viernes, 10 de noviembre de 2017

QUERIDOS SEPARATISTAS ...




Queridos separatistas:

Os escribe un opositor a la causa de la secesión que nunca ha dejado de combatir lo que ha creído una causa injusta desde el análisis racional, el debate y el sosiego, y que no pretende contribuir a generar más crispación, sino a restaurar lo que en otro tiempo fue una razonable convivencia fundada en lazos históricos, culturales y de carácter, pero que, justamente por proponerse esa meta, no puede dejar de poner ante vuestros ojos el espejo de la realidad distorsionada que vuestro irresponsable y autocomplaciente proceder ha creado.

"Mosso" que, por fin, ha salido del armario
Me anima a dirigiros estas líneas la clara conciencia de que muchos entre vuestras filas no han entendido nada de lo que ha sucedido, visto el entusiasmo con que catalanes improductivos han buscado paralizar mediante coacción la Cataluña trabajadora en la jornada de huelga del pasado dia 8, mientras una policía autonómica que al parecer cobra por no hacer nada ha dado un nuevo ejemplo de su afición a emular a los mimos que ejercen de estatua humana en Las Ramblas, algo que al parecer les resulta muy ventajoso de cara a los que reconocen este cuerpo al "poli bueno" de los telefilmes malos.

Ignoro si estas líneas van a ser consideradas por uno solo de los que habéis respaldado el salto al vacío al que os han invitado evasores fiscales que, a la hora de la verdad, se han cuidado de ponerse a salvo a sí mismos, ya sea mediante la huída a Bruselas o al chalaneo con el gobierno central, que busca salvar de la cárcel a vuestros líderes puenteando la labor de los jueces independientes.

No voy a ser complaciente: vuestro proyecto sin contenido, estrategia ni razón de ser solo puede sostenerse sobre el más desquiciado delirio.

He discutido larga -y educadamente- con muchos de vosotros en el tú a tú que permiten las redes sociales, y siempre, siempre, la conversación ha acabado en un punto muerto por una de dos razones: la pretensión de mi interlocutor de que yo no podía entender las razones que él no acertaba a exponer por ser ajeno a su realidad (un modo un tanto alambicado de decir "es que no eres una presa tan fácil para la manipulación emocional como nosotros") o, en casos minoritarios, por su pretensión de poder rebatirme pero no hacerlo porque le resultaría fatigoso hacerlo (el consabido "eso no toca ahora" de Jordi Pujol), ocasión en que no he dejado de recordarle la fábula de la zorra y las uvas, y la sentencia de William Drummond de que "el que no quiere razonar es un fanático, el que no sabe es un ignorante, y el que no se atreve es un esclavo". Ninguna de las tres condiciones me parece deseable para quien se pretende ciudadano, y además "independiente", cuando carece de estrategia para independizarse de la tiranía de los bancos, de las corporaciones, de los fabricantes de enfermedad, sumisión y muerte, de los intereses que nunca jamás han denunciado los muñidores de este disparate de la secesión porque, sencillamente, son sus aliados. La independencia que os han ofrecido era tan solo la renovación del sometimiento a poderes nada democráticos.

Una reflexión digna de PuigDEMONt
Ahora que queda de manifiesto la impresentabilidad de los líderes que os habían prometido el Paraíso, pero han labrado con su irresponsabilidad, despilfarro y cinismo el retroceso económico, la división y el odio, el malvado y fascista Estado español os ha devuelto la voz con una convocatoria de unas elecciones a la que vuestros próceres se resistían como gato panza arriba, pese a su cacareada querencia por votar. Por votar, claro, todo lo que a ellos les supusiera un beneficio personal, y en la forma en que el adversario no tuviese la menor oportunidad.

Será difícil que el 21-D veamos urnas llenas de papeletas antes de llegar a las mesas, "espabilados" votando varias veces y otras triquiñuelas dignas de un plebiscito en el Africa profunda, pero inasumibles en una comunidad política que sepretende respetable. El reto que tenéis es ahora participar en un juego con árbitro y reglas, y no en un simulacro trucado que hasta los observadores que convocásteis han desacreditado, y del que deberías avergonzaros.

Es una nueva oportunidad que podéis aprovechar para reconducir el callejón sin salida al que os han conducido, o para perseverar en vuestra apuesta por el aislamiento, la ruina económica y el enfrentamiento civil. Se que en un territorio de tanta incultura política como la Península Ibérica se vota más con el corazón que con la cabeza, pero ese proceder irracional es el que ha creado esta situación, y mantenerse en él solo servirá para prorrogar la situación y ahondar en el problema. Se que el proceder identitario necesita del reconocimiento, y que si este no es positivo ha de ser forzosamente peyorativo. Que quisieráis ser aplaudidos, pero preferís ser abucheados antes que ignorados. Son las paradojas de esa adicción casi insalvable que el ser humano padece insensatamente: la adicción a la identidad.

Si esta nueva oportunidad va a ser aprovechada para restaurar la convivencia bajo el imperio de la ley o para perpetuar el "apartheid" del desprecio a la mitad de la población, de las listas negras, del señalamiento y la humillación al discrepante depende de vosotros. Elegís entre los que han provocado la inseguridad, la fuga de empresas y el odio y los que un día acordaron que teníais derecho a la autonomía, las mayores cotas de autogobierno de toda vuestra historia (envidia de los pueblos sin Estado) y el derecho a exhibir sin represalias vuestros símbolos, lengua y cultura.

Una imagen que ha escandalizado a muchos, que, claro, no pueden entender-
la porque no son independentistas: creen en la ley, el sentido común, el amor
a los hijos, ... esas ñoñerías propias de españolistas totalitarios. Aquí vale todo,
y el que no lo acepte es un represor, un fascista y un enemigo de Catalunya.

Pueblos -aún- más cultos que vosotros (la Alemania de los años 30, por ejemplo) eligieron en su día, y en las urnas, el Apocalipsis.

Y eso fue lo que obtuvieron.

Con mi deseo de contribuir a la reflexión racional en detrimento del delirio sentimental:

©PosesodeGerasa




6 comentarios:

  1. En una entrevista sobre Cataluña el hispanista francés Arnaud Imatz decia que José Antonio Primo de Rivera se adelantó, ochenta años, al problema actual que vivimos con Cataluña

    ../.. José Antonio Primo de Rivera no era solamente "un cerebro privilegiado, quizás el más prometedor de Europa" como dijo Unamuno, sino también un político inteligente, sutil, honesto y moderno. No olvidemos que el mismísimo ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, dijo un día (Tiempo, 22 de diciembre de 1997, nº 816) que era uno "de los que mejor había entendido a Cataluña, y en circunstancias muy difíciles".

    José Antonio dijo textualmente lo siguiente:

    "[...] para muchos, el problema catalán es un simple artificio y, para otros, no es más que un asunto de codicia; sin embargo, estas dos actitudes son perfectamente injustas y desacertadas. Cataluña es muchas cosas a la vez, y mucho más profundas que un simple pueblo de mercaderes. Cataluña es un pueblo profundamente sentimental; el problema de Cataluña no es sobre importaciones y exportaciones; es un problema- muy difícil-, un problema de sentimientos".

    Dijo también muy acertadamente: "Ni autonomismo viejo, ni viejo centralismo. Entiendo que cuando una región solicita la autonomía, en vez de inquirir si tiene las características propias más o menos marcadas, lo que tenemos que inquirir es hasta qué punto está arraigada en su espíritu la conciencia de la unidad de destino; que si la conciencia de la unidad de destino está bien arraigada en el alma colectiva de una región, apenas ofrece ningún peligro que demos libertades a esa región para que, de un modo u otro, organice su vida interna".

    Tal vez eso fuera cierto hace 80 años, ahora yo no diira tanto aunque esta claro que eso es lo que gustan de oir muchos separatistas

    Quizas se pueda desactivar la vertiente sentimental pero la vertiente sentimental se ha enquistado en la hispanofobia y cuado se alienta un odio de esa clase abandonarlo es muy jodido

    el movimiento separatista ahora mismo es una xenofobia que intenta imponer una frontera etnica y un apartheid ( aunque la mayoria, separatistas o no, no quiera ni plantearselo )

    Es un movimiento iracional y como tal se basa enlas partes mas irrcionales de la sociedad Los estudianes y los funcionarios es decir aquellos colecivos que SE CREEN que no tienen nada que perder, y por consiguiente son mas manipulables y mas "activistas"

    La solucin está clara "hay que desnaZiificar Cataluña" el problema es: como hacerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alemania se desnazifico, básicamente, con unos Juicios de Nüremberg.

      En dicho juicios los alemanes, esa parte del pueblo (no fueron todos) que colaboráo por activa o por pasiva con los nazis, y que achacaba la derrota a Hitler, pero que seguía pensando que el ideal nazi era legítimo, entendió de un vez por todas donde habían estado metidos.

      Oir a sus líderes contar, cómo acusados en un proceso que los llevaría a la horca o al siucidio, en muchos casos, que habían hecho y por qué, exterminios en los campos de concentración incluidos.

      El saber que para esos mismos dirigentes ellos los alemanes eran peones sacrificables.. por un mollock superior..

      El conocer sus miserias cotidianas, tan alehadas de ese idela nazi de perfección..

      Todo eso tuvo un efecto demoledor.

      La cuestión es saber porque no se ha hecho en Vascongadas, con ETA y el nazionalismo asociado, los recogenueces, en Loyola por ejemplo.

      Y por que no no se queire hacer tampoco en Cataluña.

      El entender que el problema tiene solución, ese Juicio, pero que no se le quiera dar solución; es comenzar a entender porque pasa lo que pasa.

      No digo que en la actualidad tuvieran que acabar ahorcados, pero si con penas de prisión severas, algunas de por vida.

      un cordial saludo

      Eliminar
  2. que poco creible.....

    esta web paaa al ranking de las web de periodismo galactico que son la otra opcion que pone el sistema para los que buscan informacion fuera de los medios de masas.

    No hace falta que te excuses.... y sabia que mas temprano que tarde vendrias con la declaracion buenista.... por mi tu y tu familia se pueden morir.... el mundo estaria mejor, asi que dejate de gilipolleces y se un hombre consecuente....
    Ahora detestamos a los españoles, nos parecen basuras, y su nacion se la pueden comer entre tanto muerto hambre.

    http://www.elnacional.cat/es/politica/manifestacion-marina-presos-politicos_211638_102.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues agradezco sobremanera el ascenso a "galáctico", pero viniendo de un pozo de odio alienado por tanta -y tan penosa- propaganda como os suministran los señoritos a los necesitados de identidad, entenderás que te tenga por muy poco legitimado para esta -ni para ninguna- calificación.

      Que un siervo como tú declare "muertos de hambre" a los otros habla a las claras de cómo compensáis los acomplejados vuestras bajezas. A lo Curucull, para entendernos. Y tu patética declaración de que detestáis (¿quiénes?, ¿en nombre de quién escribes tus disparates?) a los españoles proclama que el prejuicio ha sustituido en tu atolondrada cabecita a cualquier ejercicio de razonamiento. ¿Pero es que conoces a todos y cada uno de los españoles, alma de cántaro? Cuando te ordenan hacer o sentir ya podían darte además razones, pero veo que la posibilidad de que un día te de por pensar está descartada de raíz.

      Y ya en agradecimiento al artículo al que me remites, te comparto un breve texto de un tal Stendhal, que ya en 1838 se percató de que iba el victimismo que la oligarquía barcelonesa viene cultivando interesadamente para consumo interno de los abducidos como tú:

      «Cabe señalar que en Barcelona predican la virtud más pura, el beneficio general y que a la vez quieren tener un privilegio: una contradicción divertida. El caso de los catalanes me parece el caso de los maestro de forja franceses. Estos señores quieren leyes justas, a excepción de la ley de aduana, que se debe hacer a su gusto. Los catalanes piden que todo español que hace uso de telas de algodón pague cuatro francos al año, por el solo hecho de existir Cataluña. Por ejemplo, es necesario que el español de Granada, de La Coruña o de Málaga no compre los productos británicos de algodón, que son excelentes y que cuestan un franco la unidad, pero que utilice los productos de algodón de Cataluña, muy inferiores, y que cuestan tres francos la unidad. Con esta excepción, esta gente son de fondo republicano y grandes admiradores del Contrato Social de Jean-Jacques Rousseau. Dicen amar lo que es útil y odiar la injusticia que beneficia a unos pocos. Es decir, están hartos de los privilegios de una clase noble que no tienen, pero quieren seguir disfrutando de los privilegios comerciales que con su influencia lograron extorsionar hace tiempo a la monarquía absoluta. Los catalanes son liberales como el poeta Alfieri, que era conde y detestaba los reyes, pero consideraba sagrados los privilegios de la nobleza.» (Memorias de un turista)

      Saludos a tu psiquiatra.

      Eliminar
  3. Se denota mucha rabia y algo de franquismo en estas lineas, que , evidentemente, desacreditan todo lo que pone. Una pena encontrar un texto de tan bajo perfil y tan poca objetividad. Nunca me había encontrado con algo así en esta web. Sin ningún ánimo de ofender (me gusta lo que haceis) revidad los contenidos y pedid segundas opiniones antes de publicar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si nunca se había encontrado con algo así en esta web es porque nunca hasta ahora el afán por dividir, humillar y marginar a una mitad de la población de una parte de mi país había sido el proyecto político de unos iluminados de tan dudosa catadura moral como los promotores del secesionismo. Y ante ciertas situaciones, toca tomar partido con todas las consecuencias.

      Consecuentemente, la rabia no la niego: sentirme objeto de un desvergonzado intento de robo por parte de una oligarquía con ínfulas de superioridad y que se ha creído merecedora de expropiar parte del patrimonio común es algo que me subleva.

      En cuanto al "franquismo", ya me dirá Vd. dónde o en qué lo encuentra.

      Si considera que defender la convivencia pacífica es franquismo tal vez debería revisar sus conceptos, yo solo he pretendido franqueza en esta nota.

      Y en cuanto a escribir(me) en segunda persona, este blog es un proyecto unipersonal y no la plasmación de una labor colectiva. Hago esto en plan "Juan Palomo" y no pretendo gustarle a todo el mundo. Quien lo tenga a bien -es su caso- tiene abierto este espacio para discrepar o criticar.

      Un saludo.

      Eliminar