sábado, 31 de marzo de 2018

PRÍNCIPE SAUDÍ CONFIRMA QUE LA DIFUSIÓN DEL WAHABISMO OBEDECE A LOS INTERESES ANGLO-ESTADOUNIDENSES


El príncipe heredero de Arabia Saudí Mohammed bin Salman

El príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, revela que la difusión de la ideología extremista wahabí desde Arabia Saudí fue un proyecto del bloque occidental para minar la influencia de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en el mundo musulmán.

Bin Salman ha declarado al diario estadounidense The Washington Post, en una entrevista publicada el 22 de marzo, que fueron los aliados de Riad quienes solicitaron al Gobierno saudí que usara sus recursos para impedir la penetración soviética.

De esta manera, fueron según el príncipe saudí las condiciones de la Guerra Fría las que llevaron a su país a financiar y apoyar esa ideología invirtiendo en la construcción por todo el mundo de mezquitas y escuelas benéficas orientadas a la difusión del ideario wahabí, caracterizado por su violenta agresividad y por su intransigencia.

Curiosamente, Bin Salman intenta con sus declaraciones exonerar a las autoridades saudíes incluso de haber costeado el proyecto, insistiendo en que los fondos provienen en su mayoría de "fundaciones privadas" radicadas en Arabia Saudí, por lo que no se trataría de un plan gubernamental.

Además, el príncipe heredero afirma que el Gobierno de su país "perdió la pista" de esa difusión de ideas extremistas, y dice que ahora "tenemos que recuperarlo todo".

Pese a estos desmentidos, las inversiones de Riad en fundaciones "benéficas" encargadas de difundir el mensaje wahabí han sido estimadas por el Departamento de Estado de EE.UU. en más de 6000 millones de libras esterlinas (unos 8500 millones de dólares estadounidenses) en las últimas cuatro décadas, conforme a una publicación de junio del año pasado de Metro.

De ese dinero, algunos expertos consideran que hasta un 20 % se ha desviado al grupo terrorista Al-Qaeda, entre otras bandas de la misma tendencia.

El diario británico mencionado señala que la ideología wahabí da a sus practicantes ventaja en el uso de la violencia, ya que pueden justificarla teológicamente, y resalta referencias directas de las normas del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) a los criterios de Mohamad ibn Abd al-Wahhab, fundador del wahabismo.

(Fuente: https://es.sott.net/)

¿LOS HOMBRES TIENEN MIEDO? PEOR PARA ELLOS. NO ES FÁCIL SER MACHISTA


En una época en que la mera acusación equivale a una condena, pocas etique-
tas pueden ponérsele a uno peores que la de "machista". El estigma es tan can-
sino que tal vez lo mejor sea renunciar a defenderse.

El término "machista" se ha convertido en un sambenito con el que desprestigiar a cualquiera que no comulgue con el pensamiento oficial, único e inexcusable: o eres feminista o eres un deshecho social, un psicópata, la hez prescindible del sistema. El problema es que se ha abusado tanto del calificativo (eres machista si criticas la política de género, la ley VioGen, las cuotas sexistas, si no aceptas tu inferioridad cromosómica, si rehúyes la culpabilización genérica dictada contra tu sexo, si analizas los dogmas de obligada creencia, si cedes el paso o el asiento, si usas correctamente el idioma en vez de ceder a las tontunas "creativas" de "portavozas" y otras iluminadas, etc.) que se le ha vaciado de todo contenido a fuerza de estirarlo como un chicle. Como escribía recientemente Javier Marías, "Hoy le llaman a uno machista muchas mujeres que justamente lo son, al despreciar y denigrar a las de su sexo que no obedecen sus preceptos: las tachan de alienadas, traidoras, cómplices, vendidas al patriarcado, negándoles su autonomía de pensamiento y tratándolas como a tontas". ¿Qué otra cosa puede uno hacer que celebrar el apelativo de "machista" cuando ha acabado significando "ajeno a la demagogia imperante"?

Feminismo: la venganza de mujeres que no han sufrido la
gran mayoría de afrentas que denuncian contra hombres a los
que exigen que paguen por ellas pese a serles ajenas
Ahora que ya sabemos que Ignacio Escolar, Alberto Garzón o Antonio Maestre son machistas, y que Eduardo Inda, Francisco Marhuenda y Alfonso Rojo no lo son, quizá sea el momento de meterse en otro jardín: qué es ser machista.

En efecto, Ignacio Escolar, Alberto Garzón y Antonio Maestre son machistas. Ellos mismos lo han afirmado. Vivimos bajo la tiranía de la literalidad, presos del simple significado de las palabras, que ya no valen dadas la vuelta, ni hiperbólicas ni sarcásticas, y hasta hay gente con penas de cárcel por culpa de unas palabras tomadas en carne viva. Así que estos señores son machistas porque han dicho: “Soy machista”. Ya está.

Sin embargo, Eduardo Inda, Francisco Marhuenda y Alfonso Rojo no son machistas porque a) no han dicho que lo sean y b) han expresado en televisión o en artículos firmados su respaldo incondicional a la causa de la igualdad de la mujer. Trigo limpio.

Podríamos empecinarnos en que si uno dice que es machista es machista y si uno no dice que es machista, no lo es, pero lo cierto es que a casi todo el mundo le parece más machista Alfonso Rojo que Ignacio Escolar. Es decir, aquellos que se han declarado machistas no serían tan machistas y aquellos que no han confesado su machismo serían muy machistas. Cuidado ahí.

El último machista al 100 %. Sus descendientes aprendieron
a negociar, y sobrevivieron. Veremos cómo les va a los que
están aprendiendo sin más a someterse.
Ser machista no es fácil, amigas. Ser machista es mucho más difícil que ser feminista; quiero decir, una mujer feminista. Ser un hombre machista es lo que quiere ser Ignacio Escolar al afirmar que lo es, pero resulta que no lo es, no le sale y no se lo aceptamos. Alfonso Rojo, por otro lado, no quiere ser machista, pero si pregunto a cualquiera -hombre o mujer- me dirá que sí, que Alfonso Rojo le parece muy machista. Si basta entonces con declararse machista para no serlo, ¿cómo va a ser nadie machista cuando los que sí lo son jurarán y perjurarán que no lo son?

El caso es que los hombres tienen miedo. Que se jodan. Pero los hombres tienen miedo, y yo estoy aquí tratando de darles mi cariño.

HOMOSEXUALIDAD Y DIAGNÓSTICO "A OJO"

Este miedo del hombre yo ya lo había visto, de otra manera y -no me líen- con mucha más inocencia. Resulta que en los años 90 hubo un curioso momento sociológico en el que todo el mundo detectaba homosexuales. Sí, se “acusaba” mucho a alguien que estaba allí lejos de ser homosexual. Era muy común que un amigo o una amiga te dijera -con evidente mala fe- que ése o aquél o aquélla eran gays. Fulano es gay. Menganita es lesbiana. Este juicio sobre la orientación sexual de un completo desconocido se emitía -lo recordarán, incluso: se recordarán- con certeza implacable. ¡Había gente muy lista en los años 90 que pillaba enseguida si eras gay, nada más verte, y a la que le importaba muchísimo que todos supieran que eras gay! Bastaba con mover las manos de cierta manera -ellos sabían de qué manera-, decir esto o lo otro, o, como sucedió con un futbolista de la liga inglesa (“acusado” por sus compañeros de ser gay), con beber vino y leer libros.

La hipocresía del sistema en su grado máximo: el fenó-
meno Grey (ni white ni black) confirma que si eres gua-
po y rico lo tuyo es seducción, pero si eres feo o pobre
es acoso machista (e irás a la hoguera).
La gente que catalogaba de gay a otra gente sin saber nada de su vida privada no tenía que justificarse, probar su “acusación” o desdecirse según pasaban los años y todos esos supuestos gays seguían sin acostarse con nadie de su mismo sexo, tan emperrados estaban esos desconocidos en creer que se conocían mejor de lo que tú les conocías.

Yo he sido gay un montón de veces, muchas más veces que machista. Fíjense que nunca le dije a nadie que no fuera gay. Quizá de aquello aprendí a no decir nunca que no soy machista. La madurez no consiste en decir lo que eres, sino en saber lo que eres. Algo así afirmaba Peter Sellers en 'El guateque': “De donde yo vengo la gente no se cree lo que es, sabe lo que es.”

Les aseguro que en los 90 muchos hombres encontraban aterradoramente ofensivo ser considerados homosexuales por alguien; más o menos igual que ahora muchos hombres viven con miedo de ser tildados de machistas. Digo yo que algo habremos avanzado si los hombres han dejado de temer que les consideren gays y han empezado a temer que les consideren machistas.

CAZA DE BRUJAS

Me da que soy la única persona en toda España que ha sentido un escalofrío al contemplar los autos de fe protagonizados por Ignacio Escolar y otros varones en las últimas semanas. Esta soledad me ha movido a refugiarme en 'Las brujas de Salem', de Arthur Miller, que he leído como quien busca razón a su locura. En esta obra unas mujeres son acusadas de brujería y sólo su confesión las librará de la pena de muerte. Dense cuenta de lo que es tener que confesar que vuelas con una escoba por las noches. Obviamente muchas de ellas acaban confesando. “¿Cómo no van a confesar, si saben que las colgarán si lo niegan? ¡Jurarían cualquier cosa con tal de librarse de la horca!”, leemos.

Si el problema es el sexismo la solución es la igualdad. Que
un sexo se haya apropiado del nombre de la (supuesta) solu-
ción indica que estamos ante la gestación de una dictadura.
Declararse machista en estos días nuestros es la única forma de librarse del tormento de que crean que lo eres. La fórmula de decir que eres feminista no ha colado, porque hay muchas mujeres que a partir de la tercera vez que lo dices en una sola tarde saben que eres, sobre todo, un gilipollas.

Pero declararse machista tiene una zona de sombra, un retorno de ambivalencias que acabará desactivando sus buenas intenciones. A saber: que a lo mejor eres machista a pesar de decir que lo eres. Es lo que en 'Breaking Bad' se cifraba en la frase: “I hide in plain sight” (o: “Me escondo a la vista de todos”). ¡Ay, no pongo lavadoras! Siempre ha habido mafiosos que se declaraban culpables de sus delitos de tráfico para no pagar por sus delitos de sangre.

La perenne posibilidad de que te caiga el apelativo de machista siendo hombre me recuerda cierta metonimia racial: cuando llamamos chinos a todos los asiáticos. Efectivamente, algo de chino hay en un japonés o en un tailandés, como si los japoneses o los tailandeses no pudieran evitar parecer chinos y nos legitimaran para proponer identidades de brocha gorda. Mi estancia de varios años en Japón me hizo ver que nada molestaba tanto a un japonés como ser confundido con un chino. Racismo nipón al margen, llamar machista a un hombre constituye una generalización similar: es verosímil, es inexacta y es vencedora: depende exclusivamente del que mira. Molesta mucho porque siempre parece que tiene todo el sentido.

Peter Sellers: ni los curas ni los famosillos le dictaron nunca
cuáles debían ser sus pensamientos. Y eso que en esta escena
de "Lolita" parecen del tipo lúbrico. No se me reboten: está
fingiendo, que es lo que hace el arte.
Así, los hombres -de izquierdas, mayormente- viven en el pavor de ser llamados machistas, y están sufriendo mucho.

Bien, pues he aquí mi mensaje para todos los hombres de buena voluntad, de derechas, de izquierdas y de Japón: nunca digas que eres machista y, sobre todo, nunca digas que no lo eres. No digas nada. Aguántate si crees que te están juzgando erróneamente. Deja de defenderte. Deja de necesitar defenderte. Sé bueno sin más.

Sé Peter Sellers.

Alberto Olmos
(Visto en https://blogs.elconfidencial.com/)

ESTADOS UNIDOS DESARROLLA UN ARMA QUE HACE QUE SE MATERIALICEN VOCES EN EL CIELO




El Pentágono está desarrollando una extraña arma que utiliza rayos láser para manipular moléculas de aire para producir luz o sonido. El arma es parte del Joint Non Lethal Weapon Program y aunque aún no está perfeccionada, según diversos informes está ceca de lograr producir "voces que salen del aire". La tecnología se conoce como "efecto de plasma inducido por láser".

La tecnología que puede dar soporte al proyecto "Blue Beam"
ya se encuentra operativa, ¿cuánto tardará en ser usada?
Los expertos creen que en los siguientes años se podrán producir voces inteligibles, las cuales pueden usarse para desorientar a los enemigos en el campo de batalla, desde mediante producir órdenes equívocas hasta posiblemente creando una falsa epifanía, algo así como la voz de Alá.

El arma funciona a través de un láser femtosegundo, que produce pequeños pulsos de luz durante 10-15 segundos, para así rasgar los electrones de las moléculas de aire y crear bolas de plasma (también llamadas gas electrificado). Luego se dispara otro nanoláser (a un rango de longitud de onda corto) al campo de plasma, para manipularlo y producir sonido y luz. Por el momento, los resultados suenan a algo así como un walkie-talkie espectral.


El investigador David Law dice que se necesitan 3 o 4kHz más para hacer hablar a este sistema. Lo que es interesante es que se puede proyectar este fenómeno de audio o luz hasta a 20 o 30km de distancia. A diferencia de lo que ocurriría al tener unas bocinas, los soldados que están en el territorio aledaño no se ven afectados por este efecto, sólo aquellos que están en la zona a donde se dirige el rayo. Sin duda, esto es algo que parece sacado de la ciencia ficción.



(Visto en Pijamasurf)

viernes, 30 de marzo de 2018

¿DÓNDE ESTÁN LOS "400.000 REBELDES MODERADOS" QUE HABÍA EN LA GUTA ORIENTAL?


Bienvenidos a donde nada es como nos lo habían contado

Según la prensa y los gobiernos occidentales, en la Ghouta Oriental había «400.000 rebeldes moderados». Pero la operación militar de la fuerzas sirias emprendida con respaldo de unidades rusas en el marco del cese de hostilidades con los rebeldes sirios (Resolución 2401), está arrojando un resultado muy diferente.

Hasta el sábado 24 de marzo de 2018, con el 94% de la zona ya liberada y siendo ya poco probable que aún aparezcan allí grandes cantidades de personas, las cifras son las siguientes:

- 105.000 sirios fieles a la República Árabe Siria han sido liberados del yugo de los yihadistas;

- otras 7 000 personas, probablemente yihadistas extranjeros y sus familias, fueron evacuadas, bajo escolta, hacia Idlib (alrededor de 1 500 de esas personas llevaban sus armas ligeras, ya se sabe que los terroristas moderados tienen por lema "No sin mi kalashnikov").

O sea, que tenemos un total de no mucho más de 113 000 personas, cifra muy inferior a las 400 000 que los países miembros de la OTAN repetían constantemente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Nadie se ha presentado como «rebelde moderado» ni ha solicitado la protección de Rusia.

Los sirios liberados están denunciando el hecho que los yihadistas usaban como esclavos a todos los varones en edad de poder cavar túneles y construir fortificaciones. También denuncian las condiciones de vida atroces que los yihadistas impusieron a todos los pobladores.


Los yihadistas recibían asesoramiento militar y órdenes de soldados regulares británicos y franceses. Estos últimos no fueron arrestados ya que fueron evacuados por separado en un convoy «humanitario» organizado especialmente para ellos por ... la ONU.

Lo mismo sucedió en Alepo en diciembre de 2016.

Conclusión: Nunca hubo en Siria una guerra civil sino una agresión externa planificada y patrocinada por Occidente.

(Fuente: Red Voltaire)

REIVINDICA, PROTESTA Y PATALEA ... QUE EL ESTADO ALGO TE DARÁ



Si se examina el fabuloso crecimiento de los aparatos políticos y administrativos de lo que llamamos Estados, es evidente que, en la actualidad, nos encontramos en una fase casi exponencial. Las burocracias públicas crecieron de manera paulatina desde su creación con las Monarquías Nacionales durante el siglo XVII, pero se mantuvieron bastante contenidas hasta las revoluciones burguesas que le dieron al Estado un primer empujón significativo en tamaño. El tercer impulso, en el que todavía estamos, es el que acontece con la generalización de los llamados Estados de Bienestar, más o menos a partir del segundo tercio del Siglo XX.

Estamos ahora mismo en una fase muy expansiva (los déficits públicos se consideran inevitables) caracterizada porque los aparatos políticos buscan fortalecer sus poderes intentando combatir, de manera cada vez más exquisita, lo que consideran nuevas amenazas y satisfacer lo que descubren como nuevas demandas.

Nada nuevo, en realidad, porque el tamaño de los Estados siempre ha crecido en función de una doble demanda, o mejor, de una demanda que se mide de dos maneras: el intento de compensar las desigualdades y la necesidad de ganar adhesiones populares. Es decir, las que llaman políticas sociales y el puro clientelismo. El fondo del asunto reside en que el régimen de libertades tiende a crear desigualdad económica, y, con ello, resentimiento social, y los sectores que se sienten perjudicados aprenden a sindicalizar sus votos para exigir a los poderes públicos que protejan sus intereses, un proceso que se convirtió en canónico a medida que las democracias se fueron consolidando.

El problema en la actualidad reside en que el Estado se ha convertido en un agente más, en un mercado de posibilidades cada vez más amplio y global y, sobre todo, en que empieza a ser evidente que sus soluciones no siempre contribuyen a resolver aquello que supuestamente las justifica.

Para concretar en el caso de España, piénsese, por ejemplo, que la multiplicación del número de universidades no ha conseguido lo que se supone lograría: un título ya no funciona eficazmente como motor de ascenso social pues el subempleo es muy alto entre los nuevos graduados. O, algo que la opinión pública no siempre percibe: la multiplicación del número de hospitales se hace a costa de la curva de experiencia de los médicos y, por supuesto, de la eficiencia en el uso de las costosísimas inversiones tecnológicas sanitarias.

Si el Estado fuese un sujeto racional, reduciría su ineficacia relativa concentrándose en sus funciones esenciales. Pero como, más allá de cualquier racionalidad, es un ente que se debe a presiones e intereses de todo tipo, su reacción suele ser algo más marxiana, de Groucho, (“más madera, esto es la guerra”) y corre el riesgo de lanzarse constante e irreflexivamente a nuevas aventuras, tan inciertas como el resultado obtenido en el desempeño de sus funciones clásicas.

Esta deriva es evidente en su función más dadivosa: la prodigalidad subvencionadora. Muchas minorías aguerridas tienen tomada la medida al Estado y obtienen aumentos incesantes en sus subsidios porque consiguen transformar su energía reivindicativa, su dominio de la calle, en miles de euros contantes y sonantes. Así, las movilizaciones feministas se traducirán en un espectacular incremento de la ya enorme cantidad de dinero que las distintas administraciones dedican a tan “noble” causa.

Las numerosas micro-revueltas que llenan el escenario público de las causas más diversas no pueden considerarse al margen de la dadivosidad pública, pues son la manera de hacer que el Presupuesto sea, por definición, insuficiente. Pero nos engañaríamos si creyésemos que el Estado benefactor, con todo su inmenso poderío, se limita a financiar pequeñas, o no tan pequeñas, revoluciones populares. Su tamaño y sus inercias le obligan a tratar de imponer nuevos escenarios de orden, a defender los supuestos intereses comunes en batallas de alto bordo.

El arte del político-funcionario al servicio del Estado consiste en mostrar que siempre hay un marbete justificador que puede legitimar cualquier nueva forma de intervencionismo. Este es el motivo por el que los poderes públicos se aprestan a defendernos de las diabólicas tretas de los dueños de Internet que nos chupan la sangre informática que portamos para ponerla al servicio de intereses que el Estado cree que nadie sino él debiera controlar.

Pero, de la misma manera que detrás de los movimientos sociales hay grupos, bien activos y conscientes, de beneficiarios, de cazadores de subvenciones, detrás de la campaña contra los supuestos abusos de Internet están los intereses de los medios clásicos que ven que se les arrebata el monopolio de la verdad, con el que tan bien sirven al Estado, y, como Antonio Camuñas escribía recientemente en Disidentia, pretenden evitar que las plataformas de Internet compitan con su capacidad de administrar el mercado informativo.

Los totalitarismos siempre se han promocionado como la defensa de los débiles frente a la capacidad opresora de los poderosos, pero ocultan a sangre y fuego, que detrás de su ánimo falsamente solidario y humanista se oculta el rostro del tirano, del que no quiere creer, ni en sus peores sueños, en la capacidad de los individuos para pensar y decidir por sí mismos, mientras confía en pequeños grupos subvencionados para que se entrenen en acaparar el potencial crítico y lo pongan a su servicio.

J.L. González Quirós
(Visto en https://disidentia.com/)

EL CÓDIGO SECRETO DE LA CAPILLA SIXTINA


jueves, 29 de marzo de 2018

SE CONFIRMA QUE LA RADIACIÓN DE LAS TORRES DE TELEFONÍA MÓVIL CAUSA CÁNCER EN ANIMALES



No es sorprendente que tanta gente tenga cáncer hoy en día. Los carcinógenos están en el agua que bebemos, los alimentos que comemos y el aire que respiramos. Podríamos ser capaces de controlar lo que elegimos comer y beber, pero los peligros invisibles a los que estás expuesto en tu vida diaria son otra historia completamente diferente. Si usted vive dentro del alcance de una torre de telefonía celular, las noticias son desalentadoras: Ahora se puede agregar otro estudio a la creciente pila de evidencia que relaciona la radiación de la torre de telefonía celular con el cáncer.

Investigadores del respetado Instituto Ramazzini han publicado los resultados de un amplio estudio de por vida que involucró exponer a los animales de laboratorio a los niveles ambientales de radiación de las torres celulares. Sus hallazgos no sólo apoyaron los del Programa Nacional de Toxicología de EE. UU. que relacionó la radiación con un cáncer cardiaco poco común en ratas macho conocido como Schwannoma del corazón, sino que también descubrieron una mayor incidencia de tumores cerebrales malignos en ratas hembra. Ratas de ambos sexos mostraron condiciones precancerosas como la hiperplasia de células de Schwann. Además, las ratas expuestas tenían un menor peso de la camada, lo que planteaba una preocupación especial para los niños y las mujeres embarazadas que viven cerca de estas torres.

El estudio compensa las deficiencias de los estudios anteriores

Lo que distingue a este estudio es el hecho de que las ratas fueron expuestas a niveles de radiación de radiofrecuencia que están por debajo de las cantidades permitidas por la FCC de los Estados Unidos. Esto significa que son similares a los niveles a los que la gente puede estar expuesta legalmente en los Estados Unidos. Aunque el Programa Nacional de Toxicología alcanzó resultados similares, había sido criticado por usar dosis más altas de radiación en su estudio.

En el estudio Ramazzini, cerca de 2.500 ratas fueron expuestas a la radiación de radiofrecuencia GSM de 1,8 GHz en exposiciones como las que emiten las antenas de las torres celulares durante 19 horas al día. Otro factor que hace que el estudio sea único es que se permitió que los animales vivieran hasta que murieran de forma natural, de modo que cualquier tumor de desarrollo tardío pudiera ser detectado. Esto es crucial porque el 80 por ciento de los cánceres humanos se consideran de desarrollo tardío, ya que ocurren en humanos después de cumplir los 60 años.

Los investigadores, dirigidos por la autora del estudio, la Dra. Fiorella Balpoggi, están haciendo un llamado a la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer para que reevalúe su postura sobre el potencial cancerígeno de este tipo de radiación en humanos.

Renovado vigor en las llamadas a la protección contra las radiaciones peligrosas

Otros expertos se han hecho eco de las preocupaciones de los investigadores. El Dr. José Domingo, Profesor de Toxicología y Editor en Jefe de Investigación Ambiental, declaró: “Este importante artículo de una de las instituciones más aclamadas de su tipo en el mundo proporciona una nueva e importante adición a la literatura técnica que indica fuertes razones para preocuparse por la radiación electromagnética proveniente de estaciones base o torres celulares”.

El Dr. David O. Carpenter, ex decano de la Facultad de salud pública de la Universidad de Albany, dijo que este estudio muestra que los que viven cerca de torres celulares deben estar preocupados. Pidió a los gobiernos que tomen medidas para reducir la exposición a las emisiones de las torres de telefonía móvil y que se aseguren de que no se coloquen cerca de hospitales, escuelas u hogares.

Además, le gustaría ver a las agencias de salud pública educar al público sobre las formas de reducir su exposición no sólo a la radiación de las torres celulares, sino a todas las fuentes de radiación de radiofrecuencia inalámbrica peligrosa, como Wi-Fi en las escuelas y los teléfonos celulares.

El asunto es aún más urgente, señaló el Dr. Carpenter, a medida que se avanza en los planes para colocar torres celulares de “células pequeñas” de 5G aproximadamente cada 300 metros en todo el país. Él dice que esto hará que evitar la exposición sea muy difícil, y aumentará el riesgo de cáncer y enfermedades como la electro-hipersensibilidad.

Isabelle Z.
(Fuente: Natural News, visto en Buscando la verdad)

EL ASESINATO "POR ERROR" DEL ANIMAL MÁS VIEJO DEL PLANETA




Los científicos mataron inadvertidamente al animal vivo más viejo del mundo. Y recientemente se ha revelado que la criatura era, de hecho, más vieja de lo que se pensaba al principio y tenía 507 años de edad

La criatura en cuestión era un tipo de almeja que vivía en aguas profundas llamada un quahog oceánico. Fue descubierto cuando fue dragado vivo fuera del Océano Atlántico Norte cerca de Islandia por investigadores en 2006. Como es habitual, los científicos colocaron al animal en un congelador, pero no sabían cuántos años tenía. Sólo fue después de que los científicos del laboratorio de la Universidad de Bangor lo estudiaran y dijeran que tenía 400 años.

Esto puso al animal en el Libro Guinness de los Récords Mundiales. Sin embargo, tristemente, el animal al que los científicos habían dado el nombre de Ming el Molusco, había muerto. El animal recibió el nombre debido a la dinastía china que estaba en el trono cuando el animal había nacido. 

Cuando los científicos examinaron el animal usando métodos más refinados, encontraron que eran 100 años más de lo que los científicos habían pensado primero. El Dr. Paul Butler, que trabajaba en la Escuela Universitaria de Ciencias Oceánicas, admitió que al tratar de determinar la edad del animal la primera vez, habían cometido un error. Añadió que se habían precipitado demasiado al publicar los hallazgos, pero esta vez están seguros de que han determinado la edad correctamente.

La concha del quahog crece cada año capa por capa durante los meses de verano, cuando hay mucho alimento y el clima es generalmente cálido. Esto significa que una vez que la concha es cortada a la mitad, los científicos pueden fácilmente contar las líneas, de la misma manera que lo hacen con los árboles. A los árboles se les puede dar una fecha a partir del número de anillos en sus troncos.

Los anillos de crecimiento se encuentran generalmente en dos lugares; éstos están en el exterior de la concha y están en la charnela, aquí es donde ambas mitades de la concha se encuentran. Los científicos piensan que la charnela es el mejor lugar para contar los anillos para determinar la edad del animal. Esto se debe a que los elementos exteriores no llegan a la charnela interior. Los investigadores contaron los anillos en la charnela para llegar a la fecha original. Sin embargo, dijeron que debido al hecho de que el molusco era tan viejo, muchos de los anillos habían sido comprimidos. Cuando miraron por segunda vez la concha exterior y contaron los anillos encontraron que había más. Esto significaba que el molusco habría nacido en 1499. El animal tenía siete años cuando Colón encontró América, y nació antes de que Enrique VIII se casara con Catalina de Aragón, su primera esposa, en 1509.

Los científicos han dicho que son capaces de estudiar las capas de la almeja para descubrir sobre las masas de agua de hace muchos miles de años y las temperaturas del mar


El profesor asociado de la Universidad de Dinamarca, Jan Heinemeier, había ayudado en la datación de Ming, el Molusco. Dijo que el hecho de haber logrado ver e inspeccionar un animal de 507 años de edad era fascinante. Una de las cosas más emocionantes fue todo lo que pudieron aprender sobre el molusco al estudiarlo, aunque no se percataran de su fragilidad.

(Visto en http://conspiraciones1040.blogspot.com/)

"DUNE", de David LYNCH



A mediados de la década de los 70 Alejandro Jodorowsky quiso adaptar al cine la primera novela de una saga creada por el canadiense Frank Herbert, uno de los grandes creadores de mundos alternativos de la ciencia-ficción. El colosal proyecto, para el que contaba con Orson Welles, Dalí, Gloria Swanson, David Carradine, Mick Jagger o Amanda Lear como intérpretes, los grupos Magma y Pink Floyd para la banda sonora y el diseño visual de Dan O´Bannon, Chris Foss, H.R.Giger y Moebius acabó por asustar a los financiadores y nunca se llevó a cabo en su concepción original. El productor Dino de Laurentiis fue quien retomó una década después la idea de filmar "Dune", encargando el proyecto al exitoso David Lynch, quien hizo lo que pudo con un material elefantiásico mientras planificaba su mucho más personal "Terciopelo azul", uno de los grandes "thrillers" de los 80.

El film resultante no deja de desmerecer al lado de la megalomaníaca concepción de Jodorowsky, al tiempo que peca de "naif", literario y extrañamente irreal. No obstante, el tiempo transcurrido ha llevado a su reivindicación como un cuidado "comic" visual que ejerce una poderosa atracción sobre el espectador entregado.

miércoles, 28 de marzo de 2018

POSIBLE FALSA BANDERA EL DOMINGO DE RAMOS


Hoy, miércoles santo en el mundo cristiano, es día de luto nacional en Rusia en memoria de las víctimas del trágico incendio declarado el domingo en un centro comercial en Kémerovo (Siberia), en el que han perdido la vida 64 personas, 41 de ellos menores de edad. Los medios occidentales apenas han prestado atención a este luctuoso suceso; desde luego mucho menos que al atentado sucedido en Salisbury contra un espía ruso y sobre cuya autoría caben serias dudas.


Sin embargo, y como expone el blog DeliriousHeterotopias, "el incendio ha estado rodeado de numerosas irregularidades. Desde el día 19 la alarma de incendios no funcionaba y no había sido reparada. Algunas de las salidas de emergencia quedaron bloqueadas e impidieron la salida de las personas. Las fuerzas de seguridad han impedido que grabaciones e imágenes tomadas por particulares sean publicadas. Como en tantos otros eventos del gran hollycapitalismo que nos gobierna, los locales no se creen las versiones y las cifras oficiales. A familiares de las víctimas se les pidió que firmaran acuerdos de confidencialidad (te pagamos tu silencio con subvenciones)".


Ciertos elementos presentes en este suceso nos hacen pensar en un crimen ritual en masa orquestado por las élites satanistas que están azuzando la enemistad Occidente-Rusia con fines que no están claros para el común de los mortales. Lo simbólico del lugar de los hechos queda evidenciado si miramos el mapa, al reparar en la posición de la ciudad de Kémerovo respecto a las capitales de Rusia, China y Corea del Norte. Cedo de nuevo la palabra al blog de Pedro Bustamante:

Kémerovo se acerca mucho al punto medio de la línea que une Moscú y, a su vez, el punto medio entre Pekín y Pionyang, la capital de Corea del Norte.

(Hacer click sobre la imagen para ampliar)

O si se prefiere, si trazamos un triángulo entre Moscú, Pekín y Pionyang (las líneas curvas serían rectas en la realidad no distorsionada del mapa), y a su vez unimos los dos puntos intermedios de las dos líneas largas, la ciudad de Kémerovo prácticamente coincidiría con el punto central de esta última.


También está el hecho de que Kémerovo da nombre a una variedad porcina producida en Rusia, lo que recuerda las ofensivas pero constantes comparaciones entre el mandatario norcoreano Kim Jong-Un con un cerdo.

Al día siguiente de la tragedia Kim Jong-Un acudió a un encuentro con el presidente chino Xi Jinping, en la que constituye su primera visita oficial al extranjero desde que se convirtió en líder supremo de la República Popular Democrática de Corea.

(Fuentes: https://deliriousheterotopias.blogspot.com.es/RTSputniknews)

LA INVENCIÓN DEL CRISTIANISMO



La información de la presente entrada puede resultar profundamente perturbadora para quienes creen en la historicidad de una fábula espiritual enormemente inspiradora, pero que no deja de ser simplemente eso. La supuesta venida al mundo del hijo de Dios encarnado ha sido inculcada en nuestro subconsciente por una constante labor de adoctrinamiento que hace muy difícil replantearse su fundamento. Quien no esté dispuesto a poner en duda toda la programación mental que le ha sido grabada haría mejor en abstenerse de leer lo que sigue.

Cuando alguien te vende un cuento como un hecho histórico, eso sólo tiene un nombre ... estafa.

Si deseas conocer la verdad detrás de la estafa, continúa leyendo.

Comenzamos con los cuatro evangelios: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

En ellos se habla sobre la infancia de Jesús en la ciudad de Nazaret y de cómo iba a rezar a su sinagoga. Sin embargo, Nazaret no existía en el siglo I, ni tampoco antes, con lo cual no pudo ser la ciudad donde vivió el Mesías.

La primera referencia arqueológica real a Nazaret, la encontramos en la colonia romana de Cesarea Marítima, en la región de Siria / Fenicia: en un fragmento de mármol datado del siglo IV se hace referencia a las familias sacerdotales del templo que migraron después de una rebelión contra el emperador Adriano, en el año 135 de nuestra era: “ la 18 división sacerdotal ... localizada en Nazaret”.


Dice la inscripción que se trata de una diminuta aldea, creada tras la persecución romana de los sacerdotes judíos rebeldes unos años antes del año 135.

Al igual que no hay ni una sola evidencia de la ciudad de Nazaret antes del siglo II d.C. tampoco existe una sola evidencia arqueológica de un evangelio escrito antes del año 100 de nuestra era, es decir, más de medio siglo después de la supuesta muerte y resurrección de Jesucristo.

Las incongruencias continúan en los evangelios. Por ejemplo el nacimiento de Jesús “de Nazaret” se ha tratado de determinar en base a "la masacre de los inocentes” supuestamente practicada por Herodes “el grande”, quien murió en el 4 a.c. Y dado que según el evangelio de Mateo, la masacre de los inocentes fue de niños de hasta dos años de edad, Jesús tendría que haber nacido en el año 6 a.c. 

En cambio en el evangelio de Lucas se nos dice que Jesús nació “durante el censo de Quirinio” en el año 6 de nuestra era. ¿Cómo es posible que para un apóstol, Jesús naciera en el 6 a..C y para otro fuera en el año 6 d.c. ?. Los exegetas más fanáticos (a los que les sobra el "exe") dan la peregrina explicación de que Quirinio estaba ya en Siria en el 6 a.c. Solo que en esa fecha está constatado que no hubo ningún censo en Judea. Esta es una nueva prueba que nos demuestra que “el autor anónimo” que inventó los textos cristianos en el siglo II y sucesivos no era alguien que vivió en Judea en la época del supuesto Jesús.

También tenemos el hecho de que hay más de un autor, escribas cultos helenizados que por tanto usue utilizaban el griego, no pescadores ni pastores humildes de oriente medio. Con el añadido de que los evangelios están plagados de omisiones, errores y falsedades históricas que nada tienen que ver con la realidad.

Vamos al punto clave del asunto: ¿quién creó el cristianismo y por qué?.

Para empezar debes entender que tanto Jesús, sus discípulos, María y toda una serie de personajes posteriores han sido inventados por esos “escritores anónimos del siglo II y sucesivos”. Incluso los supuestos “fundadores de la iglesia” son personajes ficticios, algo que se desprende inevitablemente del análisis histórico, cronológico y filológico.

El primer evangelio del llamado “protocristianismo”, anterior a los cuatro evangelios oficiales y a muchísimos otros textos apócrifos, es el “Evangelio del Señor”, escrito por el gnóstico Marción.

El origen de la doctrina cristiana debemos buscarlo no en Jesús, que es un personaje inventado, sino en el gnosticismo, una corriente religiosa derivada de la filosofía platónica. El gnosticismo predicaba la coexistencia del Uno, o Ser Supremo, una entidad creadora del mundo espiritual y del demiurgo, una entidad maléfica creadora del mundo material.

En los textos de Marción, base de los evangelios posteriores, no se habla de un mesías judío. Se habla de un enviado espiritual del yo infinito, negando su encarnación en hombre y por supuesto su nacimiento, muerte o resurrección. Esto llevo a los “cristianos historicistas” como Ireneo de Lyon a declarar a Marción y a los gnósticos unos herejes.

Siguiente pregunta: si realmente hubo toda una red de obispos diseminados por todo el imperio con sus fieles ¿como es posible que no haya un solo resto arqueológico de una iglesia cristiana hasta el siglo III?.

Esto nos indica que el cristianismo era en sus orígenes, no una religión popular y extendida, sino una filosofía creada por la élite, por miembros de las escuelas filosóficas neoplatónicas de Alejandria (Egipto), en el siglo II d.c, filosofía que posteriormente fue evolucionando a un credo “historicista” muy reducido y minoritario hasta el siglo IV, cuando Constantino la convirtió en religión legal del imperio romano.

El llamado edicto de Milán, en el que se derogaba “la persecución a los cristianos”, también es falso: jamás se promulgó. Tal como demuestran los estudios de prestigiosos historiadores, con la salvedad de algún incidente aislado y puntual, jamás se decretó una persecución sistemática contra los cristianos, pese a la imagen del cruel Nerón en que tanto ha insistido la historiografía cristiana oficial a partir del mito difundido por los mismos autores “anónimos de los evangelios”. Los mismos que se inventaron las hazañas y martirios ficticios de los “padres de la iglesia primigenia” y “la matanza de los inocentes de Herodes” otra fantasía.

Todos los supuestos mártires bíblicos de los primeros 300 años de nuestra era son pura fantasía novelesca. Por eso “esos padres martirizados de la iglesia que conocieron a los apóstoles o a María “ son producto de una ficción literaria, ya que no hay ni una sola fuente no cristiana que hable de ellos, ni por supuesto ningún vestigio histórico o arqueológico. Dicha farsa está reconocida indirectamente por los propios “escritores anónimos del cristianismo”, como fue el personaje ficticio que intentan colarnos como real, “Justino mártir”. En uno de estos escritos los creadores del personaje “Justino mártir” hacen referencia a que el cristianismo historicista y otros mitos anteriores vienen de la misma fuente “el profeta Moisés”.

Eso sí, el verdadero credo es el cristianismo y lo demás está guiado por la mano del demonio claro está, (sic), aunque todo venga de la misma fuente.

Por cierto, Moisés es otro personaje inventado por esa hermandad de las escuelas mistéricas y filosóficas al servicio de la élite para controlarnos desde hace milenios.

Hoy nos controlan a través de la televisión y la tecnología, hace milenios el máximo instrumento de control era la religión. El dominio de tu mente a través de sentimientos de culpa, odio o miedo está dentro del libro de estilo de la élite para la dominación global. De ahí la promoción de la estafa religiosa.

“Justino mártir” hace continuas referencias en su obra a Marción “padre del primer evangelio cristiano” y al mentor de éste, Simón “el mago”, llamado así por hazañas tan rigurosamente "históricas" como el volar como Supermán ante el emperador Nerón.

Justino “ el mártir” asegura que había una estatua de Simón “el mago” en Roma, aunque realmente la estatua era de Sancus el dios de la lealtad y honestidad, una deidad romana que prueba que Simón “el mago” es un personaje inventado, un mito al igual que el propio Sancus. Personaje de ficción al igual que el que dice haberlo visto.

Esta dinámica continua en los primeros siglos del llamado protocristianismo, pura invención. Toda una leyenda novelada de un culto que apareció en las escuelas neoplatónicas de Alejandría dirigidas en aquellos tiempos por inciados como Plotino. Los primeros cristianos no fueron gente humilde de todos los rincones del imperio romano, fueron maestros, filósofos con altos conocimientos de la cultura ancestral y que escribían en griego clásico.

Desde Alejandría la nueva corriente “cristiana” se fue diseminando por todas las escuelas mistéricas y filosóficas del imperio, siendo un culto minoritario reservado para las élites hasta la llegada del emperador Constantino al poder en el siglo IV. Constantino le dio el impulso social necesario a esta religión hasta entonces en manos de los grandes maestros de las escuelas de misterio (la masonería de la época, para entendernos) del imperio.

El primer papa no mitológico fue curiosamente el papa número 33, Silvestre I, coronado papa en el año 314. Fue el primer papa que no murió mártir, ahí tenéis la clave. “Los papas mártires anteriores son un auténtico fraude”. Si no hubo persecución no puedo haber mártires, y si no hubo mártires no puedo haber papas que murieran como mártires.


Lo que sí hubo es una reescritura del pasado para dotar de unos orígenes nobles y divinos a la clase sacerdotal en la que se apoyaría el poder de Constantino en una mezcolanza que se dió en llamar "cesaropapismo", y que continúa vigente en pleno siglo XXI.



(Fuente: https://dondelaverdadnoslleva.blogspot.com.es/)

LA MATRIX: LA HAS INTUIDO DESDE SIEMPRE


martes, 27 de marzo de 2018

EL FEMINISMO ESTATALISTA FRENTE AL ESTIGMA DE LA PROSTITUCIÓN



En 2013 murió asesinada una mujer en Suecia. Eva-Marree Kullander Smith, madre de dos hijos, estaba casada con un marido drogadicto y violento, del que los servicios sociales aconsejaron que se divorciase; tras hacerlo, al tener que hacerse cargo de sus hijos, fue incapaz de ganar suficiente dinero como para poder mantenerse, por lo que decidió prostituirse. Esta situación durará tan sólo dos semanas, en las que tuvo cinco clientes; cuando se lo contó a su prima, esta lo denunció a los servicios sociales que, al comprobar que era cierto la impusieron una terapia. Como no se arrepentía, rápidamente la quitaron la custodia de sus hijos y se la dieron a su exmarido, que impidió que pudiera volver a verlos.

A partir de entonces se inició una lucha de años para recuperar la custodia de sus hijos o, al menos, el contacto, mientras el exmarido se dedicaba a acosarla y amenazarla. Tras un juicio en que quedó en evidencia el carácter violento y desequilibrado de su exmarido, logró que se la permitiese visitar a sus hijos, pero la sentencia no se ejecutó. Entre tanto, Eva-Marree se había convertido en un personaje cada vez más incómodo para el Estado sueco, al ser una destacada representante del movimiento que lucha contra la ilegalización de la prostitución. Fue entonces cuando los servicios sociales organizaron una visita para que pudiese ver a sus hijos. Pero, pese a que la ley sueca prohíbe que parejas enfrentadas coincidan en este tipo de visitas, y pese a que el padre tenía entre sus antecedentes incluso el haber agredido a un miembro de los servicios sociales, se le permitió estar presente durante la visita, que además tuvo lugar en los locales de los servicios sociales, donde Eva-Marree carería del menor control o protección. La visita duró poco: Tras insultarla y gritarla, el exmarido se dirigió a la cocina, cogió un cuchillo, y la mató de 32 puñaladas delante de sus hijos.

Ahí no acabó la tragedia. Por si esto no fuera suficiente, aunque el marido fue condenado a 18 años de prisión, se le concedió la custodia de los hijos y se negó a la familia de Eva-Marree tener el menos contacto con ellos (por haberse prostituido su hija). Para contener el escándalo, que dio lugar a manifestaciones de protesta ante las embajadas de Suecia por todo el mundo, los servicios sociales intentaron convencer a la familia que no hiciera un entierro público, y al no lograrlo, se declararon dispuestos a asumir los costes. En realidad, como se descubrió más tarde, esa oferta había sido una broma macabra del Estado: los servicios sociales pagaron los costes del entierro con el dinero de Eva-Marree, que habían heredado sus hijos a su muerte.


ESTADO "FEMINISTA", O LA INSTITUCIONALIZACIÓN DEL ESTIGMA

Esta historia, que es explicada en detalle en el documental “Donde las putas no existen”, emitido en el Canal Arte, es el mejor ejemplo de las consecuencias de disfrazar al Estado de feminista y darle la potestad de juzgar a las mujeres en función de lo que hagan con su cuerpo. Para el Estado sueco, que se califica a si mismo de feminista con la complicidad de un sector importante del movimiento feminista mundial, es incompatible que una mujer pueda ser al mismo tiempo madre y prostituta. Y fue eso lo que mató a Eva-Marree: el estigma de haber sido prostituta; o, mejor dicho, su negativa a arrepentirse de haber sido prostituta para poder sacar adelante a su familia.

A pesar de lo que pueda parecer, el estigma que acompaña a las mujeres que han ejercido o ejercen la prostitución es algo puramente cultural y está muy ligado a las religiones monoteístas. En Europa, el paso del politeísmo al cristianismo estuvo ligado a la prohibición de la prostitución, representado en la Biblia con la figura de Maria Magdalena. La estigmatización de las prostitutas no fue ni inmediata ni uniforme: la emperatriz Teodora, esposa de Justiniano, uno de los principales emperadores romanos, había sido previamente prostituta, y San Agustín, cuyo pensamiento impregnó la Edad media, se declaró contrario a abolir la prostitución en La Ciudad de Dios: “La mujer pública es en la sociedad lo que la sentina es al barco y la cloaca al palacio. Cierra la cloaca y todo el palacio será infectado”.

Manifestación de prostitutas en la India contra el aboli-
cionismo

Esta situación cambiará al final de la Edad Media, cuando la Iglesia católica intentó imponer en Europa su hegemonía ideológica y política, algo representado simbólicamente con la Tiara y llevado a la práctica mediante la persecución de quienes consideraba herejes y la puesta en marcha de la Inquisición. Fue entonces cuando se condenó teológicamente la prostitución, y se pusieron en marcha los mismos mecanismos de estigmatización que se acababan de aplicar a los judíos: encerrar en guetos, imponer el uso de una vestimenta especial y obligar a llevar símbolos que permitiesen reconocer a las prostitutas, prohibirlas tocar comida y frutas en los mercados, etc.; eran básicamente las mismas reglas que se habían impuesto previamente a los leprosos para separarlos del resto de la sociedad, y las consecuencias fueron similares: a partir de entonces, las prostitutas pasaron a sufrir el desprecio de una sociedad que, al mismo tiempo, era incapaz de lograr que desapareciesen. El mismo resultado, por cierto, que ha logrado producir en la sociedad sueca la prohibición de la prostitución.

Lo cierto es que la prostitución, calificada de “oficio más viejo del mundo”, ha existido siempre en todas las culturas y civilizaciones, y ha demostrado una formidable capacidad para sobrevivir a todos los intentos de erradicarla. Lo único que han logrado sin excepción todos los esfuerzos represivos para acabar con ella ha sido situar a las prostitutas al margen de la sociedad, marcándolas para toda la vida. La prostitución en cambio ha seguido existiendo, aún bajo las peores circunstancias, para volver a expandirse rápidamente tras relajarse la legislación.

La dirigente anarquista Federica Montseny
El movimiento obrero también declaró entre sus objetivos la erradicación de la prostitución, pero al intentar llevarlo a cabo fracasó tan estrepitosamente como sus predecesores: así ocurrió en la Rusia soviética, donde tras encerrar a las prostitutas en campos de concentración se proclamó oficialmente que había desaparecido tras el fin del capitalismo, a pesar de que los informes internos del estado reconocían su existencia clandestina; y así ocurrió en España durante el llamado por Enszenberger "corto verano de la anarquía" (1936-1937), en que las izquierdas constataron que la prohibición de la prostitución no era una solución viable. Según explicaba Federica Montseny, Ministra de Sanidad por la CNT, “Considerábamos que no era posible terminar por Decreto con la prostitución, porque la prostitución representa un problema de carácter social que no se puede resolver radicalmente. (...) mientras no se consiguiera transformar la mentalidad de los hombres y de las mujeres, mientras España no superase la moral sexual, la abolición de la prostitución era imposible“ (Mis primeros cuarenta años, Federica Montseny, 1987). La realidad de la guerra se impuso al idealismo, y de una etapa inicial en la que los anarquistas ejecutaron a los chulos del barrio chino de Barcelona y pusieron en marcha los llamados “liberatorios de prostitución”, se pasó a organizar prostíbulos en el frente para las milicias.

En épocas más modernas ha ocurrido algo similar: tras la revolución y toma del poder en Cuba y Nicaragua se cerraron los prostíbulos e incluso se prohibió la prostitución (en la Nicaragua sandinista); pero tras una situación de clandestinidad, la prostitución volvió a hacer su aparición pública. El propio Fidel Castro, que en un discurso el 30 de noviembre de 1971 decía que “en nuestro país, la prostitución se erradicó hace muchos años. En nuestro país, todas esas tristes y horribles cosas de una sociedad explotadora, ya no existen”, tuvo que reconocer décadas más tarde la existencia de la prostitución: “nuestras prostitutas son las más sanas e instruidas del mundo”.

En Suecia la situación es similar: a pesar de la intensa campaña de propaganda a favor del nuevo abolicionismo, que ha logrado que se prohíba la prostitución en varios países de la UE, la realidad es tozuda. La policía sueca reconoce que sigue existiendo, pero de manera clandestina, y la ONU ha denunciado que esta situación pone en riesgo la vida de las prostitutas. El único resultado real ha sido lograr implantar el estigma contra la prostitución entre la mayoría de la población sueca, el mismo estigma que, institucionalizado, quitó los hijos a Eva-Marree cuando se negó a arrepentirse de haber sido prostituta, y finalmente la acabó matando.

MISERIA SEXUAL

Mientras no se combatan las causas que originan la prostitución, esta seguirá existiendo. Y no hay que confundir causa y efecto: el motivo de la prostitución no es el dinero, sino la miseria sexual. La prostitución cubre una necesidad humana básica, al ofrecer una salida al deseo, reprimido en todas las sociedades mediante las más diversas reglas, legislaciones y tabús. Esta realidad, origen de la imposibilidad de erradicarla, es asimismo mucho más compleja de lo que parece a primera vista; tras la revolución sexual que supuso el descubrimiento de la píldora al dar a las mujeres el control de sus capacidades reproductivas, la sexualidad perdió parcialmente el tabú que la rodeaba en occidente. Esto ha hecho visibles aspectos de la sexualidad reprimida que antes estaban silenciados, que han dado lugar por ejemplo a la asistencia sexual a las personas discapacitadas, un 60% de las cuales son mujeres en España, o a servicios sexuales para calmar a personas internadas en centros psiquiátricos y cárceles.

Ambos son ejemplos perfectos de pago de dinero por sexo, y por tanto prostitución ¿hay que prohibirlos también? Y, en caso contrario, ¿cuál es la diferencia? Y, más importante aún, si la prostitución consiste en el intercambio de sexo por beneficios materiales ¿cómo puede reconocerse, dónde está el límite? Basta echar un vistazo a otras regiones del mundo para darse cuenta de la insostenibilidad de juzgar comportamientos sociales mediante la visión judeocristiana. En Guinea Ecuatorial, antigua colonia española, existe la llamada semiprostitución, mediante la cual las mujeres mantienen relaciones sexuales con hombres para recibir favores o regalos sin que exista una tarifa fija. Este modelo de intercambio de sexo por diversos beneficios materiales ha dificultado enormemente la implantación del modelo occidental de prostitución, basado en prostíbulos que no son sino un vago recuerdo de los guetos medievales donde se concentraba a las prostitutas; y, más importante aún, la práctica de la semiprostitución está socialmente aceptada, careciendo del estigma occidental.

Aquí puede reconocerse de manera nítida el imperialismo cultural occidental, que intenta imponer su paradigma social al resto del mundo, lo que implica necesariamente imponer su visión de la sexualidad a todo el planeta, algo tan imposible como poco recomendable. Porque, en el fondo, la visión de la prostitución que tienen las sociedades occidentales, incluidos amplios sectores de la izquierda y del movimiento feminista actual, está impregnada del estigma medieval. Es cada vez más difícil reconocer la menor diferencia entre la visión puritana del cristianismo con la censura sobre la exposición del cuerpo femenino que últimamente pretende imponer un sector aparentemente mayoritario del movimiento feminista.

"Hylas y las ninfas", cuadro de John William Waterhouse retirado del museo
de Manchester por "cosificar" a la mujer. Al menos al puritanismo feminista
no le ha dado esta vez por acuchillar la pintura, como hizo la sufragista Mary
Richardson con "La Venus del espejo" de Velazquez.

Un ejemplo de esta visión de las cosas es la reciente decisión de retirar en un museo de Manchester la exposición del cuadro “Hylas y las ninfas”, de John William Waterhouse, acusado de “cosificar a la mujer”. En realidad, el cuadro representa el secuestro de Hylas, el amante de Hércules, que al ir en busca de agua, es secuestrado para siempre por las ninfas de un manantial, que deseaban al joven por su belleza. Las depredadoras son las mujeres, no Hylas. Potter Steward, juez del Tribunal Supremo de EEUU, dijo en una sentencia en 1964 “No sabría definir la pornografía pero la reconozco cuando la veo“, y esta sentencia puede aplicarse igualmente al sexismo, cuyas fronteras fluctúan, más allá de los casos evidentes.

En los años 60-70, poder llevar una minifalda (es decir, que una mujer pueda vestirse como quiera) fue motivo de lucha del movimiento de liberación de la mujer. Hoy día, bajo el barniz ideológico de una supuesta defensa de la mujer se oculta el tradicional rechazo de la cultura judeocristiana a la exposición pública del cuerpo femenino, el estigma de la Iglesia medieval que considera la sexualidad algo sucio y la convirtió en un tabú sobre el que no puede hablarse abiertamente. El mismo tabú que da lugar a la miseria sexual, y sienta las bases de la existencia de la prostitución.


DERECHOS Y EXPLOTACIONES

Frente a la identifación de la prostitución con esclavitud de un amplio sector del feminismo, en las últimas décadas ha surgido un fenómeno global tan singular como inesperado: prostitutas que se rebelan contra el estigma, se declaran feministas y se organizan para defender su derecho a acceder al sistema de seguridad social y cotizar para recibir una pensión. Enarbolando el lema “My body, my business” (Mi cuerpo, mi negocio), las prostitutas feministas reclaman el derecho a usar su cuerpo como las dé la gana, y denuncian que el feminismo abolicionista pone en peligro sus vidas, al querer llevarlas a la ilegalidad, además de intentar forzarlas a integrarse en un mercado laboral precariezado. La izquierda de países como EEUU, Canadá, Irlanda, Reino Unido o Australia amplios sectores han declarado abiertamente su apoyo a la lucha por los derechos de los trabajadores y trabajadoras sexuales.

Y es que es innegable que la pretensión de imponer un modelo sexual por medios represivos es indefendible desde una perspectiva humanista, además de irracional: no hay ejemplo en la historia de un sistema social, religioso o político que haya logrado abolir la prostitución, de la misma manera que no se conoce sociedad alguna en la que no haya existido. Más indefendible aún es la pretensión de presentar a la mujer como un ser débil, una víctima que hay que proteger, como plantea el feminismo abolicionista. Basta escuchar las voces de las prostitutas mismas y los datos de que se dispone sobre la prostitución para darse cuenta de que sólo una minoría (1 de cada 7) es víctima de las redes de trata de blancas, algo que no es prostitución sino, lisa y llanamente, esclavitud.

Usar el cuerpo para obtener beneficio económico en el contexto de un sistema económico basado en la injusta distribución de la riqueza ha sido siempre un medio de la mujer para mejorar sus condiciones de vida. Así ha sido en Occidente, como explica Silvia Federici, así lo utilizaron las mujeres de la tribu de Ouled Nail, en el Sahara, y así es hoy en Asia, donde las prostitutas son mujeres que prefieren vender su cuerpo a trabajar en un taller textil en condiciones infrahumanas, por un salario mísero y la amenaza constante de la muerte en accidente laboral o ser violada por un capataz. Y en Europa la situación no es muy diferente: “mejor puta que trabajar en un McDonalds”, dice una prostituta española, o “prefiero ser puta que trabajar 40 horas a la semana en una fabrica”, declara una prostituta francesa. Recientes estudios las dan la razón, como demuestra el elevado porcentaje de trabajadoras de la limpieza que sufren cáncer debido a su contacto continuo con sustancias químicas, en un sector tradicionalmente femenino y mal pagado.

Sabrina Valisce, una de las voces más reconocidas contra la
despenalización del comercio sexual
Pero esto no es toda la historia. Aunque sus argumentos deslegitimizan –con razón- el discurso victimista del abolicionismo, la lucha para acabar con la ilegalidad y el estigma no deben impedir un análisis crítico de los resultados de la legalización, y para ello nada mejor que atender al caso de Nueva Zelanda, el primer país en legalizar la prostitución. Sabrinna Valisce, ex-prostituta que se destacó en la lucha por acabar con la prohibición en Nueva Zelanda, se ha convertido hoy en una de sus principales críticas; rechazar el abolicionismo que hoy defiende no es motivo para no escuchar su crítica, muy distinta de las ideólogas burguesas del feminismo abolicionista que en su inmensa mayoría nunca han formado parte del mundo de la prostitución. Según Valisce, “la despenalización distanció a las trabajadoras y propició una competencia feroz que antes no existía” mientras que “Los burdeles implantaron rápidamente la tarifa ‘todo incluido’, por la que las prostitutas estaban obligadas a hacer todo lo que sus clientes deseaban”.

En otras palabras: la salida de la ilegalidad dio paso a la normalización neoliberal de la prostitución. Y no solo eso. La escritora feminista Gloria Steinem ha advertido que normalizar el concepto de “trabajo sexual“ podría dar lugar a que el Estado neoliberal pudiese obligar a quienes reciben ayudas a aceptar ofertas de trabajo en el sector sexual, bajo la amenaza de, en caso contrario, perderlas.

Y hay que tener en cuenta también que, como todo oficio, la prostitución tiene una estructura piramidal: frente a quienes aseguran que los ingresos que se pueden ganar son muy superiores a los de otros trabajos, la realidad es hay grandes diferencias entre una minoría de clase media/alta dedicada a la prostitución de lujo, y una mayoría de prostitutas de clase baja que trabajan están sometidas a una competencia brutal que hunde los precios a la baja, como nos recuerda Valisce. De manera paralela a la lucha por su acceso a la seguridad social, a una pensión digna y a que se acabe la discriminación fruto del estigma, el sector más activista de las prostitutas, tan enemigo de los “chulos” como las abolicionistas, busca medios para asegurarse que nadie se quede con el dinero que ganan con su cuerpo, y para ello se han puesto en marcha prostíbulos autogestionados en Ámsterdam, cooperativas de servicios sexuales en Ibiza, cooperativas de ahorro comunitario, que tienen una amplia difusión por todo el mundo o incluso un banco en la India, que ha mejorado notablemente la situación de las prostitutas, al permitirlas comprarse casas, pagar los estudios de sus hijos, o poderse pagar operaciones médicas.

REFLEXIONES FINALES

En definitiva, este corto repaso de un tema enormemente complejo como es la prostitución pretende poner de manifiesto varios puntos:

Apoyar el abolicionismo es apoyar una distopía represiva y puritana que reproduce el estigma medieval y judeocristiano.

Pretender negar a la mujer el derecho a decidir de manera consciente si usa su cuerpo para ganar dinero es contrario a la defensa de los derechos del individuo.

La prostitución no puede desaparecer mientras exista una de las causas que dan lugar a su existencia: las desigualdades económicas, fruto de una injusta distribución de la riqueza, que impiden tomar libres decisiones sobre nuestras vidas.

Por último, la prostitución existe debido a la miseria sexual de un modelo de sociedad de carácter autoritario, que fomenta una moral sexual represiva y puritana. ¿No merece la pena luchar por un modelo de sociedad más justo y libre en lugar de favorecer un modelo social y sexualmente represivo?

(Fuente: http://revistaamoryrabia.blogspot.com.es/)