sábado, 10 de febrero de 2018

BRECHA SALARIAL, ¿QUÉ BRECHA SALARIAL?



Analicemos una de esas mentiras que el sistema trata, a fuer de repetirlas una y otra vez a través de los medios de comunicación a su servicio, de implantar en las mentes de esponja de una población aborregada sometida al pensamiento único de lo políticamente correcto. En este caso nos vamos a referir a una de las falsedades sobre las que se levanta esa ideología de género que persigue el enfrentamiento entre los sexos.

Me estoy refiero a la supuestamente existente brecha salarial entre hombres y mujeres. Una supuesta diferencia salarial que no es cierta puesto que se basa en análisis falsos y que por tanto llega a conclusiones también erróneas. Pero que al ser repetida una y otra vez por los medios de comunicación supuestamente serios hacen que la práctica totalidad de la población acepte como verdaderos todos esos datos.

Pero lo más grave de todo esto no son tanto los datos erróneos, voluntariamente manipulados, cuanto el efecto que ellos causan tanto en la población masculina como en la femenina.

La población masculina ve esta realmente inexistente brecha salarial como una afrenta del hombre a la mujer, y esto unido al bombardeo constante que recibe señalándole como responsable de los continuos malos tratos, violaciones y asesinatos de mujeres por parte de hombres lleva a que todos los hombres empiecen a padecer un conflicto interno basado en la disonancia cognitiva de tener una visión protectora y respetuosa de la mujer que choca con la publicidad en la que se le ha convencido de que como miembro del género masculino es un agresor y violador en potencia. De este modo el hombre comienza a verse sometido a un complejo de culpa, y para librarse de ese doloroso complejo se ve abocado a romper la disonancia que sufre, y esa ruptura sólo se puede lograr haciendo coincidir lo que uno siente, o cree que siente por culpa de lo transmitido por los medios, con la conducta que realmente lleva a cabo.

En no pocas ocasiones esto mueve a una feminización del pensamiento y de la forma de actuar, cuando no a la violencia de la que tanto es acusado todo el género al que pertenece. A la par el hombre tiende a aceptar toda exigencia o acusación que proceda de su pareja o de cualquier mujer ya que de otro modo sentirá que se hace partícipe de la opresión y violencia que padece la mujer a manos de los hombres, tal y como hasta la saciedad repiten los medios.

En el caso de las mujeres toda esta esta estrategia publicitaria lleva a que el género femenino termine desarrollando una victimización de su persona que lleva aparejada la culpabilización de los hombres en general.

La mujer posmoderna, por no hablar de las feministas radicales, han terminado convenciéndose de que toda acusación contra el hombre es cierta y que cualquier acusación contra una mujer es poco menos que una afrenta personal.

Del mismo modo se ha generalizado entre ellas la idea de que tienen derecho a toda reivindicación que pidan aunque esta vaya en contra de los legítimos derechos del hombre, para justificar esas injusticias recurrirá siempre a la compensación por una supuesta discriminación y abuso de las féminas por parte del hombre a lo largo de la historia, olvidando que el hombre es el que ha ido a morir a los campos de batalla, el famoso “las mujeres y los niños primero” o que él ha sobrellevado los trabajos más duros y peligrosos.


El efecto que todo esto ha causado en ambos sexos es la aceptación de manera acrítica, ya sea debido a un complejo de culpa como a una victimización enfermiza, que acepta toda argumentación que presenten los ingenieros sociales a través de los medios o de las soflamas feminazis.

Es en este momento en el que retomamos el tema objeto de la presente entrada, es decir la tan cacareada como inexistente brecha salarial entre hombres y mujeres, afrontándolo desde una visión crítica y sin apasionamiento, tratando de tener en cuenta los datos y no los eslóganes ideológicos de aquellos empeñados en mantener y agravar la lucha de sexos.

Lo que se viene repitiendo hasta la saciedad y se ha aceptado como un dogma por una mayoría de la población es que la mujer cobra menos que el hombre, que trabajando en un mismo puesto el salario es menor para la mujer. Como veremos esto no es sino una falacia que trata de engañar a la población para gracias a ello alcanzar unos fines que promueven los que tratan de acabar con el individuo, con la familia y a través de ello con la sociedad. Pero como hemos señalado esas afirmaciones no son otra cosa que engaños y mentiras, y ahora lo pasamos a demostrar.

La denominada “brecha salarial” hace referencia a la divergencia salarial existente entre hombres y mujeres, una diferencia que según feministas y seguidores de la ideología de género sería debida exclusivamente a razones de género y en la que las trabajadoras de sexo femenino cobrarían un 25% menos que sus compañeros masculinos. La mentira de dar a entender que tras estos datos se esconde una suerte de discriminación salarial esta en que los datos ser refieren a salarios medios brutos, sin que en los datos que se utilizan para elaborar los porcentajes que presentan se valore el número de horas trabajadas o el puesto que ocupa el trabajador o trabajadora.

Respecto a la supuesta discriminación laboral en función del sexo del trabajador habría que comparar dos colectivos con condiciones y características laborales similares para poder afirmar que se da la discriminación que dicen que existe, o sea saber si ha igual trabajo, horas trabajadas y antigüedad en el mismo puesto de trabajo hay diferencia en el dinero que se percibe como salario, en caso contrario se estaría falsificando la información.

Cuando se realiza un análisis tomando en consideración los factores arriba señalados los resultados son muy distintos. Y es que por regla general los hombres tienen una media de edad media más alta y poseen una mayor antigüedad en sus puestos de trabajo, de la misma manera se encuentran en puestos con mayores niveles profesionales.

Tomando en consideración todos estos aspectos nos encontramos con que las mujeres reciben como media un sueldo 14% inferior al de los hombres y no el 25% que se señala.

Además, hemos de tomar en consideración el número de horas que se trabaja, puesto que de esta manera el porcentaje desciende hasta el 5.5%.


Lo que ocurre es que tanto unos como otras, se ven movidos a creer estos datos debido al complejo de culpa de unos y al sentirse víctimas de otras. El problema está en que no se dan cuenta de que están siendo víctimas de una manipulación llevada a cabo por los enemigos de la especie humana, unos enemigos que se sirven de ella para enfrentar a hombres y mujeres.

(Fuente: https://tierrasinnubes.blogspot.com.es/)

12 comentarios:

  1. Creo que utilizar todas estas mentiras como la brecha salarial,no es mas que una estrategia para destruir el instinto femenino maternal (y de paso la institución de la familia)por intereses de progreso.Porque si se hace de una forma directa sin culpabilizar al hombre de todos los problemas de las mujeres igual no se conseguiría esa reacción deseada en el sexo femenino, y aparte no tendría sentido de que existiera un buen número de feministas montando chiringuitos contra el machismo.

    ResponderEliminar
  2. YO MISMO:
    Luego cuando coinciden hombres y mujeres desempeñando una misma función resulta que el hombre debe de realizar las actividades mas tediosas como levantar cargas pesadas, retirar animales muertos q dan nauseas, limpiar retretes arascados, limpiar cloacas etc... No dudo de que habra muchas mujeres que hagan esas tareas igual y mejor que un hombre, pero por experiencia te digo que mayoritariamente se dedican a poner cara de pena y a excusarse en: no puedo, no lo soporto o no lo agüanto o eso lo tiene que hacer un hombre. He trabajado en unos cuantos ayuntamientos de peón de limpieza y la norma es las mujeres sola y exclusivamente a barrer, muchas veces de 2 en 2 por que si no no pueden vaciar el contenedor... y el hombre... el hombre a barrer solo, retirar los cadaveres de los animales, desatascar retretes, retirar fangos, lodos y escombros cuando hay riadas, limpiar las cloacas cuando hay algun atranque, recoger los restos de la poda de los árboles o retirar muebles de la calle, etc..., repito he trabajado en unos cuantos pueblos y en varias epocas diferentes y NUNCA he visto a una mujer realizar estas funciones y esto no es machismo es la realidad empiricamente demostrada. Eso si el salario es el mismo para ambos, el de peón de límpieza. Espero que nadie se sienta atacado por lo que digo y voy mas alla entiendo que sea asi, cada persona tiene unas cualidades y cada sexo tambien NO somos iguales si no complementarios y la igualdad deberia basarse en igualdad de oportunidades y que la funcion a realizar la lleve a cabo el MEJOR PREPARADO ya sea hombre, mujer, trans o lo que sea y no discriminar positivamente por engendros como la paridad laboral o la ley integral de violencia de genero gracias a la cual todos nosotros somos culpables de tener pene y lo peor de intentar introducirlo en la vagina de alguna muchacha que nos guste (es que a quien se le ocurre...).
    Estos "artistas" de la ingenieria social tambien han conseguido que ser madre y ama de casa sea la cosa mas cutre del mundo porque perpetua el heteropatriarcado, la sociedad falocentrica en la que la mujer depende del salario del hombre para sobrevivir sin darse cuenta que esa dependencia es bidireccional y de que es tan respetable la persona que trabaje dentro de casa como la que trabaja fuera sean del sexo que sean.

    ResponderEliminar
  3. Los hombres cuidan de la gente porque tienen trabajos en los que les pagan para ello. Las mujeres, todas, se pasan la vida cuidando aquellos que les rodean gratuitamente y esto ni se reconoce ni se agradece. Es una desgracia. Así no vamos a ninguna parte. Basta de enfrentamientos de diseño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni en el Titanic se pagó a los hombres para que cedieran el puesto en los botes salvavidas ni todas las mujeres son ángeles ciudadores. Al hombre le ha tocado en suerte (mala) desempeñar trabajos duros e ingratos para los cuales las feministas nunca piden paridad (tontas no son).

      Y en cuanto al desagradecimiento general hacia las mujeres cuidadoras, me suena a demagogia: no está bien publicitado, pero hay esposos, hijos, parejas y compañeros que hacen gala de reconocimiento y apoyo hacia esposas, madres, parejas y compañeras. Claro, que como eso es algo que ni recogen las noticias ni contempla la propaganda dictada por los ingenieros sociales, como si no existiera ...

      Eliminar
    2. Exactamente, todo son estereotipos y los que entráis al trapo a ultranza para defender al "pobre" varón amenazado, no se sabe bien por quien, no hacéis más que fomentar el odio al hombre. Vuestro empeño beneficia a esas desgracias que son las mal llamadas nuevas feministas. Que tal si nos despertasemos y dejasemos de jugar al juego de los que quieren destruir la sociedad y la familia? Qué pasa, es que no vés que os están utilizando?

      Eliminar
    3. Claro, todo son estereotipos, que los suicidios de varones se hayan cuatriplicado en solo 10 años son estereotipos, que el denominador común que ha disparado esa cifra sea el abusivo número de procesos de separación con alienación parental es otro estereotipo, que la ley VioGen haya destruido la presunción de inocencia del hombre, que al modo nazi haya tribunales que juzgan solo a varones, que la misma conducta sea delito en el hombre y falta en la mujer, que ser varón sea agravante y ser mujer eximente respecto a un mismo tipo penal … todo estereotipos … , claro que sí.

      Pero lo que no puede ser un estereotipo en ningún universo real o posible es que denunciar esta situación sea “fomentar el odio al hombre”. Ahórrate el “no se sabe bien por qué”, si tú no lo sabes tu problema es un abismal desconocimiento de la lógica, pero otros sabemos distinguir lo obvio de lo disparatado. El acoso al varón es parte del programa del N.W.O., y los que no se han percatado son ciegos voluntarios que seguirán discutiendo del sexo de los ángeles mientras la FemiMafia gana terreno …

      Por mi parte, yo seguiré “entrando al trapo” mientras el silencio de otros (y de otras) les hace cómplices.

      Eliminar
  4. El feminismo ha degenerado en política y la política lo que quiere es convertir el feminismo en enfrentamiento entre los sexos y hacerlo crónico

    Para ello los políticos y políticas feministas legislan a favor del machismo , del peor de los machismos

    Sino, no tendría explicación que una banda de asesinos que se dedican a la trata de blancas, estén en libertad después de pagar una fianza ridícula de 30.000 euros que encima pagaron con billetes falsos

    https://www.elespanol.com/reportajes/20180207/sandulache-proxenetas-obligaban-esclavas-no-hacian-suficiente/282972868_0.html

    Protegidos; por el poder político y judicial

    tampoco tendría explicación que en Madrid el ayuntamiento de la Carmena otorga licencia aun puticlub sitiuado justo frente a un colegio publico Ante la petición de amparo que hicieron los vecinos al ayuntamiento para que anulen la licencia municipal concedida, la respuesta de la concejala de Ahora Madrid del distrito fue “Esos también son puestos de trabajo”

    Así que por un lado se llenan la boca con brechas salariales y con criminalizar a los hombres e identificar a los machistas con los asesinos pero después fomentan y promueven el peor de lso machismos, el machismo de los puteros

    ¿?

    Vale



    ResponderEliminar
  5. Cuando se dice que la Revolución será femenina es porque lo tienen todo estudiado.
    Las mujeres son mas emocionales que los hombres (cerebro derecho/femenino) con lo cual podrán esclavizarlas al ser mas vulnerables, son esclavas de sus emociones.
    El hombre es mas lógico (cerebro izquierdo/masculino).
    De ahí que exista el fútbol tal y como lo conocemos, una orgía de emociones y sentimientos ESTUPIDOS, por los cuales han cazado a los hombres y los han hecho esclavos.
    De ahí que hasta hace poco había pocas féminas en el fútbol ya que la mujer no necesitaba de estimulos emocionales, "los trae de serie".

    Todo es Control mental.
    Un saluo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro,toda la culpa de las miserias de esta vida la tiene el fútbol.¿Como no había caído antes?.

      Eliminar
    2. Si la conclusión de lo que he dicho arriba es...
      "Claro,toda la culpa de las miserias de esta vida la tiene el fútbol.¿Como no había caído antes?."
      háztelo ver, no entiendes nada

      Eliminar
  6. Los Empresarios, los Sindicatos y los Gobiernos SABEN Perfectamente que la Brecha Salarial en los Países Desarrollados es un Cuento Chino de Grupos de Pirados Muy Interesados de la Progresía Fullera.

    ResponderEliminar
  7. Sí, debe haber cierta "ingeniería social" en todo lo relacionado con respecto al feminismo, pues tanto en este blogspot, como en muchas noticias de los diarios en Internet, son de lo más comentado.

    No es de extrañar que cause malestar si hay mucha manipulación y medias verdades. Por ejemplo (centrado en el tema), mi madre que trabaja en una empresa, no cobra menos por ser mujer estando en un mismo puesto que otro compañero varón.

    Tampoco hay discriminación a la mujer si se usa la expresión "portavoz". Esto ya no tiene que ver con la "brecha salarial" pero hay que exponer la psicosis absurda que hay con ver "machismo" por todos lados.

    Lo que sí está empezando a haber es una "brecha en el intelecto" (muy grande) entre las personas manipuladas y las que no se dejan engañar con tanta "psicosis".

    ResponderEliminar