martes, 6 de marzo de 2018

TESTIGOS CLAVE DESMIENTEN LA VERSIÓN OFICIAL DE LA MATANZA EN LA ESCUELA DE PARKLAND



Los medios de masas, esos que "siempre dicen la verdad" y atacan a los medios alternativos, nos contaron que un joven de 19 años, Nikolas Cruz entró la mañana del 14 de febrero en su escuela de educación secundaria, armado con un rifle AR-15, y asesinó a 17 personas, hiriendo a otras 14.

Sin embargo, la "absoluta veracidad" de la versión oficial pasa por alto importantes testimonios ante los que, sencillamente, hace aguas. Veámoslo:

En una entrevista concedida al programa “Good morning America” de ABC News del día 21 de febrero, la profesora Stacey Lippel, que se encontraba dentro de la escuela en pleno tiroteo y resultó herida en un brazo mientras protegía a los estudiantes, declaró lo siguiente:

“Me encontraba a unos 20 pies de distancia del tirador, que estaba al final del pasillo disparando una ráfaga con su fusil. Lo primero que pensé es.. ¿ qué hace aquí un policía? Llevaba un traje de metal completo, casco, máscara facial, chaleco protector anti-balas y disparaba un rifle que jamás había visto antes”.

La profesora dio una descripción completa de un policía anti-disturbios:



Desgraciadamente no podemos comprobar lo visto por la profesora Lippel, porque el gobierno de los E.E.U.U. impide el acceso a las grabaciones de las cámaras de seguridad de la escuela.

Por si fuera poco, así es como detuvieron a Nikolas Cruz. Ni rastro de la descripción efectuada por la profesora, testigo de primer orden de los hechos acaecidos en ese dramático día.


El tema no acaba ahí. Testimonios de primera mano llevan a pensar en la implicación de las autoridades:

Connor Dietrich, estudiante, dentro de la escuela el dia de la masacre: “Escuché disparos, pensé que era un simulacro, porque la policía nos avisó que iba a haber uno. Nadie se lo tomó en serio hasta que empezamos a oír los gritos”.

Alexa Miednik, estudiante, dentro de la escuela el día de la masacre: “Acababa de salir del baño y me encontré a Nikolas Cruz, mientras estaba con él escuche unos disparos desde la otra parte del edificio”.

Por favor, que tomen nota esos "mass media" que no hacen “fake news”, pero tampoco parecen enterarse de nada: los servicios de emergencia recibieron órdenes de no entrar en la escuela mientras los estudiantes agonizaban en aquella trampa infernal.

 Y además la policía encargada de la seguridad de la escuela se quedó fuera esperando órdenes sin intervenir.

Al parecer la verdad es que hubo mucho más de lo que nos contaron.

Hay un testigo directo que vio a alguien con equipo policial, varios estudiantes hablan de que la policía iba a realizar esa mañana un simulacro de tiroteo. Los agentes encargados de la seguridad en la zona recibieron órdenes de no entrar de inmediato en la escuela. A los servicios de emergencia les fue denegada la petición de entrada en la escuela. Y lo más importante, ¿ dónde demonios están las filmaciones de las cámaras de seguridad de la escuela, censuradas una vez más como en todos y cada uno de los atentados de falsa bandera?.

Muy probablemente no encontraras la respuesta en esos “mass media” que velan por la información veraz.

El móvil de esta falsa bandera no parece ser otro que continuar con la política del "estado profundo" en relación a la posesión de armas de los ciudadanos estadounidenses.


La élite no quiere a ciudadanos armados que puedan en un momento dado plantear resistencia al orden establecido. Siguen una táctica "fabiana" cociendo poco a poco a la opinión pública a través de masacres programadas para ir erosionando al público americano en relación a la posesión de armas. 

Es un plan a largo plazo del que ahora estamos viendo sólo los primeros pasos.

(Fuente: https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario