viernes, 3 de noviembre de 2017

APROBADO EL TRATADO CETA



Confirmado: la dieta canadiense es algo entre asqueroso y fecal. Pero los po-
líticos de la UE, este paradójico logro nazi, no han mostrado el menor escrú-
pulo en que la compartan con nosotros. Sin etiquetado ni aviso alguno, por
aquello de que "ojos que no ven, a ver a quién le echas la culpa del envenena-
miento". Las legislaciones nacionales son papel mojado ante las corporaciones

El problema catalán ha resultado una bendición para el Partido Popular, que envolviéndose en la bandera y en la unidad de España ha podido ocultar corruptelas y enjuagues varios, como el saqueo de pensiones y seguridad social, la imputación del partido por corrupción y la aprobación de tratados contra los derechos del consumidor como el CETA, aprobado al mismo tiempo que la decisión de aplicar el artículo 155 a los Puig-demoníacos golpistas de la Generalitat.

El viernes pasado el Senado tenía dos puntos en el orden del día. El primero, la aplicación del artículo 155 de la Constitución, aprobada por 214 votos a favor, el 83 % de la cámara. Este acuerdo dio autorización al Gobierno de Mariano Rajoy para tomar el control del gobierno autonómico catalán y desmantelar la iniciativa de sedición emprendida por los -teóricamente, y ley d´Hont mediante- máximos representantes de la voluntad popular.

Curiosamente, el otro asunto que trató el Senado era la aprobación del dictamen de la comisión correspondiente para dar luz verde al Comprehensive Economic and Trade Agreement (CETA),el acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá que sitúa a las corporaciones por encima de las legislaciones de la UE y abre la puerta al consumo de alimentos antes prohibidos por insalubres. A partir de esta aprobación, podremos saborear venenos tan poco recomendables como:

1. CARNE DE POLLO CON CLORO

En Canadá no hay ningún problema si la carne de vaca o de pollo se lava y se procesa con agua clorada. Algo terminantemente prohibido en Europa hasta el mes pasado. Se sabe más bien poco de sus efectos en la salud, pero lo más importante aquí para los políticos es que habrá precios más bajos gracias a una industrialización de las granjas. El consumidor comprará carne más barata pero de menor calidad y con un posible ingrdiente sorpresa en el proceso de producción: el cloro


2. CARNE DE CERDO CON HORMONAS DE CRECIMIENTO

La ractopamina es un fármaco que estimula el crecimiento y que está prohibido en 160 países, incluidos los de la Unión Europea. En Canadá está permitido como droga veterinaria que se inyecta al ganado bovino, cerdos y pavos. Este estimulante se inyecta a los animales justo antes del sacrificio, pero permanecen residuos en el alimento final que se pone a la venta en los supermercados.

3. MAÍZ MODIFICADO GENÉTICAMENTE

La UE permitía solo el 0,1% de material modificado genéticamente (GM) en alimentos de consumo humano, pero Canadá es uno de los tres grandes productores de alimento transgénico del mundo. Lo que antes era etiquetaje obligatorio para cualquier alimento de la Unión Europea ahora no requerirá esa obligación (voluntaria en Canadá). Maíz, soja y remolacha modificados genéticamente serán algo normal en los estantes de tu supermercado.

4. SNACKS CON COLORANTES

La regulación canadiense permite que los fabricantes puedan etiquetar alimentos simplemente con el aviso de “colorantes”. Muchos de ellos no están permitidos en la UE como señala Yago Álvarez: “podremos encontrar en nuestros alimentos el Fast Green FCF, el Citrus Red 2, 18 Allura Red, Ponceau SX, Brilliant Blue FCF, indigotina y tartrazina”. Algunos de ellos son comunes en snacks e incluso en guisantes congelados.

5. SALMÓN CLONADO

El salmón fue el primer animal genéticamente modificado aprobado en Canadá para consumo humano. Las empresas que lo producen en Canadá no están obligadas a etiquetarlo una vez llega al supermercado. Así que es imposible que el consumidor pueda diferenciar el salmón salvaje del de piscifactoría o del modificado genéticamente. Antes se pagaba un 15% de tasas para entrar este salmón en Europa. Con el nuevo acuerdo CETA, la tasa se ha eliminado por completo.

(Fuentes: http://kaosenlared.net/; http://elmunicipio.es/)

1 comentario:

  1. Efectivamente. Mientras mirábamos al 155, ese mismo día, el propio senado lo aprobaba. Trileros hijos de...

    ResponderEliminar