domingo, 5 de noviembre de 2017

HASTA LOS MORANCOS SE CACHONDEAN DE PUIGDEMONT



Decía el razonable Tarradellas (el último líder catalanista con sentido común y talla de estadista) que "en política se puede hacer de todo salvo el ridículo". El fantoche cobardón y esperpéntico que es Carles Puigdemont no ha tenido presente el consejo de su predecesor y anda enfrascado en una grotesca huída hacia ninguna parte. Tras arruinar Cataluña, saltarse las varias legislaciones alternativas que pretendía implementar (incluídas las diseñadas por él mismo) y huir dejando en la estacada a sus compañeros de sedición para refugiarse al amparo de partidos de extrema derecha belga y de abogados expertos en conseguir la impunidad para asesinos de ETA, el relato de su cobardía e incompetencia es pasto abonado para los muchos humoristas que campan por esta nación de cachondos mentales. Aquí va una muestra:

No hay comentarios:

Publicar un comentario