jueves, 8 de febrero de 2018

LA ALIANZA E.E.U.U.-AL QAEDA: TRES DÉCADAS DE (T)ERROR (2ª parte)



La desintegración de los Balcanes

El Sr. Secker dice que hay muchos ejemplos de colusión occidental con al-Qaeda a lo largo de la historia del grupo, pero las guerras balcánicas de los años 90 son un "ejemplo de libro de texto".

"El Pentágono enviaba a muyahidines para luchar en Bosnia. Se convirtieron en el Ejército de Liberación de Kosovo, entrenados por la empresa mercenaria estadounidense MPRI, y luego en el Ejército de Liberación Nacional de Albania. A principios de la década de 1990, el jeque ciego ayudó a reclutar a jóvenes para que se unieran a la lucha en la región; más tarde fue el grupo Al Muhajiroun, cuyos líderes (Omar Bakri, Abu Hamza y Abu Qatada) tenían relaciones con las agencias de inteligencia del Reino Unido", dijo el Sr. Secker a Sputnik.

Khaled Sheikh Mohammed
Entre los combatientes islamistas que lucharon en la región figuraban el jeque Khaled Sheikh Mohammed y dos voluntarios saudíes, Nawaf al-Hazmi y Khaled al-Mindhar, que según la versión oficial secuestraron el vuelo 77 de American Airlines y lo estrellaron contra el Pentágono.

Bin Laden también participó activamente durante la guerra, financiando a los combatientes (aunque su organización también contribuyó en gran medida a los planes de desestabilización de la OTAN para la región, lo que en última instancia precipitó la fragmentación de Yugoslavia).

Además de contar con un "montón" de activos y agentes de inteligencia occidentales en sus filas, lucharon junto a militantes dirigidos por gobiernos, militares y agencias de inteligencia occidentales. También, sugiere el Sr. Secker, se beneficiaron de sus años de "fallas de inteligencia", lo que significó que evitaron la interdicción o el arresto, incluso cuando los organismos de inteligencia tenían pruebas considerables de sus actividades criminales.

"No está del todo claro si todo esto se traduce en confabulación o conspiración, pero las relaciones en curso demuestran que o bien estaban siendo dirigidos por las agencias militares y de inteligencia occidentales, o bien estos grupos simplemente no se preocupan cuando sus agentes o activos destruyen edificios y matan a cientos. Sin estas organizaciones y operaciones, nunca habría habido un Al Qaeda en Europa, a ninguna escala, que representara una amenaza significativa", afirma el Sr. Secker.

(Visto en https://es.sott.net/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario