Nacional de Mujeres de quemar la catedral católica de Rosario, acto "reivindicativo" que fue frustrado por las fuerzas de seguridad al precio de diez policías heridos. El femicidio que ha silenciado a los palmeros de esta nueva ideología de odio y a las victimistas a sueldo es analizado por Agustín Laje en un video que es toda una recopilación de verdades incómodas.

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Oh, todo un argumento. Así que este blog, que ha defendido el derecho de la mujer a no vestir como los talibanes del medievo la obligan (http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2017/05/el-presidente-de-austria-propone-el-uso.html), a no sufrir mutilación genital (http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2017/03/50000-mujeres-y-ninas-han-sufrido.html) o a no tener que ocultar su rostro (http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2016/05/el-bulto-negro-que-el-realizador-se.html) es machista. ¿No has pensado que igual el problema es que tú eres corto de entendederas?

      Háztelo pensar.

      Eliminar
  2. Uf, estos fanáticos con el coco lavado no dan para más. Todo lo que sea poner en cuestión el dogma de fe de la "violencia machista" y saltan como perros amaestrados. El adoctrinamiento es increíble. Peor que fanáticos religiosos. Se niegan a ver la realidad: la violencia es violencia, no tiene género, ni sexo, ni color, ni nacionalidad ni nada. La puede ejercer cualquiera sobre cualquiera. ¿Violencia machista? ¿Violencia de chinos? ¿Violencia de negros? ¿Violencia de rubios? ¿de morenos? ¿de madrileños? ¿de catalanes?
    Es absurdo afirmar que la violencia es exclusiva de un grupo

    ResponderEliminar