jueves, 25 de mayo de 2017

"LA PÍLDORA ROJA", UN DOCUMENTAL QUE DESTRUYE EL DISCURSO DEL VICTIMISMO DE GÉNERO



La historia de este documental es, cuando menos, singular: Cassie Haye, feminista acérrima y autora de documentales, quiso realizar uno desenmascarando al MRA (Men Rights Association, un movimiento en defensa de los derechos de los varones), grupo acusado de sustentar la llamada "cultura de la violación", de defender el supremacismo masculino, la misoginia y los supuestos privilegios de que goza el hombre en algún universo paralelo que, desde luego, no es el que habita el que firma esta presentación (en el mío ni me pagan más por ser hombre ni se me aplicaría presunción de inocencia alguna si me acusase una mujer).

Lo que la directora se encontró fue que sus patrones de pensamiento inducidos por la desinformación y la propaganda que se le habían inculcado no eran aplicables a un colectivo que, sencillamente, denuncia el ninguneo, la humillación y el desprecio que los hombres padecen allí donde el discurso de género se ha convertido en hegemónico. Al tomar conciencia de lo equivocado de sus prejuicios, Haye experimentó una suerte de conversión -un "caerse de la burra", dicho en román paladino- que le hizo cambiar el enfoque de su documental y convertirlo en una denuncia de la culpabilización sistemática de los hombres.

Ahí empezaron sus problemas.

Su abandono del discurso victimista del feminismo oficialista y su deseo de contribuir a un debate sobre el problema se encontró con la respuesta habitual: el boicot, la censura y la persecución. Como todo el que se sale de la verdad oficial, rebate los disparates hembristas o admite el menor matiz en un planteamiento maniqueo que solo acepta el "conmigo o contra mí" fue acusada de machista, traidora, víctima del síndrome de Estocolmo, de abducción mental y probablemente de posesión demoníaca.

Las feministas del "todo es blanco o negro, y al que aprecie algún gris hay que sacarle los ojos" boicotearon la campaña de "crowfunding" con que buscó financiar el proyecto, una vez que le fue retirado el apoyo de quienes lo pusieron en sus manos esperando que contribuyese a la ingeniería social de adoctrinamiento supremacista femenino. Ha sufrido todo tipo de ataques, peticiones de censura y llamamientos, la mayoría exitosos, para impedir su proyección en países como Gran Bretaña o Alemania, pasando por Australia donde directamente se ha pedido que se impida a la directora pisar el país. Ha sido retirado de plataformas online como Vimeo o Netflix. Los espectadores que han querido ver el documental en los pocos cines que se han atrevido a darle cancha han sido objeto de insultos y agresiones por parte de piquetes de manifestantes iracundos en lugares tan "civilizados" como Ottawa (Canadá).


"Si la libertad significa algo, es sobre todo el derecho de decirle a la gente lo que no quiere oír", proclamaba el clarividente George Orwell. ¿De qué libertad podemos hablar en 2017 cuando una ideología de odio respaldada por los gobiernos satanistas que la Élite ha impuesto, financiada por los Rockefeller y Soros de turno y que infiltra a los medios, la educación y la mal llamada "justicia" puede bloquear la difusión de un documental que solo pretende crear un debate, planteando preguntas en vez de establecer dogmas?

Dejo la pregunta en el aire, y enlazo este valiente alegato en pro de la libertad, en espera de que probablemente en breve sea retirado de la Red por la nueva inqusición del fascismo que nos toca padecer, por lo que sugiero que sea descargado.



(posesodegerasa)

7 comentarios:

  1. Efectivamnete dentro de la acumulacion de micro causas que sostiene la "Nueva" "izquierda" el feminismo es una d e las mas conspicuas

    ¿Que es falsa? Da lo mismo si vale para comer el tarro aun colectivo y enfrentarlo a otro ..es bueno para "la Causa"

    "La Causa" consiste en apoderarse del poder, para ¿Hacer qué? Pues para forrase lo primero, despues.."ya se verá" ( Soros !que grande eres!)

    Como la "nueva izquierda" actua desde, para y por la "acumulacion de causas" todo lo que le viene es bueno ( funciaona como un cubo de basura, que acepta todo lo que le echen) es logico que existan contradicciones e incompatibilidades gravisimas

    Las "feministas supremacistas" tienen, al menos, dos enemgos dentro del saco de la "Nueva Izquierda" El el Supremacismo Gay y El Islam

    Si nos detenemos en el islam

    ¿Como una mujer/feminista puede defender esa doctrina que va contra los mas elementales derechos de las mujeres?

    Pues maravillense: lo hacen.

    ¿Estan descerebradas? lo mas probable

    Obviamnete los tios que defienden al islam desde posiciones "aparentemente porgresistas" son cripto-machistas que piensan que "ellos estarian mejor si les dieran a cada uno cuatro mujeres/cosas-con-vagina para su uso y disfrute" no lo reconoceran jamas, pero eso es lo que piensan

    Pero !!!que lo defiendan mujeres!!!




    ResponderEliminar
  2. En el caso de España, una de las cosas (son varias) que me llaman la atención sobre la mal llamada "violencia de género" es:

    ¿Por qué no se registra por igual (de manera oficial) la muerte por violencia pasional/doméstica tanto de mujeres como de hombres como hace tiempo?

    ¿Por qué sólo se cuentan a las mujeres fallecidas (sale constantemente en tv) si en el discurso feminista supuestamente se busca la igualdad de derechos?

    ¿Por qué es "violencia de género" una "agresión" de hombre a mujer y de mujer a hombre se considera "violencia doméstica" si hablamos del mismo hecho?

    Si una mujer denuncia un posible maltrato, ¿por qué no se investigan bien los hechos antes de realizar una detención (que dicen preventiva) para esclarecer los asuntos y saber la verdad y entonces proceder según lo averiguado?

    Si un hombre denuncia maltrato de su pareja, ¿por qué no hay teléfono de ayuda para ellos también igualmente? Ah, que la mujer es más "débil" (ese discurso supuestamente machista que las feministas odian, pero que acogen si las beneficia) ¿no pueden haber casos en el que el varón sea más vulnerable que la mujer?

    ¿Por qué tanta obsesión con el machismo (no dudo que hay hombres machistas) considerando muchas cosas típicas del sexo masculino como "micromachismos" llamándolas "ofensivas"o "agresivas", cuando sólo algunas de ellas como mucho se pueden considerar de mala educación pero no por ello es una agresión machista? ¿No hay mujeres maleducadas e incluso agresivas?

    ¿Por qué los medios de comunicación son tan tendenciosos en este tema? Si es un hombre es el que comete el crimen "es muy malvado y machista". Si es una mujer, "sufre crisis", o incluso si asesina a sus hijos y después ella se suicida, como he leído en algún medio, se le ha llegado a llamar "suicidio ampliado", cuando la realidad es que ha habido asesinatos y un suicidio.

    ¿Por qué se tiende a ridiculizar la masculinidad, la hombría en los medios (publicidad, programas de tv, series, dibujos animados, etc) y si aparece, le dan connotaciones negativas (salvo si un hombre ha defendido a una mujer de un maltrato de otro hombre)?

    Son tantas cosas y evidentes...

    ResponderEliminar
  3. https://miguelorenteautopsia.wordpress.com/

    Miguel Llorente Acosta (Médico Forense)

    POSTMACHISMO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabwana (no es errata) al sr. Llorente por su cerrada defensa del discurso de (contra)valores dominante, al no apartarse ni un milímetro de lo que los medios, el gobierno y todo el aparato al servicio del plan de la élite defiende.

      Supongo que le supondrá reconocimiento y palmaditas en la espalda, garantías para su chiringuito y el aplauso de los dóciles.

      Lo que no creo que logre es convencer a nadie con su repetición de papagayo de los tópicos que este blog ya desmontó en su serie "Feminismo y falsos mitos" con argumentos que se limita a ignorar, pese a su demagógica reivindicación de la "contra-argumentación crítica". ¿La que sus soci@s han practicado con Cassie Haye?

      Empieza por aceptar la corrupción del lenguaje que se nos impone, al hablar de "violencia de género", un imposible metafísico: la violencia "de género" no existe porque los elementos gramaticales no pueden matarse entre ellos. Habrá quien se considere a sí mismo un mero significante, un simple sintagma lingüístico (menudo problema de autoestima debe padecer), pero yo me considero persona, y las personas tenemos sexo, no género como las palabras.

      Vuelve a la canción de que las denuncias falsas (que tantas ventajas producen a sus autoras y que no son perseguidas, ya que es inconcebible que seres de luz como las mujeres aprovechen las ventajas que les da el sistema) son solo el 0´017 % "dependiendo del año" (a ver cómo se interpreta la puntualización), cifra absurda se corresponde con las condenas por denuncia falsas, no con las denuncias falsas, que, insisto, no son contabilizadas.

      Cuando de más de 140.000 denuncias solo 12.000 casos llegan a juicio (juicios de los que el 40 % termina en absolución para el denunciado pese a las instrucciones a los jueces para que dicten condenas) es que no hay mucha base para hablar de denuncias justificadas. Remuneradas sí, y muy generosamente con el dinero de todos.

      Repite lo de "igualdad, igualdad" cuando la ley establece tribunales solo para hombres y considera una misma acción delito si la comete un hombre y mera falta si la comete una mujer. ¿Qué igualdad ve nadie con dos dedos de frente en esto?

      Repite también la autista cantinela de que "no se pide que se ponga a mujeres en puestos de responsabilidad por ser mujeres, sino que no se las excluya de esas posiciones por serlo". Mentira, demagogo sr. Llorente: las cuotas de presencia femenina imponen la presencia de mujeres no por su capacidad intelectual, sino porque tener coño se ha convertido en una ventaja para acceder a puestos de mando. Si se primase la capacidad lo de las cuotas sería un mal chiste sin más.

      Y todo esto solo en el primer artículo que uno se encuentra en este blog de propaganda pro-élite.

      Anónimo, espero que tu próxima recomendación sea más acertada.



      Eliminar
    2. Por último añado que, mientras este blog publica TODOS los comentarios que recibe, el "dialogante" forense que recomiendas lleva 18 días ya no solo sin contestar el que yo le remití en forma de pregunta clara y concisa, sino sin siquiera publicarlo.

      ¿POST-DIÁLOGO?

      Eliminar
  4. Pues si no entendéis el apoyo extra que necesitamos las mujeres por el hecho de serlo, poco podemos hacer por un mundo más justo. Seguiríanos trabajando por dos pesetas bajo todo tipo de abusos de nuestro jefe (recuerdo ahora la película Sufragistas basada en hechos reales incontestables) Lo que no entiendo es que la lucha no la hagamos hombres y mujeres juntos y por qué os empeñais en nuestro odio a los hombres. Sobre hombres muertos a manos de sus parejas, dadme nombres que yo te doy todos los de las asesinadas el pasado año. No entiendo porque os sentís agredidos por esta realidad. Si el dato de que condenan el 40% de los 12000 juicios es real, me sale una cifra muy alta de agresiones ¿no? debería ser muestra de por qué ese foco especial en que se nos deje de pegar ni siquiera "lo normal". Sobre musulmanes, es tan locura decir que todos nos hacen llevar burka como que todos los hombres son violentos. Yo viajo muchísimo por mi trabajo hace 18 años y también conozco los que no aceptan la sharia. En fin que inegable e históricamente aceptado está que el mundo es machista, y en unidad deberíamos luchar,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El “apoyo extra” que “necesitan” las mujeres por el hecho de serlo pasa por que accedan a puestos de responsabilidad en condiciones más ventajosas que los hombres? ¿Por retirarle a los varones la presunción de inocencia? ¿Por censurar e imposibilitar todo debate al respecto (y he tenido que reponer los enlaces del documental ya CUATRO veces, al haber sido otras tantas eliminado de YouTube y de Vimeo?

      Me hablas de situaciones –como las de “Sufragistas”- de hace un siglo como si aún se dieran aquí, cuando los países en que aún se dan son ignorados por el feminismo occidental, convertido en una ideología supremacista. Y encima el odio a los hombres lo conviertes en “algo en lo que nos empeñamos”. ¿Somos los hombres los misándricos? ¿Tenemos que pagar por lo que padecieron las mujeres hace cuatro generaciones?

      En cuanto a lo de “nos matan más”, “nos pegan más”, etc. … vas a la fácil estadística, no al drama humano que hay detrás de toda violencia. El considerar a la mujer víctima de primera categoría y a varones y niños de segunda no ha contribuido en modo alguno a resolver la situación, sino a desvirtuarla. ¿Quieres culpables o quieres soluciones?

      Tu confianza en la propaganda del sistema es preocupante. Como hay muchas condenas contra supuestos maltratadores, los hombres somos criminales. También en el medievo hubo numerosísimas condenas por brujería a mujeres no integradas. Podemos deducir de ello la existencia de perversos mecanismos de culpabilización, o bien deducir una supuesta maldad congénita de las mujeres. Quien quiera hacer la segunda lectura debería hacérselo mirar.

      En cuanto a las acusaciones que no has podido leer aquí no voy a defenderlas, dado que la “falacia del hombre de paja” es una trampa y no voy a caer en ella.

      Finalmente, te recuerdo lo que dijo una gran científica: “Nunca he creído que por ser mujer deba tener tratos especiales. De creerlo estaría reconociendo que soy inferior a los hombres, y no soy inferior a ninguno de ellos” (Madame Curie)

      Eliminar