miércoles, 7 de marzo de 2018

EL FEMINISMO COMO REIVINDICACIÓN DEL DERECHO DE LA MUJER A EXPLOTAR Y SER EXPLOTADA



Las reivindicaciones feministas son absurdas y contrarias a los propios intereses de las mujeres, pues piden la total integración de éstas en un sistema cuyo único fin es el de explotarlas (al menos, ese es el destino del 99 % de las mujeres en las empresas capitalistas). Un absurdo que alcanza su cénit cuando el feminismo reclama el derecho de la mujer a matar y morir en las guerras.

Toda sociedad humana ha tendido siempre a proteger a la mujer por ser la clave de la reproducción de la especie. El feminismo, gracias a su discurso victimista, demagógico y totalmente acientífico (pues ignora la propia naturaleza humana y los diferentes instintos por los que se mueven hombres y mujeres), ha transformado lo que era un privilegio en una injusticia.

El feminismo es una trampa conceptual perfecta para manipular emocional y psicológicamente tanto a mujeres como a hombres. Activa, en las mujeres, resentimiento hacia los hombres, e instintos de protección en los hombres hacia las mujeres, cuyo fin aquí sería aplacar este resentimiento inducido. Esto hace que las mujeres busquen competir con los hombres en el mercado laboral y que éstos las acojan con los brazos abiertos. De esta forma, es mucho más fácil conducir tanto a unas como a otros en la dirección deseada ... es decir, hacia el matadero.

El feminismo (o la reivindicación del derecho de la mujer a explotar o ser explotada) sólo pudo nacer en un contexto en el que la explotación capitalista se encontraba ya totalmente naturalizada; es un producto cultural del capitalismo. De este modo, las reivindicaciones feministas sólo sirven para natularizar aún más dicha explotación (retroalimentan al capitalismo), pues la presentan como algo socialmente deseable.

Aquellas personas y agrupaciones que enarbolan la bandera del feminismo -entre ellas, la totalidad de los partidos comunistas actuales- están retroalimentando culturalmente la explotación capitalista con su activismo y, por lo tanto, contribuyendo a perpetuar las desigualdades y la sociedad de clases, es decir, el esclavismo de siempre.

La historia de la humanidad no es una batalla entre hombres y mujeres, sino entre esclavos y tiranos.

(Visto en https://conspiracionabierta.blogspot.com.es/)

4 comentarios:

  1. Se habla de una huelga masculina el próximo día de San José, para pedir indemnizaciones al estado español por los trabajos forzados que supusieron la Mili y la Prestación Social Sustitutoria.

    ResponderEliminar
  2. Políticos. Feos como el culo.

    ResponderEliminar
  3. Y si no nos tragamos esto del feminismo.¿hacia dónde iría la humanidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El canto de las Sirenas no es nuevo; la humanidad seguirá haciendo camino al andar

      Eliminar