lunes, 13 de noviembre de 2017

OTRA VEZ SE DETECTA EN EUROPA UNA MISTERIOSA CONTAMINACIÓN RADIACTIVA DE ORIGEN DESCONOCIDO




Hace unos días volvieron a saltar las alarmas en las estaciones europeas de control de la radiactividad.

Esta vez se detectaron niveles inusuales del compuesto químico Rutenio 106 diseminados por el aire de toda Europa, Oriente Medio y Asia Central. Se trata de un isótopo utilizado en la radioterapia del cáncer para tratar tumores oculares, y a veces en los generadores termoeléctricos que surten de energía a los satélites.

Algo similar sucedió hace unos meses con otro compuesto altamente nocivo para la salud, el yodo -131.

Las autoridades científicas insisten en que los niveles registrados no perjudican a la salud (el tipo de afirmación que justamente debería hacer que nos preocuparamos).

Lo que no dicen estas “autoridades”, es que una exposición constante a estas sustancias tóxicas puede producir procesos cancerígenos a largo plazo en una población no inmunizada a estos compuestos.

La explicación oficial de los medios informativos a sueldo de la élite es la posible fuga radiactiva en una central nuclear rusa, una explicación absurda,ya que si sólo se ha liberado el rutenio no puede ser una fuga radiactiva de una central nuclear, ya que un accidente en una central nuclear, libera muchos otros compuestos radiactivos además del rutenio. Con lo cual los “mass media” una vez más desinforman.

Pero a ellos ningún organismo oficial les acusará de “fake news”, a los medios alternativos independientes del poder sí.

Puede haber una explicación más realista a esta oleada de “fugas radiactivas fantasma” que estamos sufriendo un día sí y otro también, una explicación marcada en nuestros cielos cada semana, las fumigaciones masivas y prácticamente diarias que sufrimos en nuestros pueblos y ciudades por esos misteriosos “aviones blancos sin identificación”.

La CIA ha reconocido públicamente que tienen capacidad para lanzar partículas químicas mediante aviones para modificar el clima.

Pero es que la cia en épocas pasadas ha realizado todo tipo de experimentos químicos con la complacencia de gobiernos, ong y demás organizaciones compradas por el poder. Experimentos contra la población indefensa, como demuestra el siguiente reportaje:



Esto son pruebas, hechos que no deben dejar a nadie indiferente. La élite oscura ha experimentado y experimenta con nuestra salud, un día sí y otro también. Las fumigaciones con rutenio 106 son la enésima prueba.

Entretanto, los medios nos informan de que una de cada tres personas enfermará de cáncer.

Nos hacen creer que únicamente lo que nos cuentan los “especialistas” son los auténticos motivos de los casos de incremento del cáncer. “Especialistas” a sueldo de las organizaciones médicas a su vez vasallas de la OMS, otra organización títere de la élite oscura.

Puede haber otro motivo para que dentro de muy pocos años una de cada tres personas tenga cáncer, y son las fumigaciones encubiertas con sustancias radiactivas tóxicas en nuestros cielos.

¿Hay algún ingenuo que piense que la élite dirigente no cuenta con sus “vacunas especiales” que les protegen de este tipo de sustancias?.

Está pasando hoy, ante nuestros ojos, y con el silencio cómplice de las autoridades.


(Fuentes: http://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com.es/; http://despiertavivimosenunamentira.com/)

1 comentario:

  1. Las televisiones privadas se reparten el trabajo en España, mientras la Secta sigue con el monotema catalán ad naseum, dando voz a cualquiera de los payasos habituales que no tengan nada nuevo o sensato que decir sobre el tema ya manido, la Quatro informaba hoy de que, en breve, uno de cada tres borreguitos vamos a padecer cáncer y lo "imprescindible" que resulta contar con muchísimas más máquinas para la detección precoz de la enfermedad; sí, de esas que hace pocas fechas nos regalaba amablemente Amancio Ortega ¿lo recuerdan?. Pues bien, la broma consiste, según adelantaba la hija de puta televisiva en que se empiece a medicar todo quisqui a partir de los 50 años, y de que el cáncer o lo que sea, lo diagnostique una máquina, convenientemente regulada (con márgenes de error lo suficientemente amplios como para que los criminales farmaceúticos puedan ganar un poquillo de dinero, que todos tenemos que comer, faltaría más, aunque sea mierda lo que comamos) , y no un médico especialista que quizá no esté suficientemente aleccionado por la OMS o el organismo genocida correspondiente y que pueda tener un peligroso arranque de humanidad u honradez profesional, cosa que sería bastante extraña, por otra parte.


    No estaría mal que la próxima vez que esta cuadrilla de psicópatas criminales y degenerados que nos gobiernan nos convocasen a las urnas las llenasemos de todas las inmundicias que llevan años arrojando sobre nuestras cabezas mientras damos saltitos de alegría. ¡Queremos votar! Hace falta ser un verdadero tarado para seguir tragándose tanta mierda sin rechistar. Todavía estamos a tiempo de pararles los pies, pero para eso tendríamos que arrojar al mar a TODOS los políticos y eso sí que es urgente, nos va la vida en ello.

    ResponderEliminar