viernes, 10 de noviembre de 2017

CHEMTRAILS DESHACIENDO BORRASCAS


2 comentarios:

  1. Ayer, 9 de noviembre 2017, la televisión española anunciaba, pero supongo que fue una de esas noticias ridículas que dan a nivel mundial: "El Papa prohíbe la venta de tabaco dentro del Vaticano".


    La comunicación desde siempre ha sido asimétrica. Una élite minoritaria vomita toneladas y toneladas de basura en forma de noticias sobre la población; esta basura incluye desinformación, mentiras, publicidad encubierta, opiniones, hechos deformados, propaganda, noticias irrelevantes (no noticias), más mentiras, programación, lavado de cerebros, ocultación de noticias relevantes, mensajes cifrados entre mafias de poder rivales, y un pequeño porcentaje de cosas importantes que sí son ciertas y que generalmente favorecen al filtrador y denigran o perjudican a alguien a quien se quiere perjudicar.


    El ciudadano queda literalmente sepultado por toda esta avalancha de inmundicias y es materialmente imposible que pueda reaccionar a todo este ataque coordinado y planeado por ingenieros sociales y ejecutado por populares "comunicadores" que gozan además del favor y el fervor de amplias capas de esa misma población lobotomizada por sus prácticas criminales.


    El problema consiste en que esta lluvia torrencial(Nos mean y dicen que llueve, decía Galeano)empapa a millones de personas y la reacción por parte de quien se da cuenta o pretende evitarlo o simplemente denunciarlo no puede llegar más allá de unos cientos o miles de personas, en el mejor de los casos; luego tenemos un serio problema, pues al contrario de lo que se nos repite a diario desde todos los rincones del poder, en esta sociedad de la información, NO HAY LIBERTAD DE INFORMACIÓN, como no podía ser de otra forma dado que es la peor dictadura (por sibilina, no por truculenta; es una dictadura limpia en la que los muertos se esconden asépticamente debajo de la alfombra o simplemente se borran apretanto "delete") que ha conocido la humanidad.


    Me parece muy bien que el Papa prohiba la venta de tabaco en el Vaticano, pero algún medio de desinformación de masas, aunque sólo fuera uno, le tendría que decir a este criminal falsario y repugnante que sería bastante más eficaz que dejará de fumigarnos y de robarnos el agua de la lluvia. Estas cosas no son noticia, no están en la agenda, porque todos aquellos que aparecen en los medios de desinformación, absolutamente todos, saben perfectamente de qué se puede hablar y de qué NO; sino no saldrían, porque el precio de hablar en esta sociedad "libre" es el ostracismo, el silencio absoluto o la muerte.

    ResponderEliminar
  2. Muy Bien, eso indican los Satélites pero falta eliminar resto de Variables para Confirmar que es una Cosa Premeditada, como tantas de unos CRETINOS con Dinero.

    ResponderEliminar