lunes, 22 de mayo de 2017

LA ENFERMEDAD DE CREER QUE SABES



Se atribuye a Sócrates decir: "yo sólo sé que no sé nada"; esta frase memorable señala justamente el principio de la verdadera sabiduría. La frase no aparece como tal en la obra de Platón. Sin embargo, el verdadero espíritu de la frase puede encontrarse en La apología, cuando Sócrates responde con humildad a la idea que se tiene de que él es el más sabio de los atenienses. Dice ahí que si parece que es más sabio lo es sólo en que "lo que no sé no creo que lo sé". En la humildad y en el correcto juicio de no pensar que se sabe algo que no se sabe yace el principio de la sabiduría. Y es que, y en esto coinciden Platón y Aristóteles, la filosofía nace del asombro o del misterio ante lo desconocido.

Unos 100 años antes de que viviera Sócrates, en China apareció una misteriosa figura, el gran sabio Lao-Tse. En el libro del Tao se habla sobre lo mismo y se considera que el creer que se sabe es una enfermedad:


Saber que no sabemos
es un gran conocimiento.
Pensar que sabemos, cuando no sabemos,
es una gran enfermedad.
Sólo aquel que sabe que está enfermo
puede curar su enfermedad.
El sabio tiene salud.
Él muestra a los demás sus enfermedades
y así pueden ser curados

Tao Te Ching LXXXI, versión J. Mascaró

Este mundo es una enfermedad: todos estamos enfermos de la muerte y el sufrimiento y volveremos al ciclo de renacimiento y muerte; al menos esto es lo que señalan gran parte de los sistemas filosóficos espirituales, de los Upanishads a Buda y a Platón. Es la ignorancia la que produce el sufrimiento. Lo primero es saber que vivimos de manera ignorante, ya que de otra forma no sufriríamos. No hay enfermedad más grave que creer que uno sabe, cuando en realidad sólo tiene el medicamento, los recursos para cubrir o paliar los síntomas de una profunda ignorancia. Es la sabiduría la que cura y libera, la medicina de los grandes maestros como Sócrates, como Lao-Tse, como Buda, la cual debe de ser hecha propia, ya que es intransferible hasta que no se experimenta como una verdad interior.

Pero incluso desde una perspectiva no espiritual resulta evidente que nuestra sociedad de la información padece un caso especialmente agudo de confundir justamente estar informados con saber, y de ahí un falso creer. Lo analizamos extensamente en este ensayo sobre las diferencias entre la sabiduría, el conocimiento y la información. Y es que, como dice Maria Popova del sitio Brain Pickings, el hecho de que hoy todos sientan que deben tener una opinión sobre todo produce más ignorancia:

Vivimos en un mundo donde abunda la información, pero enfrentamos una creciente escasez de sabiduría. Y lo que es peor, confundimos la una con la otra. Creemos que tener más acceso a la información produce más conocimiento, y esto resulta en sabiduría.

Pero, si acaso, lo opuesto es verdad: más y más información sin el contexto y la interpretación adecuada tan sólo confunde nuestro entendimiento del mundo en vez de enriquecerlo.

(Visto en Pijamasurf)

2 comentarios:

  1. Esa enferedad tiene un nombre "Prepotencia" y abunda tanto que ya es una plaga.

    LA prepotencia se fomenta en la escuela Los politicos halagan ala smasas dandoles titulos sin esfuerzo cosas sin esfuerzo y le s prometen el paraiso sin esfuerzo No hay que trabajar , solo..dejarse robar y explotar

    el aborregamiento de la gente se dirige desde arriba la actual es la generadcion del "porque yo lo valgo" como ellos lo valen tienen derecho a todo por el mero hecho de ser quienes son

    La Aristocracia se ha democratizado ahora todos son hijos de conde, se lo merecen todo todo y todo pero no solo eso ademas se creen que lo saben todo todo y todo

    las amsas prepotentes s elas dirige mediante sentimientos Sentimientos sobre todo no solo sobre otra spersonas tambien sobre animales y cosas (Quitale a alguien su iphone6 a ver que te pasa) Ese sentimentalismo abunda en la desconexion de la inteligencia

    ¿Tien esolucion? Pue sno porque los abducidos por su propia belleza e inteligencia no pueden ni plantearse si eso les crea pproblema alguno y de ellos no va asalir Ademas hay abundante oferta ideologico-sentimental como para que puedan pensar

    la sociedad desectruturada entra en agonia porque occidente ni trabaja, ni puede trabajar ( adios a la clase obrera) el Paro chino, que hemos importado anega Europa El cambio demografio del mestizaje-kalergi tambien EL cristianismo lleva 70 años batiendose en retirada Nos han especializado en e glamour en hacer fiestas mientras nuestros drigentes s eentregan a ritos masonicos y satanistas y aordeñar a los "ultimos hombres" europeos que son tan listos qu eya nacen sabiendolo todo

    Esa es la situacion de europa querida por las élites y ahora, deseada por sus propias victimas !Vivan las caenas!



    ResponderEliminar
  2. Nacen, crecen, se reproducen y mueren.
    Se puede morir de enfermedad, pero la muerte no es una enfermedad

    ResponderEliminar